Desafío soberanista

La marcha independentista en Madrid fracasa en su intento por presionar al Supremo

La Policía cifra en 18.000 los manifestantes en la marcha secesionista cuando los organizadores esperaban cerca de 50.000

El independentismo catalán llena de esteladas el centro de Madrid
El independentismo catalán llena de esteladas el centro de Madrid

La manifestación en Madrid abanderada por el presidente de la Generalitat Quim Torra e impulsada por más de sesenta colectivos independentistas catalanes contra el juicio del procés se ha quedado a medias en su intento de 'sacar músculo' para presionar al Tribunal Supremo.

"Autodeterminación no es delito" y "Democracia es decidir" han sido los lemas de esta marcha que ha partido de Atocha y que ha concluido en la plaza de Cibeles. De ella han participado miles de personas procedentes de Cataluña que llegaron a la capital en cerca de 500 autocares y una quincena de trenes AVE. Aún así, según la Delegación de Gobierno, el número de asistentes fue de 18.000 frente a los 25.000 previstos por la Policíay los 50.000 anunciados por los organizadores, quienes no obstante aseguran que de la marcha participaron hasta 120.000 personas.

La cantidad de gente movilizada, en cualquier caso, ha sido suficiente para copar las varias manzanas del Paseo del Prado que median entre Atocha y Neptuno. Los autocares han precisado de en torno a dos kilómetros de territorio para aparcar. El cordón de seguridad en torno a la manifestación ha provocado numerosos atascos en todo el centro de la capital de España, aunque es de notar que la marcha se ha desarrollado sin incidentes de violencia reseñables

Muchos de los participantes han acudido a la protesta con banderas esteladas. También urnas transparentes y carteles, la mayoría con lemas en catalán, con mensaje como "Som republica, repub of Catalonia", "No hay justicia" y "Libertad presos y exiliados políticos". También se han colado banderas de Euskadi, Andalucía y Galicia, y de países extranjeros, como Italia o Uruguay.

Poco antes de iniciar la marcha, el presidentede la Generalitat, Quim Torra, ha atendido a los medios para dar una pequeña declaración: "Escucha España el canto por la libertad. Escucha España que no hay luchas pequeñas. Escucha España y aprovecha la ocasión de democratizarte. Nosotros seguiremos defendiendo nuestros derechos y libertades, los derechos humanos y el de la autodeterminación. Hoy más que nunca desde Madrid, enviamos un abrazo fundido a nuestros compañeros. Denunciamos este juicio de la vergüenza".

"Demostración contundente y cívica"

Paralelamente, también ha dicho presente el republicano y  presidente del Parlament, Roger Torrent, que ha definido la protesta de este sábado como "una demostración contundente, pacífica y cívica, democrática, de dignidad colectiva". "Uno puede ser independentista o no, estar a favor o totalmente en contra", pero apoyar igualmente la manifestación, porque "lo que se está produciendo es una acusación a los derechos fundamentales", ha insistido el presidente del Parlament.

Además de Torra y Torrent han estado presentes otros miembros del Govern, como la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, y la titular de Cultura y próxima número dos de la lista de JxCat al Congreso en las elecciones generales del 28-A, Laura Borràs. También han estado las consejeras de Salut y de Agricultura, Alba Vergés y Teresa Jordà; y representantes de Esquerra Republicana encabezados por los diputados en el Congreso y candidatos de Esquerra a las elecciones españolas, Gabriel Rufián y Carolina Telechea, y la candidata republicana a las europeas, Diana Riba.

Según los organizadores, también se han desplazado desde Galicia, Castilla y León, Andalucía, Euskadi y Asturias numerosas personas que integran los más de sesenta colectivos sociales, organizaciones del 15-M y entidades republicanas que, además de ANC y Òmniun Cultural, han convocado la protesta, en pleno juicio a los líderes encausados por el 1-O.

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Plauzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, han denunciado, por su parte, que el juicio del Tribunal Supremo al procés es una "vergüenza democrática" y han pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que inste a la Abogacía del Estado a que retire los cargos contra los líderes soberanistas.

"Dentro de la Constitución, todo"

"Dentro de la Constitución todo, fuera de ella nada", ha vuelto a ser la respuesta del Gobierno de Pedro Sánchez tras la manifestación.El Ejecutivo ha vuelto 'tender' la mano al diálogo, aunque dentro del marco constitucional.

"El Gobierno siempre ha sido firme, ofreciendo diálogo para garantizar la convivencia entre catalanes y entre todos los españoles. El Gobierno siempre ha mantenido una voluntad sincera de solucionar el problema en Cataluña", han esgrimido desde Moncloa. "Ha construido (el Gobierno) un camino donde no había camino. La Constitución es el marco para unir a los catalanes".

"La misma democracia que proteje la libertad de quienes se manifiestan hoy (este sábado), es la que juzga a quienes se saltan sus normas. La democracia y sus normas tienen que ser igual para todos y para todo", han zanjado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba