Elecciones 10-N

Podemos cae a 35 diputados pero logra salvar los muebles tras la llegada de Más País

El partido de Pablo Iglesias alcanza su peor resultado desde 2015 y pierde peso en la negociación con Pedro Sánchez. La nueva suma para un gobierno de centroizquierda se complica

Pablo Iglesias el 10 de noviembre de 2019 en Madrid
Pablo Iglesias el 10 de noviembre de 2019 en Madrid Efe

Podemos pierde siete diputados con respecto a las últimas elecciones generales de abril, cuando obtuvo 42 escaños, pero logra salvar los muebles gracias a un total de 35 parlamentarios. De esa manera el partido de Pablo Iglesias se mantiene como formación esencial en los equilibrios de un posible cogobierno con el PSOE (120) y Más País (3), aunque con un menor poder de negociación. ERC seguirá siendo clave para desbloquear una investidura de un gobierno de centroizquierda, además de otros partidos como BNG, Teruel existe y el partido regionalista de Cantabria. Iglesias ha vuelto ha pedir una coalición "proporcional" al PSOE.   

Podemos resiste sobre todo en Andalucía, Madrid y Cataluña. Mientras que confirma su ausencia en regiones como las Castillas y Extremadura. Con respecto a las últimas elecciones, Podemos pierde diputados en Málaga, Cádiz, Vizcaya, Huelva, Las Palmas, Alicante y el sexto en Madrid. En Barcelona, Podemos pierde un escaño, pero gana otro en Gerona. El dato positivo para Iglesias es que alcanza el umbral de los 35 escaños, el número de diputados que la dirección considera esencial para mantener cierto poder institucional (permite exigir un referéndum constitucional en el caso de una reforma de la ley de leyes), tal y como adelantó Vozpópuli.

Resultados de Podemos desde 2015
Resultados de Podemos desde 2015 Clara Rodríguez

Coalición "proporcional" con el PSOE

Tras conocerse los resultados, el candidato de Podemos se ha mostrado serio: “Las elecciones han servido para que la derecha se refuerce y tengamos una de las extremas derechas más fuertes de Europa”, ha atacado. Para el líder morado, el horizonte “necesario” es volver a hablar de coalición con el PSOE, respetando la “proporcionalidad” de los resultados electorales. Los “ejes” del futuro cogobierno serán para Podemos los “artículos sociales” de la Constitución. 

“He escrito a Pedro Sánchez. Le he dicho que creo que el resultado de estas elecciones no es bueno, ni para el PSOE ni para nosotros. Le he transmitido que lo de abril era una oportunidad histórica, pero ahora es una necesidad histórica”, ha afirmado Iglesias, añadiendo que si Sánchez se decanta por buscar un acuerdo con el PP “decepcionaría a los votantes de izquierda”. “Vamos a dejar los reproches atrás y estamos dispuestos a negociar a partir de mañana”, ha agregado Iglesias.

"Espero que Sánchez rectifique"

“Pensaron que íbamos a salir destruidos”, ha añadido Iglesias. Y ha sostenido que los resultados de esta noche “harán reflexionar” a Sánchez. “Espero que Sánchez rectifique. Rectificar es de sabios”, ha argumentado, para después enviar un mensaje a Íñigo Errejón, quien según Alberto Garzón de IU ha sido el responsable de la pérdida de algunos escaños de Podemos: “Conozco a Íñigo Errejón, sé que hoy es probablemente el día más difícil de su vida y le mando un abrazo solidario”, ha lanzado.

Garzón ha vinculado la caída de Unidas Podemos a la fragmentación de la izquierda. Y ha calificado de “gran irresponsabilidad” la repetición de las elecciones, que ha achacado a Sánchez y a un “cálculo partidista pensando que se obtendrían unos buenos resultados a costa de contribuir a la crispación”. “El PSOE ha pensado en el corto plazo errando su cálculo”, ha incidido Garzón, reivindicando la respuesta de Unidas Podemos en un contexto de dificultad: “Hemos perdido escaños, pero sabemos cuáles eran las dificultades. Hemos resistido en unas condiciones que eran hostiles”.

La plana mayor de Podemos, por otro lado, logra mantener su escaño. Rafa Mayoral en Madrid y Pablo Echenique en Zaragoza entran en el Congreso. También mantienen el cargo de diputados Alberto Rodríguez y Gloria Elizo

Una mayoría difícil

Hace tan solo tres años, cuando Podemos anhelaba el sorpasso al PSOE, logró 72 diputados. En el pasado mes de abril, bajó a 42, y ahora logra 35 escaños. Se trata de una caída notable para un partido que en su día aspiraba a “asaltar los cielos”. Ahora los de Podemos pueden agarrarse al clavo ardiendo de una coalición de gobierno con Sánchez. Pero el encaje aritmético es más complicado. PSOE y Podemos necesitarán para superar la investidura a los diputados de Más País, además de seis formaciones menores como el partido de Revilla, Teruel existe, los gallegos del BNG, entre otros, para alcanzar al menos los 170 diputados. 

El PSOE pasa de 123 a 120 escaños. Aun así, sigue siendo el partido ganador de los comicios y el que tiene que liderar las negociaciones a partir del 11 de noviembre. Los equilibrios de fuerza quedan casi intactos, aunque el viacrucis de Iglesias no ha terminado: el candidato de los morados sabe que si no entra en el próximo Ejecutivo su liderazgo está en peligro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba