Las declaraciones contra Cristina Cifuentes del principal imputado del caso Púnica Francisco Granados ante el juez, a quien acusó no sólo de conocer la financiación irregular del PP, sino de mantener una relación "sentimental" con el expresidente de la Comunidad Ignacio González, quien lleva ya tres meses en prisión por el caso Lezo, han suscitado un debate paralelo en el Congreso sobre la doble vara de medir el machismo de los comentarios dependiendo de si la afectada pertenece a un partido político u otro.

Mientras Cifuentes ironiza con estar "esperando al feminismo militante en España", el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha calificado de "bajeza miserable" las afirmaciones realizadas Granados sobre que "la carrera de una mujer en política tiene que ver con relaciones sentimentales".

Según Hernando, ninguna organización y formación política de las que "sacan habitualmente la bandera del feminismo" ha censurado estas declaraciones, una falta de apoyo que ha reprochado, además de criticar que algunos partidos hayan aprovechado para pedir la comparecencia de Cifuentes en la Comisión de investigación de la financiación de los partidos.

Machismo en el PP

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, que en la última semana ha estado en el ojo del huracán mediático por defender el uso del término 'portavoza' para, según su criterio, "dar visibilidad a la mujer", ha denunciado este martes que el ex secretario general del PP madrileño demostró en su declaración de ayer ante el juez "altas dosis de machismo, al igual que todo el PP".

Para la dirigente de Unidos Podemos, cuando el PP habla de recortes en la dependencia, está también aplicando políticas machistas "no solamente en lo que dicen, sino en cómo gobiernan". Y además ha asegurado que es "increíble" que Cifuentes haya afirmado que no sabía nada de la supuesta financiación irregular del PP madrileño cuando, "por mérito propio", ha formado parte del "núcleo duro" de la formación y ha asumido "responsabilidades".

"También la señora Cifuentes preguntaba que dónde estaban las feministas. Pues están organizando una huelga de cuidados, de consumo y laboral del día 8 de marzo para demostrar que si nosotras paramos para el mundo", responde Montero.