Política

Moncloa ve "aberrante" el proyecto de Torra para montar una escolta política con Mossos

La portavoz del Gobierno espera explicaciones del jefe de la Generalitat en el Parlament y recuerda la neutralidad política exigida a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno ve "aberrante" el proyecto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, para montar un cuerpo especial de escoltas con Mossos d'Esquadra que se dedique a labores de protección del jefe del Ejecutivo catalán, el consejero de Presidencia y de de los expresidentes autonómicos como Carles Puigdemont

Según ha publicado este viernes El Periódico y avanzó El Mundo, los agentes que se presentan a las pruebas de forma voluntaria están siendo evaluados en entrevistas personales con asesores de la Presidencia de la Generalitat para formar una nueva Área denominada de "Seguridad Institucional". En una primera fase, este órgano sin dependencia directa de la Jefatura de los Mossos se compondría de más de un centenar de agentes y podría llegar a 270 miembros. 

"Ningún grupo policial puede trabajar tras una sombra de perfil ideológico", ha alertado la portavoz del Ejecutivo central en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes.  "No puede haber filtros ideológicos en ningún cuerpo policial. [Los agentes] tienen que trabajar cumpliendo la ley y no servir a ninguna causa ideológica", ha enfatizado.

"Si esta información es así como se cuenta, es aberrante. Lo primero que hay que hacer es pedir explicaciones al Govern y que lo aclare en el Parlament", ha rematado la portavoz del Gobierno. El PSC y Ciudadanos han pedido ya la comparecencia del Consejero de Interior de la Generalitat, Michel Buch; de la Consejera de Presidencia, Meritxell Budó; y del propio Torra. 

"La seguridad del resto de consejeros se sigue llevando desde el Departamento de Interior y no tenemos ningún planteamiento para cambiarlo", ha señalado, por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Bildu debe pedir "perdón"

Por su parte, el Gobierno tacha de "absolutamente inaceptables" los ataques lanzados este miércoles por el diputado de EH BilduJulen Arzuaga en el Parlamento Vasco contra los representantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que asistían al debate de la ley de abusos policiales.

"Bildu tiene cuestiones pendientes que hacer, entre ellas, pedir perdón por los más de 850 crímenes de ETA", ha sentenciado Celaá. El parlamentario del grupo de la izquierda 'abertzale' calificó de "nazis" y "asquerosos" a los representantes de los agentes.

Un "lamentabilisimo incidente", en palabras de Celaá, protagonizado por el partido al que apenas un día antes habían tenido que recurrir para sacar adelante alguno de los últimos decretos aprobados por la Diputación Permanente del Congreso. 

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha llegado a acusar al Ejecutivo de Sánchez de estar blanqueando "a los herederos de ETA" y ha tachado de "indigno y humillante cualquier posible pacto con EH Bildu" mediante el que el partido soberanista podría convertirse en "un socio estable de un posible Gobierno de Pedro Sánchez" tras las elecciones generales del 28 de abril. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba