Política

El Govern acusa a Moncloa de romper el diálogo: "Nosotros seguimos en la mesa"

El vicepresident de la Generalitat ha dejado la mano tendida al Gobierno para mantener el diálogo, que hoy ha dejado en 'standby' el diálogo con el separatismo

Pere Aragonès
Pere Aragonès EFE

El Govern de la Generalitat de Cataluña ha acusado este viernes al Gobierno de Sánchez de haber "roto el diálogo" y haber cedido a la presiones "del nacionalismo español, la derecha y la ultraderecha" después de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, haya anunciado que aparcan las conversaciones con el independentismo. "Nosotros seguimos en la mesa", ha dicho el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha comparecido en el Palau de la Generalitat junto a la portavoz del Govern, Elsa Artadi.

"Nosotros dese hace meses nos hemos mantenido en la misma línea; lo que no aceptaremos será que se nos exija que renunciemos a nuestro proyecto político", ha dicho, Aragonès, en referencia a su voluntad de celebrar un referéndum de independencia en Cataluña. Además, Aragonès ha asegurado que cuentan "con el respaldo del 80% de la sociedad catalana" que, dice, apoya "una solución negociada".

El Govern ha comunicado que se va a mantener firme en sus pretensiones. "Nosotros estamos aquí para negociar, no para emitir cheques en blanco", ha dicho.

Por otra parte, Aragonès ha querido desvincular la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de la negociación sobre Cataluña, y ha asegurado que las conversaciones sobre las cuentas públicas corresponden a los "parlamentarios de Madrid".

Declaraciones de Calvo

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha comparecido por sorpresa este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para explicar que el gabinete acababa de debatir durante varias horas, y fuera del orden del día, la profunda crisis abierta por la aceptación del "relator" en la mesa de partidos catalanes; Y transmitir un mensaje claro dirigido a los independentistas pero también a los españoles: "Hasta aquí podemos llegar".

La fuerte presión en contra de PP, Ciudadanos -que han convocado manifestación este domingo en Madrid- pero también de dirigentes y ex dirigentes socialistas como Felipe González, llegando a denunciar la "degradación institucional", ha llevado a Pedro Sánchez a poner pies en pared y romper la negociación; eso sí, ha dicho Calvo, muy molesta por las críticas internas en el Gobierno y en el PSOE hacia su papel: "vamos a seguir en el empeño".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba