El fiscal del Tribunal de Cuentas ve un posible delito de prevaricación administrativa, así como de responsabilidad contable, en las obras del puente de Cádiz. Unos hechos que comprometerían a tres exministros de Fomento: Magdalena Álvarez (PSOE), José Blanco (PSOE) y Ana Pastor (PP), según adelanta 'El Español'.

En concreto, se habrían detectado irregularidades en los contratos para la construcción del puente sobre la bahía de la provincia andaluza, que supuso para el Ministerio de Fomento una inversión de 490 millones de euros.

Solo Pastor presentó alegaciones

Según el escrito del fiscal, en esta obra habría existido un sobrecoste de 187,6 millones de euros. De los tres ministros, solo Ana Pastor presentó alegaciones.