Elecciones generales 2019 Iglesias esconde el referéndum catalán en la campaña para frenar su caída

Podemos evita incluir su propuesta de consulta “pactada” en el programa resumido para las elecciones y el líder no hace alusiones a ella en su mitin en Barcelona

Pablo Iglesias presenta el programa de Podemos en Madrid
Pablo Iglesias presenta el programa de Podemos en Madrid efe

Podemos se une al PSOE y quiere que el tema catalán no salpique la campaña electoral para los comicios del 28 de abril. El partido de Pablo Iglesias ha evitado incluir en su programa en papel todo tipo de referencia al referéndum en Cataluña. Y en el mitin de Barcelona del pasado sábado obvió el asunto, aunque sí habló de “presos políticos” y pidió “diálogo” para buscar otro “encaje” para Cataluña a nivel estatal.

El líder de Podemos está apostando por un discurso enfocado a los temas sociales: subida de alquileres, contratos precarios, evasión fiscal y banco público. Estos son los ejes que los responsables de la campaña electoral del partido morado quieren trasladar a los votantes. Y de momento han decidido dejar en segundo plano la propuesta de un referéndum en Cataluña que incluya la opción de la autodeterminación, tal y como el propio Iglesias defendió en una reciente entrevista televisiva.

En Podemos son conscientes del bajo atractivo de defender una consulta vinculante y con la posible pregunta sobre la secesión en regiones clave como las Castillas, Andalucía, Extremadura y la Comunitat Valenciana. Aquí Podemos se jugará muchos escaños, con el peligro de verse adelantado por Vox, que en cambio hace del asunto catalán su punta de lanza electoral.  

En las 97 páginas de la libreta que resumen las propuestas más relevantes para el nuevo curso, no comparece la consulta en Cataluña. Y eso que el programa electoral general de Podemos que circula por Internet hace referencia a esa propuesta, aunque la relega al final del documento y de manera ambigua. Desaparece la palabra autodeterminación y no se detalla si la fórmula de esa consulta es la cerrada, con un “Sí o no”, o la abierta, con una o dos preguntas, tal y como propuso en su día Artur Mas.

Un "referéndum pactado"

El epígrafe dedicado al referéndum en el programa en Internet se titula Resolución democrática del conflicto catalán, y reza: “La gestión viable del conflicto en Cataluña pasa por construir un proceso de reconciliación que permita el diálogo y llegar a acuerdos. Apostamos por un referéndum pactado en el que Podemos defenderá un nuevo encaje para Cataluña en España”.

Al igual que Podemos, el PSOE está intentando que el tema catalán se quede escondido en esta campaña electoral. En las 110 preguntas de su programa, el partido liderado por Pedro Sánchez no hace ninguna mención a la cuestión catalana ni en cómo resolverla.

El pasado sábado, en su primer mitin de precampaña en el Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Iglesias incidió incluso en que su número uno en Cataluña, Jaume Asens, es contrario a la independencia. "Asens no quiere la independencia, va a Madrid porque tiene capacidad de escucha", dijo Iglesias, a la vez habló de la necesidad de negociar con los separatistas, pero sin aplicar el artículo 155: “Diálogo, diálogo, diálogo”, señaló.

Constitución de 1978

Una novedad si se piensa que Asens es considerado por miembros de Catalunya en Comú como un activista muy cercano al sector separatista, y que esa afinidad le ha restado apoyos en esos días.

Cabe destacar que Iglesias fue quien trató con más énfasis con los independentistas (PDeCAT y ERC) para que no tumbaran las cuentas de Sánchez. El líder de Podemos intentó que la crisis del relator no acabara en un adelanto electoral. Habló con Quim Torra y Carles Puigdemont para que evitaran el cuanto peor, mejor. Pero todo fue inútil. Pero ahora Iglesias y los suyos saben que el tema catalán puede manchar su propuesta.

En la situación actual de caída en los sondeos (ninguna encuesta vaticina que confirme el resultado de 2016, aunque Iglesias aseguró que todo está por escribir), la formación morada prefiere apostar por un esquema inédito. Se muestra como un partido “maduro” y capaz de gobernar sin romper los cimientos de la España democrática.

Ayer, Podemos sorprendió incluso rescatando la Constitución de 1978. La misma que en su día los jóvenes indignados pusieron en su diana para lanzar el “cambio”. Ahora, sin embargo, Podemos reprocha la supuesta falta de cumplimiento de algunos artículos de la Constitución, y difundirá su programa electoral en un formato copiado del texto de la carta constitucional publicada por el Congreso de los Diputados. Pero sin referencia alguna a un referéndum en Cataluña. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba