Política

Italia inmoviliza el Open Arms por "anomalías graves" de seguridad

El barco humanitario ya estuvo bloqueado más de 100 días en Barcelona por motivos de seguridad

El Open Arms en el puerto de Empedocle (Sicilia).
El Open Arms en el puerto de Empedocle (Sicilia). EFE

Tras los exámenes realizados al Open Arms en el puerto de Empedocle (Sicilia), la Guardia Costera italiana ha decidido inmovilizar de manera "inmediata" el barco humanitario al detectar "anomalías graves".

Sobre el buque, además, pesa una orden de secuestro dictada por la Fiscalía.

Después de que el Open Arms atracase el pasado martes en el puerto de Lampedusa para desembarcar a los migrantes, varios efectivos de la Guardia Costera han procedido hoy jueves a inspeccionar el barco.

Las "anomalías graves" detectadas son "relativas a la seguridad de la navegación, al respeto de la normativa en materia de protección del ámbito marino y al entrenamiento y familiaridad de la tripulación con los procedimientos de emergencia", según la Guardia Costera.

Dichas anomalías implican "el inmediato cierre administrativo" del barco, a la espera al menos de que se subsanen "las irregularidades técnicas y operativas" detectadas durante la inspección, apunta el comunicado al que ha tenido acceso Europa Press.

Open Arms

El buque que utiliza la ONG Proactiva Open Arms es un remolcador de altura de 37 metros de eslora, procedente de Salvamento Marítimo, que fue donado a la organización por el Grupo Ibaizabal (una naviera vasca) en 2017. De ahí que en la popa del barco aparezca el nombre de Bilbao, ya que la capital vizcaína sigue siendo el puerto base de la embarcación.

El Open Arms es el tercer barco que emplea la ONG española. El primero fue el velero Astral, que en 2016 fue remplazado por el Golfo Azzurro, un pesquero con capacidad para 400 personas.

Más de tres meses bloqueado en Barcelona

El Open Arms permaneció más de 100 días bloqueado en el puerto de Barcelona después de que Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento, le denegara en enero la autorización para abandonar el puerto.

La decisión de impedir que zarpase se basó entonces en el cierre de los puertos de Italia y Malta y en motivos de seguridad por las condiciones del remolcador para recorrer largas distancias ante el cierre de las fronteras más próximas en caso de rescate. Un "proceso administrativo", señalaron desde el Gobierno.

Ahora es Italia la que vuelve a inmovilizarlo por "anomalías graves".

Carmen Calvo puso en duda las condiciones del barco 

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, cuestionada por su gestión de la crisis del Open Arms, advirtió en julio a la organización de que si retomaba los rescates de migrantes que están a la deriva en el mar Mediterráneo podría ser sancionada con multas de hasta 901.000 euros.

Además, Calvo puso en duda las condiciones del buque. "Es un barco que está en las condiciones en las que está. Él lo decía (Óscar Camps). Que no estaba ni en condiciones de navegar a un puerto de Baleares. Tiene licencia para ayuda humanitaria, transporte de víveres, y ese es su cometido", aseguró la vicepresidenta del Gobierno.

Bandera española

Según el derecho marítimo, la bandera determina la autoridad, jurisdicción y protección del Estado sobre los buques bajo su pabellón, así como el ejercicio de sus potestades, algo que pierden en caso de ser retirada. 

El pasado martes, antes de la orden del fiscal Luigi Patronaggio de incautar el barco y proceder al desembarco de los 83 migrantes, el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, ofreció trasladar hasta un puerto español a las personas que seguían a bordo del Open Arms con una embarcación de la Guardia Costera italiana, pero para ello pidió que España retirase la bandera que ondea en el barco humanitario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba