Política

La imputación del tesorero de IU, la pieza que amenaza con reventar el 'caso Neurona'

El jefe de finanzas de IU, Carlos García Ramos, se quejó a Garzón porque en los contratos con la consultora de Juan Carlos Monedero aparecía el CIF de Unidas Podemos 

Irene Montero, Alberto Garzón y Pablo Iglesias
Irene Montero, Alberto Garzón y Pablo Iglesias EFE

El pasado viernes el juez Juan José Escalonilla que instruye la causa sobre los contratos de Podemos con la consultora Neurona pidió al responsable de finanzas de Izquierda Unida, Carlos García Ramos, que declare en condición de investigado. García Ramos fue uno de los primeros dirigentes que “se quejó” cuando se redactaron y firmaron los contratos con la empresa vinculada a Juan Carlos Monedero, aseguran en Podemos. Trasladó su queja a Alberto Garzón, quien reprochó a los líderes de Podemos que firmaran los documentos con el CIF de la coalición Unidas Podemos.

El papel de García Ramos en el asunto Neurona puede ser clave. Como desveló Vozpópuli en diciembre del año pasado, miembros de la cúpula de Izquierda Unida manifestaron sus dudas internamente sobre el contrato firmado con la consultora activa en Venezuela y Bolivia. El Gobierno boliviano acababa de imputar a la consultora Neurona por presunta corrupción, y los dirigentes de IU temieron que el Tribunal de Cuentas destapara las “facturas falsas” de los contratos en España.

IU sabía entonces que el Tribunal de Cuentas había pedido más documentación a Unidas Podemos sobre los contratos. Esos papeles los firmaban el tesorero de Podemos, Daniel De Frutos, ya imputado, y el responsable de IU, García Ramos. Según varias fuentes consultadas tanto de IU como de Podemos, “Garzón se enfadó mucho, porque estaban utilizando el CIF de la coalición y no el de Podemos”.

Juan Carlos Monedero
Juan Carlos Monedero Europa Press

"No lo veía claro"

Este extremo es muy importante, comentan en las entrañas de ambas formaciones, porque ubica a García Ramos como una persona que puede tener mucho interés en no ensuciarse las manos. En definitiva, que acabe “cantando”, tal y como afirman fuentes de Unidas Podemos. “Él no lo veía claro”, argumentan algunos hablando de García Ramos, para añadir que no es improbable que “vaya a pagar por culpa de De Frutos”. “Debería declarar que todo lo cocinó Podemos al margen de IU”, afirman.

La queja de los dirigentes de IU se produjo, según las fuentes consultadas, en verano de 2019. Es decir, antes de que Bolivia activara su investigación. En opinión de varios dirigentes del partido de Garzón, el dinero entregado a Neurona correspondía a un plan de Monedero y otros miembros de la cúpula morada de "hacer negocio". Cuando Garzón manifestó sus dudas sobre la operación, aseguran fuentes de Podemos, fue ninguneado por Irene Montero. “Le envió directo a su despacho”, detallan.

El próximo mes de noviembre, Escalonilla también escuchará al jefe de campaña electoral Juanma del Olmo, la gerente de Podemos, Rocío Val, y al tesorero De Frutos. El juez ha descartado seguir investigando el caso de la llamada caja b, pero sigue analizando los contratos de Neurona.

Podemos entregó más de 300.000 euros a esta empresa mexicana que desembarcó en España sin trabajadores. La sospecha es que haya actuado como empresa pantalla y puente para recibir y enviar dinero a otros lugares, incluso fuera de España. Es decir, como instrumento de financiación ilegal de Podemos.   

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba