Política

Las 6 demandas de Podemos que el Gobierno se resiste a aceptar para los Presupuestos

El partido morado rechaza la primera respuesta del Ejecutivo a su batería de propuestas y confía en reconducir la negociación salvando los escollos en materia de vivienda, pensiones o dependencia

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en el Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en el Senado. EFE/Victor Lerena

La negociación de Unidos Podemos con el Gobierno entró este lunes en su recta final con una seria advertencia de los morados. Las respuesta del Ejecutivo al documento de 17 propuestas que le hizo llegar el partido morado hace dos semanas no ha colmado en absoluto las expectativas de Pablo Iglesias

El secretario de Organización, Pablo Echenique, dejó claro que con el actual planteamiento votarían "no" a las cuentas públicas. Algo que en las filas socialistas quitaron importancia. No lo interpretaron como un ultimátum que ponga en peligro el cierre de un acuerdo antes de que Pedro Sánchez envíe el próximo día 15 a Bruselas el borrador de las cuentas. 

Unidos Podemos cambió de postura en apenas cuarenta y ocho horas. El propio Iglesias se mostró "optimista" el pasado viernes ante la cúpula de su partido de cara al acuerdo. "Parecía que había avances, pero cuando nos han llegado los documentos vemos pasos atrás", resaltaba este lunes Echenique en rueda de prensa. "En temas de educación y dependencia las cantidades son prácticamente las que podría haber asumido el PP", apuntaron en privado otras fuentes de la dirección.

Las mismas fuentes aeguraron estar "mostrando flexibilidad" pero criticaron que la respuesta del Gobierno esté "llena de verbos abiertos como promocionar o ver si", sin especificar plazos y partidas. El objetivo en lo que resta de semana es cerrar "un acuerdo lo más concreto posible". Pero antes deberán acercar posturas en asuntos clave para los morados en materia de vivienda, precariedad laboral y dependencia. 

1- Regular los alquileres

Unidos Podemos pone como una de sus prioridades que el Gobierno se comprometa a tomar medidas para frenar el incremento del precio de los alquileres en determinadas zonas urbanas. Pero este es uno de los asuntos que está haciendo encallar la negociación.

Los encargados de pilotar las conversaciones, En Comú Podem, piden una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que dote de herramientas a los municipios para poder fijar precios de referencia para limitar el incremento "abusivo" de los precios de los alquileres. Además, quieren obligar a los grandes tenedores (más de 10 viviendas) a "sacar sus pisos al mercado a un precio accesible". Por otro lado, también piden acabar con los "privilegios fiscales de los grandes especuladores inmobiliarios (SOCIMIS)".

El Gobierno está abierto a una de sus reivindicaciones: ampliar la duración mínima de los contratos de 3 a 5 años

El Gobierno ya se ha mostrado abierto a una de sus reivindicaciones: ampliar la duración mínima de los contratos de alquiler de tres a cinco años y a incrementar el parque público de vivienda destinado a alquiler social. Fomento trabaja en una propuesta con 20.000 nuevas viviendas para este fin en los próximos cuatro o seis años. Algo "absolutamente insuficiente" a ojos de la rama catalana del grupo confederal. Sólo en Barcelona se van a construir 5.000 esta legislatura.

Además, frente a la regulación de precios que piden los morados, en el Ejecutivo son más partidarios de incrementar los beneficios fiscales y dar ayudas para la rehabilitación para estimular la puesta de viviendas vacías en el mercado y frenar el auge de los precios en zonas "tensionadas". Un extremo que en absoluto comparte el grupo morado. 

2- SMI a 1.000 €

Otra de las prioridades del grupo confederal pasa por las medidas contra la precariedad laboral. Y fijan como objetivo la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.000 euros como moneda de cambio para los Presupuestos. Fuentes del partido dicen que el Ejecutivo lo tiene muy fácil: bastaría con aprobar la subida mediante un decreto.

Pero en el Gobierno consideran difícil hacer una subida de estas características y se acogen al pacto alcanzado dentro de la negociación colectiva entre patronal y sindicatos el pasado verano para elevarlo a los 1.000 euros de forma progresiva hasta 2020 en los salarios por convenio

Al margen de esto, los morados piden recuperar la edad de 52 años frente a los 55 actuales para tener derecho al subsidio por desempleo para parados de larga duración y que no se tome como base los ingresos de la unidad familiar sino de la persona que lo solicita. 

3- Ley de Dependencia

La tercera de las prioridades de Unidos Podemos es garantizar la financiación de la Ley de Dependencia aprobada durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. La formación morada pide al Gobierno que asegure los 2.500 millones de euros para las cerca de 300.000 personas con dependencia que tienen derecho a la prestación y que no la han cobrado.

300.000 personas con dependencia reconocida que tienen derecho a la prestación no la han cobrado

Unidos Podemos no acepta menos de 1.500 millones y fuentes de la dirección recuerdan que, además, "ese dinero tiene un retorno del 40% al sistema" con un impacto de entre 70.000 y 100.000 empleos. Pero la respuesta que ha trasladado hasta ahora el Gobierno sobre este asunto "es inaceptable para esas personas", señaló Echenique.

4- Fijar por Ley pensiones al IPC

Otra de las reivindicaciones en las que todavía chocan con el Ejecutivo es el blindaje por ley de la subida anual de las pensiones en base al crecimiento del IPC. Los morados no quieren que la subida dependa de los acuerdos puntuales de los partidos en el Pacto de Toledo. Esto ha generado tensiones incluso dentro del propio Gobierno entre el Ministerio de Trabajo y el de Economía. El mensaje de las instituciones comunitarias es totalmente contrario a esa vinculación y el Ejecutivo no quiere que sean puestos en cuestión sus compromisos con Bruselas.

Nadia Calviño.
Nadia Calviño. EFE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, respondía así tras el Consejo de Ministros del pasado viernes: "Este Gobierno considera que es deseable que las pensiones se revaloricen con arreglo al IPC, pero creemos que hay que trabajar por la sostenibilidad de las pensiones a medio y largo plazo. No podemos fijarnos solo en un aspecto. La sostenibilidad de las pensiones no depende solo de cuanto aumenten, sino del resto de elementos del sistema".

5- Bajar más la factura de la luz

La formación de Iglesias reaccionó de forma bastante crítica contra el Real Decreto aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros que suspende el impuesto del 7% a la generación eléctrica, amplía la cobertura del bono social y crea un bono para la calefacción, agua caliente y cocina. Los de Iglesias reconocieron un "tímido avance" en el bono social, pero no son partidarios de conseguir la bajada de la factura quitando impuestos "al oligopolio eléctrico", sino implementar un nuevo impuesto sobre los beneficios de las empresas eléctricas. Será un punto complicado, dada la reciente aprobación de la norma por parte del Gobierno. 

6- Impuesto a la banca

Aunque reconocen que el Ejecutivo parece "cerrado en banda" en este punto, los morados seguirán insistiendo en el impuesto a la banca como forma de elevar la recaudación y de recuperar parte del dinero del rescate. El Gobierno, en cambio, se quedará sólo con el impuesto a las transacciones financieras.

Iglesias y Sánchez.
Iglesias y Sánchez. EFE

Ambas partes deberán concretar asimismo la cifra final a partir de la cual se elevará el IRPF. El grupo confederal fija el umbral en los 120.000 euros, aunque el Ejecutivo sube la horquilla hasta los 140.000 o 150.000 euros. Eso sí, a falta de pocos días para sellar el acuerdo, los morados parecen haber aparcado un poco su paquete de medidas fiscales con el que pretendían recaudar 10.500 millones de euros. Entre las medidas, pedían reformar el Impuesto de Sociedades (mínimo del 15% para grandes empresas), acabar con los privilegios fiscales de la Iglesia en el impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o implantar un impuesto extraordinario a las grandes fortunas

En todo caso, será Sánchez quien tendrá la última palabra sobre todo en medidas como la subida del Salario Mínimo o sobre el blindaje por ley de las pensiones al IPC. Por eso, el grupo de Unidos Podemos se centrará en lo que resta de semana en cerrar un "acuerdo político" que permita plasmar en un "documento público" el compromiso del Gobierno con medidas concretas para "mejorar la vida de la gente". "En ningún momento les hemos dicho que nos tengan que dar todo, pero lo que tenemos ahora es maquillaje", concluyen las fuentes antes citadas. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba