Política

Iglesias arropa al exvicepresidente de Bolivia mientras el Gobierno normaliza la relación con el Ejecutivo interino

El vicepresidente segundo del Gobierno acudirá a una charla sobre 'Reaccionismo y fascismo en el siglo XXI' junto a Álvaro García Linera

Pablo Iglesias en un acto del partido
Pablo Iglesias en un acto del partido Europa Press

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, arropará este miércoles al exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera en una charla sobre 'Reaccionismo y fascismo en el siglo XXI' mientras que el Ejecutivo de Pedro Sánchez prepara el terreno para normalizar la relación con el gobierno interino boliviano.

El también ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 asistirá este jueves a una charla en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense "sobre los claroscuros históricos y los monstruos que surgen de ellos mientras tarda en aparecer el nuevo mundo", según ha explicado el vicepresidente en redes sociales.

Junto a Pablo Iglesias, intervendrá Esther del Campo, la decana de la facultad, y Álvaro García Linera, investigado por la Fiscalía Departamental de La Paz junto al expresidente de Bolivia Evo Morales por "delitos electorales", tras una denuncia presentada por el expresidente boliviano Carlos Mesa y principal rival de Evo Morales en las elecciones de octubre.

Este encuentro tiene lugar cuando el Gobierno de Pedro Sánchez trata de normalizar la relación con el gobierno interino de Jeanine Añez tras el incidente diplomático del pasado mes de diciembre en el que se vieron envueltos dos diplomáticos españoles que se reunieron con la embajadora de México en Bolivia.

En este marco, este mismo martes se ha celebrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación una reunión técnica con el diplomático al que las autoridades bolivianas han designado como su encargado de negocios en España, Gualberto Rodríguez, ex viceministro de Exteriores boliviano que hace ya dos meses fue designado por las autoridades interinas como encargado de negocios en Madrid.

Asimismo, este domingo la ministra española de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, se reunió en Montevideo con su homóloga boliviana, Karen Longaric.

"Acordamos iniciar proceso para normalizar nuestras relaciones", escribió González Laya en su cuenta de Twitter. Ambas se encontraban en Uruguay con motivo de la toma de posesión del nuevo presidente, Luis Lacalle Pou, al que la ministra española acompañó al Rey Felipe VI.

Por el momento no hay fecha para que esa voluntad se traduzca en un retorno a Bolivia del embajador español, que se encontraba fuera cuando sucedieron los incidentes y al que el Gobierno decidió mantener en Madrid. En diciembre de 2019 tampoco había embajador de Bolivia en España, porque el Gobierno interino de Jeanine Añez había cesado al nombrado por Evo Morales.

Incidente en la embajada de México

La relación entre los dos países, si bien nunca ha llegado a romperse, se tensó a raíz de un incidente el pasado 27 de diciembre, cuando dos diplomáticos españoles visitaron a la embajadora de México en Bolivia, que llevaba días denunciando hostigamiento de las autoridades interinas bolivianas por acoger en su residencia a colaboradores del expresidente Evo Morales.

El incidente derivó en la expulsión de los dos diplomáticos españoles y, en respuesta, de tres diplomáticos bolivianos en España. Exteriores realizó una investigación cuyas conclusiones fueron muy duras con las autoridades interinas bolivianas, a las que se atribuye "diversas infracciones a la Convención de Viena".

"Si bien no hay pruebas tangibles de que el incidente fuera orquestado deliberadamente sí hay indicios de ello y sí hay pruebas de que no se protegieron la integridad y la libre movilidad de agentes y vehículos con placa diplomática", relató González Laya ante la Comisión de Exteriores del Congreso.

Al Gobierno español le molestó mucho la filtración de fotografías y documentos de policías españoles y que las autoridades bolivianas diesen "pábulo a noticias falsas" y no dieran ninguna muestra de voluntad de "desescalar" la crisis.

En el mismo comunicado que hizo público sobre la investigación, Exteriores también destacó que "durante la etapa de crisis institucional y conmoción social provocadas por las denuncias de irregularidades en las elecciones del pasado 20 de octubre, España ha trabajado con el único propósito de contribuir a la pacificación del país y a que los ciudadanos bolivianos puedan expresar su voluntad en las urnas con garantías democráticas".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba