El Gobierno ha menospreciado la ofensiva judicial de la oposición para evitar que se destruyan las cintas del aeropuerto de Madrid que recogen el encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha asegurado que al Gobierno "no le preocupa en absoluto". Montero ha vuelto a defender la gestión de Ábalos en este episodio que destapó Vozpópuli. Y ha dicho que el titular de Transportes actuó con "generosidad" para evitar un "conflicto diplomático".

"Nos llama poderosamente la atención que el PP esté preocupado por estos entornos, porque entienden que pueden producir un desgaste al Gobierno de forma errónea", ha dicho Montero al término del Consejo de Ministros de los martes. "Los ciudadanos piden que hablemos financiar los servicios públicos". 

"Esta cuestión ha tenido un recorrido irracional para la materia de la que se trataba", ha añadido.

El PP presenta una denuncia

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este martes en una entrevista con esRadio que su partido ha acudido a un juzgado de guardia para impedir la destrucción de las imágenes del aeropuerto, prevista para este jueves.

El PP ha presentado una petición de amparo para evitar que la empresa pública AENA, que gestiona el aeropuerto, elimine las grabaciones de lo que ocurrió en Barajas el pasado 20 de enero.