Pablo Iglesias plantea a Pedro Sánchez un cambio de postura para desbloquear la situación de parálisis en las negociaciones entre Podemos y PSOE, con el debate de investidura el próximo 22 de julio en el horizonte.

En un artículo publicado en La Vanguardia, el líder de la formación morada mantiene su propuesta de un gobierno de coalición con los socialistas, pero se abre a "revisar" su posición en caso de que esta opción sea tumbada por el Congreso en julio.

"Pedro Sánchez me ha dicho, todas las veces que hemos hablado durante el mes de junio, que apostaría por un gobierno de coalición con nosotros si sus diputados y los nuestros sumaran mayoría absoluta en el Congreso", sostiene Iglesias, y añade: "Al no sumar juntos esa mayoría, me ­decía el presidente, sería casi imposible lograr los apoyos suficientes para sacar adelante la investidura".

Bajo esta premisa, Iglesias ofrece a Sánchez intentar la propuesta defendida por su partido en el primer debate de investidura, y si,  como mantienen los socialistas, esa opción no sale adelante, "nosotros nos comprometemos a revisar nuestra posición".