Política

El Gobierno busca recambio para el embajador en Bolivia tras la crisis

Exteriores decide que Emilio Pérez de Ágreda no regrese a La Paz ante su inminente jubilación. La embajada española sigue descabezada de diplomáticos tras la expulsión de la 'número dos' y el cónsul

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya.
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya. EFE

La crisis diplomática entre España y Bolivia se encona. El Gobierno español ha decidido que el embajador en La Paz, Emilio Pérez de Ágreda, no regrese al país andino ante su próxima jubilación en unas semanas y busca ya un remplazo para él en este delicado destino tras la formación del nuevo Ejecutivo de coalición entre PSOE y Podemos, según informaron fuentes diplomáticas españolas a Vozpópuli.

Pérez de Ágreda ha vivido desde la distancia toda la crisis diplomática. Como muchos otros embajadores, en diciembre se fue de vacaciones de Navidad, con el aliciente de que iba a disfrutar de una luna de miel tras contraer matrimonio recientemente. Después del incidente de la Embajada mexicana, en la que se vieron implicados dos diplomáticos españoles, se puso a disposición del Ministerio de Asuntos Exteriores y siguió de lejos las posteriores expulsiones recíprocas de diplomáticos entre Bolivia y España.

El departamento que entonces dirigía Margarita Robles de forma interina prefirió que el embajador no interrumpiese sus vacaciones ante la apertura de una investigación española para saber qué ocurrió en la visita de cortesía a la residencia de la entonces embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado.

El embajador de España en Bolivia, Emilio Pérez de Ágreda
El embajador de España en Bolivia, Emilio Pérez de Ágreda Embajada de Bolivia

El embajador se encuentra ahora de baja médica, según las citadas fuentes, y cumple 70 años en unas semanas, momento en el que se produce su cese de forma automática. Ante su próxima jubilación, en Exteriores se ha decidido que no retorne a La Paz.

Así las cosas, la Embajada española en la capital boliviana seguirá por tiempo indefinido sin diplomáticos al frente. El canciller -jefe del personal administrativo- quedó encargado de los asuntos corrientes de la misión tras las expulsiones de la encargada de negocios, Cristina Borreguero, y el cónsul, Álvaro Fernández.

Lo previsible es que España nombre primero un nuevo encargado de negocios antes de enviar la solicitud del plácet para un nuevo embajador a las autoridades de Bolivia, que celebrará elecciones presidenciales el próximo 3 de mayo. Dicho nombramiento deberá pasar por el Consejo de Ministros, así que requiere del apoyo tanto del PSOE como de Podemos.

El papel del embajador de Zapatero

Tras la caída del Gobierno de Evo Morales y la posterior huida de este último a México, el Gobierno de Pedro Sánchezenvió a Bolivia al histórico embajador de José Luis Rodríguez Zapatero en La Paz, según supo Vozpópuli en exclusiva.

El diplomático Ramón Santos, embajador en Bolivia entre 2008 y 2013, fue uno de los principales artífices de las excelentes relaciones entre el Gobierno del depuesto presidente Evo Morales y el Ejecutivo socialista de Zapatero y también el de Mariano Rajoy.

Santos estuvo más de dos semanas en Bolivia en el "momento más agudo de la crisis", informaron fuentes del Ministerio a este medio. "Santos estuvo como enviado especial para el refuerzo de la embajada. Se le envió desde el Ministerio para reforzar la Embajada de España en Bolivia. Y no fue la única persona enviada".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba