Corrupción

La condena de un subordinado sitúa al sindicalista Villa con un pie en prisión

La Audiencia de Asturias sentencia a dos años de cárcel a Pedro Castillejo mientras está pendiente el fallo contra del jefe histórico del SOMA-UGT, José Ángel Fernández Villa, a quién el fiscal le pide cinco años

El histórico sindicalista Fernández Villa (c),  en Rodiezmo (León) entre Guerra y Zapatero
El histórico sindicalista Fernández Villa (c), en Rodiezmo (León) entre Guerra y Zapatero

El primer domingo de septiembre la UGT asturiana, en concreto el entonces todopoderoso Sindicato Obrero Minero Asturiano (SOMA-UGT), con miles de afiliados liderados por José Ángel Fernández Villa, considerado entonces un prócer en las cuencas mineras asturianas y leonesas, mostraba su músculo político. Y lo hacía en concreto en la pequeña localidad leonesa de Rodiezmo, en la que los socialistas daban el pistoletazo de salida al curso político.

A Rodiezmo estaban obligados a ir todos los socialistas que querían despuntar en la política, ya que sus líderes, desde Felipe González a Alfonso Guerra y el propio José Luis Rodríguez Zapatero, que como leonés revitalizó la tradición socialista, acudían a darse un baño de masas entre fervientes ugetistas que también tenían el carné del PSOE.

Y en todas las fotos, al lado de los secretarios generales socialistas, se podía ver a la misma persona: el secretario general del SOMA-UGT, José Ángel Fernández Villa, el líder del mayor granero de votos en Asturias, comunidad en la que gobernó el PSOE de forma ininterrumpida hasta la victoria en 1995 de Sergio Marqués (PP).

434.158 euros

Sin embargo, este verano de 2018, y sobre todo en el actual mes de septiembre, lejos de protagonizar el inicio del curso político en Rodiezmo, el SOMA-FITAG-UGT se ha visto obligado a acusar a su líder histórico de saquear a la organización que presidió durante décadas, a la que cargó 434.158 euros de sus gastos personales.

El juicio celebrado en julio pasado contra Fernández Villa, que se vio interrumpido en numerosas ocasiones por los continuos ingresos hospitalarios del exsenador socialista, se desgajó de la causa contra el también líder de UGT en Asturias Pedro Castillejo, subordinado de Fernández Villa, y que ha sido condenado a dos años de cárcel por saquear 115.000 euros desde su puesto de secretario general de la Fundación Infide, perteneciente al SOMA-UGT.

La sentencia, de dos años de cárcel, rebaja un año la petición de la Fiscalía, que era de tres años, y destaca que Pedro Castillejo cargó a la Fundación del SOMA sus gastos personales: "Bien a través de reintegros obtenidos en efectivo, con la tarjeta de débito, disposiciones por caja o pagos con las tarjetas de crédito no hizo frente a gastos de la Fundación, sino a los suyos propios, y ello a lo largo de varios años, desde 2004 a 2013".

Cinco años de cárcel

Esta sentencia contra Castillejo apunta a que su máximo jefe, Fernández Villa, quién según la Fiscalía ejercía una posición de "dominio absoluto" en el sindicato, podría ser objeto de una mayor condena, habida cuenta de que la Fiscalía asturiana pide para Villa cinco años de cárcel y una multa de diez meses a 150 euros diarios, además del reintegro al SOMA de 434.158 euros.

La petición del ministerio público es más dura con Fernández Villa, ya que considera que era realmente la persona que tomaba todas las decisiones en el sindicato, y no su subordinado Castillejo: "Nombraba el personal directivo del sindicato, decidía la contratación o cese de personal y cualquier decisión de mínima relevancia era asumida por el mismo", especifica la Fiscalía sobre Fernández Villa, que en el juicio aseguró tener una enfermedad mental, a la que se refirió como "un confusionismo extremo". 

El fallo contra Villa podría conocerse previsiblemente en otoño, ya que pese a que se celebró un único juicio contra Castillejo y Fernández Villa, la sentencia sobre el primero se resolvió de forma independiente a la de su exjefe, ya que mientras la vista oral del exresponsable del Infide quedó lista para sentencia el 3 de julio, la de Villa no concluyó hasta el 25 de julio por su ingreso hospitalario.

Por otra parte, en marzo de 2017 Fernández Villa, que regularizó 1,2 millones en la amnistía fiscal del PP, fue imputado por el desvío, apropiación y ocultación de fondos públicos, obtenidos por medio de una subvención concedida en el año 2009 por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras al Montepío de la Minería Asturiana.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba