Referéndum en Cataluña Los tres expresidentes del Gobierno alertan de la fractura social en Cataluña

González, Aznar y Zapatero apelan a la unidad frente al reto del secesionismo catalán. Los dos primeros advierten de la división entre los propios catalanes que provoca el proceso independentista y Zapatero lo tacha de "un viaje a ninguna parte". 

Felipe González en el debate junto a Aznar y Zapatero.
Felipe González en el debate junto a Aznar y Zapatero. EFE

Los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero se han sentado a debatir sobre los cuarenta años de democracia. Pero el coloquio se ha visto eclipsado por el desafío catalán al celebrarse horas después de que las fuerzas independentistas presentase en el Parlament la Ley del Referéndum para la consulta del 1 de octubre, que prevé declarar la independencia en 48 horas si gana el sí. 

"España sin Cataluña no es España, será otra cosa", ha comenzado advirtiendo el expresidente socialista Felipe González. "A los que no creen en España como nación hay que preguntarles si reconocen a España como nación. Si no la reconocen, no hay posibilidad de entendimiento", ha considerado González. 

"Lo que el artículo 155 exige a los responsables de Gobierno es que si vulneran las normas constitucionales y estatutarias, hay que dar una respuesta para devolver la realidad al ámbito constitucional", ha dicho el expresidente. También ha cargado contra la ley de los independentistas, a la que ha calificado como un "bodrio" más propio del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En este sentido, el expresidente Aznar ha lamentado que "cuando alguien pega una patada a la mesa, es imposible intentar vivir como si no se hubiesen roto las reglas". Y también ha llamado a la unidad frente al reto secesionista. "Las personas que hemos tenido responsabilidad debemos unirnos. España no está para que haya más personas que jueguen irresponsablemente a la división", ha dicho.

Por su parte, el expresidente Zapatero ha calificado el secesionismo catalán como "una deriva incomprensible, un viaje a ninguna parte que requerirá una reflexión con integración". En este sentido, ha reconocido que el gran problema estructural de España es la convivencia territorial aunque ha dicho tener "confianza en las instituciones del Estado español que ha sabido responder a retos" como el del plan Ibarretxe.

La fractura de Cataluña 

Tanto Felipe González como el propio Aznar han coincidido en señalar la fractura que el proceso independentista está provocando entre los propios catalanes. "Tenemos un problema de convivencia porque quieren crear nuevos demos. No es que estén fracturando la convivencia con España. La primera fractura es la de los catalanes con los catalanes", ha apuntado González después de asegurar que mostrarse convencido de que "Cataluña no será independiente". 

En la misma línea se ha pronunciado después Aznar: "Yo dije que antes de romperse España, se rompería Cataluña. No existe un conflicto entre catalanes y españoles ni existe un problema de España con Cataluña. Hay un problema con algunos catalanes", ha sentenciado. "Pero Cataluña seguirá fracturada y seguirá siendo un problema para España al que hay que dar una respuesta", ha replicado González. 

"La historia demuestra que es un error jugarse el futuro de la convivencia a un sí o un no

El expresidente Zapatero, por su parte, se ha mostrado confiado en la posibilidad de "superar" el reto catalán. "Hay que dar una respuesta política con mayúsculas (...) desde los principios pero también desde la inteligencia", ha asegurado después de mostrarse totalmente contrario a la consulta independentista. "Los referéndum son elementos de confrontación negativa y quien pierde el referéndum siempre quiere la revancha", ha advertido. Por eso, ha reflexionado, "la historia demuestra que es un error jugarse el futuro de la convivencia a un sí o un no", ha dicho refiriéndose a Quebec, Escocia y el brexit. 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el único de los líderes de la oposición que ha asistido al debate organizado por el grupo Vocento, ha calificado el acto de este martes del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como una "performance" política más. "No va a haber referéndum y lo saben. Hacen todo esto para provocar al Estado", ha señalado en declaraciones a los periodistas. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba