La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado este lunes que no le preocupa que sus socios en la Unión Europea le puedan preguntar por el encuentro en el aeropuerto de Madrid-Barajas entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela que tiene vetada la entrada en la UE, Delcy Rodríguez, al tiempo que se ha mostrado dispuesta a aclarar cualquier "duda" que pudiera haber.

"No me preocupa para nada, mis colegas saben cuál es la posición y si alguien en algún momento tuviera alguna duda, pues yo se la podré aclarar", ha indicado González Laya a su llegada a una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas, tras ser preguntada por si temía que alguno de los socios le preguntará por el incidente.

La jefa de la diplomacia española, sin embargo, no ha querido responder a las preguntas de la prensa sobre si coincide con la opinión de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que el viernes dijo que Venezuela "no le importa a nadie", ni si podía confirmar la información publicada por Vozpopuli respecto a que la embajada de Venezuela en Madrid se llevó cerca de cuarenta maletas descargadas del vuelo de Rodríguez en su escala en Barajas.

40 maletas

"Yo no sé de qué maletas estamos hablando", ha zanjado una de las cuestiones, mientras que sobre las declaraciones de Calvo ha pedido remitirse a las palabras de Juan Guaidó, al que solo se ha referido por su nombre, sin definirlo como líder de la oposición ni presidente encargado.

"Sobre Venezuela quiero remitiros a las declaraciones que ha hecho Juan Guaidó, que es quien mejor puede valorar el rol y el papel de España, que él entiende que es muy importante y constructivo", ha concluido.