Política

Las primeras fugas de militantes al ‘partido’ de Errejón alarman en Podemos

A nivel de base hay militantes que se proponen a la plataforma del exnúmero dos. Dirigentes de Podemos asumen que habrá marcas parecidas a la de Más Madrid en toda la Comunidad

Errejón renuncia al acta de diputado pero seguirá militando en Podemos
Errejón renuncia al acta de diputado pero seguirá militando en Podemos EFE

Podemos empieza a sufrir las primeras salidas hacia el “nuevo partido” de Íñigo Errejónen la Comunidad de Madrid. Fuentes de la formación explican que “hay gente de la organización de base” que han anunciado su voluntad de pasar a la plataforma de Más Madrid, lanzada por Manuela Carmena, a la que se sumó Errejón tras renunciar a la marca de Podemos para las próximas elecciones autonómicas. Desde la dirección regional de Podemos recuerdan que "los que se presentan en Más Madrid, Más Leganés, Más Alcalá, etc. ya se sitúan fuera de Podemos".

“Hay gente que se está yendo con Errejón, en Madrid ciudad y en los pueblos. También en ciudades como Alcalá, Leganés, Móstoles, Getafe”, reconocen fuentes conocedoras de estos movimientos. Se trata de las primeras deserciones que está sufriendo el partido de Pablo Iglesias, que trabaja para evitar una sangría de militantes y dirigentes en las semanas clave antes del comienzo de la precampaña electoral. 

Iglesias de momento juega a dos bandas. Por un lado anuncia que buscará el diálogo con Errejón, presionado por dirigentes del partido, algunos afines a él. Pero por el otro no piensa ceder ante el ex número dos del partido, y trabaja para una candidatura propia que con las siglas de Podemos concurra a las elecciones de mayo. Su intención es proponer esa candidatura propia como motor aglutinador de todas las fuerzas y movimientos de izquierdas alternativos al PSOE.

El temor a una sangría

La estrategia es ya “definitiva”, aseguran fuentes de Podemos desde hace días. La dirección nacional ha fijado la directriz y Podemos Madrid, actualmente dirigida por una gestora, cumplirá con las órdenes. La hoja de ruta prevé una convocatoria de primarias y el nombramiento de un cabeza de lista que pueda disputar a Errejón y a los otros candidatos la presidencia de la Comunidad. Muchos aseguran que ya existe un nombre sobre la mesa: se trataría de una persona de la sociedad civil, muy reconocida a nivel de opinión pública.

La apuesta por el diálogo de Iglesias con Errejón tiene según algunos observadores la función de frenar la salida de más militantes y miembros de Podemos hacia Más Madrid. “No son todos, pero Podemos está teniendo una sangría muy importante”, aseguran fuentes de la izquierda madrileña.

De hecho, dirigentes de Podemos no ocultan que se esperan que pronto surjan siglas parecidas a la de Más Madrid en otros municipios de la región. Mencionan ejemplos como Más Móstoles o Más Alcalá, pero mantienen que la prioridad es contener la salida de militantes de base. En cuanto a los dirigentes, aseguran: “Los dirigentes no se van a mover hasta ver cómo termina todo”.

La posición de Izquierda Unida

Por su parte, Errejón y los suyos mantienen un perfil bajo. Saben que hablar en los medios les puede perjudicar. La prioridad de Errejón es evitar pasar como el traidor de la unidad en la izquierda. Y, por ende, caer en la trampa que Iglesias ha construido para él, que consiste en tender la mano para que sean el ex número dos a rechazarla. Por el contrario, tanto los portavoces de Podemos como los de Izquierda Unida se prodigan en las televisiones para explicar su posición y remarcar que no renuncian a su candidatura.

De cara a los nuevos fichajes, el problema de Errejón es evitar que se cuelen personas incómodas. En los pueblos, aseguran varias fuentes, hay mucha gente ofreciéndose para la candidatura del ex número dos de Podemos. Y uno de los escenarios clave de cara a las elecciones de mayo es el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, uno de los municipios más rico de España y gobernado por Izquierda Unida, pero cuyos dirigentes que podrían decantarse por Más Madrid, según fuentes locales.  

Aun así, la situación es muy cambiante. Y la debilidad con la que el Ejecutivo de Pedro Sánchez afrontará los próximos días tendrá inevitables efectos en Podemos. La sombra de un superdomingo electoral el 26 de mayo comienza a sobrevolar sobre las decisiones estratégicas de la formación.

Este lunes, en la habitual rueda de prensa, el secretario de Organización, Pablo Echenique, ha recordado que todavía falta por cerrar el acuerdo con Sánchez. En el caso de que Sánchez no logre el apoyo de Podemos y los independentistas, Iglesias podría aprovechar unas elecciones generales adelantadas para relanzar su futuro en una contienda electoral ya de carácter nacional.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba