Política

El feminismo del PSOE, "inquieto" con Podemos al frente de Igualdad

Según explican a 'Vozpópuli', critican la "falta de contundencia" del partido morado en la defensa de "algunos elementos claves del feminismo"

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo (izq), entrega la cartera de Igualdad a la nueva ministra, Irene Montero (dcha).
La vicepresidenta primera, Carmen Calvo (izq), entrega la cartera de Igualdad a la nueva ministra, Irene Montero (dcha). Europa Press

La cesión de Sánchez del Ministerio de Igualdada Unidas Podemos, capitaneado por Irene Montero, no ha sentado bien entre algunos sectores del feminismo, especialmente entre varias feministas del PSOE.

Según explican a Vozpópuli, ya han manifestado su "inquietud" no por las personas que integran el citado Ministerio, sino por la "falta de contundencia" del partido morado en la defensa de "algunos elementos claves del feminismo".

"De manera muy concreta, ha inquietado el hecho de que Podemos no se ha pronunciado nunca claramente contra la explotación sexual de las mujeres y porque hay ciertas normas que proponen que estarían en el marco de lo que el feminismo denomina como ‘políticas de borrado de las mujeres’", señala una de las feministas del PSOE en declaraciones a este diario. 

Dirección general de diversidad sexual y LGTBI

Uno de los primeros pasos de la nueva ministra de Igualdad ha sido crear la dirección general de Diversidad Sexual y LGTBI. Al frente ha situado a la expresidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), Boti García. El Instituo de la Mujer lo dirigirá a partir de ahora Beatriz Gimeno, histórica del feminismo y desde 2015 diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid. 

Uge Sangil, presidenta de la FELGTB, se muestra confiada sobre el futuro de la cartera que dirige Montero. Preguntada acerca de la "inquietud" mostrada por las feministas del PSOE, cree que "no se deberían echar balas unos contra otros, sino trabajar en unión". "Vamos a ganar no las mujeres, sino toda la ciudadanía. Y en el caso de la dirección general, vamos a ganar el colectivo LGTBI", asegura Sangil a Vozpópuli.

La 'guerra' entre las feministas tradicionales y las transgénero lleva años abierta pero volvió a estallar en julio de 2019 cuando, durante unas jornadas en Gijón, históricas como la catedrática y miembro del Consejo de Estado Amelia Valcárcel, la exdiputada del PSOE Ángeles Álvarez o la filósofa Alicia Miyares, criticaron duramente al colectivo LGTBI. Esto provocó que se les llegase a acusar de "transfóbicas". Además, la Generalitat interpuso una denuncia contra la Escuela Feminista Rosario Acuña, organizadora de las charlas. 

Entre los puntos de fricción se encuentra la 'teoría queer', que sostiene que el género, la identidad y la orientación sexual son el resultado de una construcción social y que por lo tanto no están esencialmente inscritos en la naturaleza biológica humana. También critican desde el feminismo la división entre mujeres transexuales y mujeres "cisexuales" (cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual).

"¿Quiénes se han creído que son?"

Recientemente, el Partido Feminista se vio envuelto en una polémica tras publicar un comunicado contra la ley 'trans' por el que llegaron a pedir su expulsión de Izquierda Unida, formación en la que está integrado.

En conversación con este periódico, Lidia Falcón, su presidenta, se defiende afirmando que están "en completo desacuerdo con disparates lingüísticos" que lo que hacen es "invisibilizar a las categorías de siempre (mujer, hombre, padre, madre) y al feminismo" y califica a los colectivos de personas 'trans' de "tremendamente agresivos e insultantes". "Se han atrevido a dirigirse a IU para pedir que se nos expulse. ¿Quiénes se han creído que son?", añade. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba