Política

Exdiputados de Podemos quieren personarse en el caso Neurona: "Queremos saber dónde acabó nuestro dinero"

Cargos del partido preparan para los próximos días una petición al juez que instruye la causa sobre la relación entre la consultora y Podemos en un supuesto caso de malversación y administración desleal

El vicepresidente y líder de Podemos Pablo Iglesias en el Senado
El vicepresidente y líder de Podemos Pablo Iglesias en el Senado Europa Press

Cargos y excargos de Podemos tanto en el Congreso como en el Senado estudian lanzar una ofensiva para personarse en el caso Neurona que investiga el juzgado de instrucción número 42 de Madrid. Se trata de dirigentes del partido morado que quieren saber "dónde acabó" el dinero que donaron a lo largo de su actividad parlamentaria, según explican fuentes conocedoras de ese movimiento a Vozpópuli, y que se muestran alarmados ante la sospecha de un enriquecimiento encubierto de la cúpula de la formación. 

La cuestión no es baladí. El juez Juan José Escalonilla está investigando, después de una denuncia del Tribunal de Cuentas, si Podemos incurrió en un posible caso de malversación y administración desleal. Son tres las pistas que está siguiendo: la cuenta paralela o B del partido, también conocida como Caja de Resistencia; la reforma de la nueva sede de Podemos y los centenares de miles de euros entregados por el partido de Pablo Iglesias a una consultora, Neurona, vinculada a Juan Carlos Monedero y que trabajó para la campaña electoral de la formación en 2019.

Las informaciones que van saliendo sobre los encargos de Podemos a Neurona, en muchos casos desveladas por este diario, han generado malestar en el partido. Más allá de los miembros de la cúpula de Podemos que el juez ha llamado a declarar, entre representantes del partido crece el número de los que quieren tener información actualizada y de primera mano, y sobre todo saber si de alguna manera se desvió el dinero que donaron durante la pasada legislatura.

"Perjudicados" como afiliados

La fórmula que están barajando es la de personarse como acusación particular. Se ven “perjudicados” por dos motivos: siendo afiliados quieren saber cómo se ha gastado el dinero del partido, y concretamente “dónde acabó” la donación que cada mes consistía en un 30% de su sueldo. “Si no lo han usado para lo que se dijo, que me lo devuelvan”, llega a comentar una de las personas que se consideran potencialmente afectadas por una supuesta irregularidad.

Algunos diputados de Podemos revelan que a lo largo de su etapa en el Congreso y el Senado obtuvieron varios recibos de sus donaciones, todos vinculados a dos cuentas corrientes diferentes. “¿Este dinero se ha ido a las donaciones o al bolsillo de algunos?”, pregunta uno de estos dirigentes interesados en personarse en el juicio.  

El tema de las donaciones es muy sensible en Podemos. Los diputados del partido que durante años han entregado religiosamente parte de su salario creen que la cúpula no hizo lo mismo. Desde 2017, Podemos mantiene la máxima confidencialidad sobre su recaudación y el gasto de estas donaciones. Los encargos a la consultora de Monedero, en la que figura como “director” de proyecto, hicieron saltar todas las alarmas.

Juan Carlos Monedero en Madrid
Juan Carlos Monedero en Madrid Europa Press

La 'caja b'

Parte del dinero de las donaciones acaba en la llamada caja B o Caja de Resistencia. Se trata de una cuenta bancaria registrada en la Caja de Ingenieros (la entidad que financió el préstamo para la compra del chalet del secretario general) que según varias fuentes internas del partido alcanzó una suma de al menos 400.000 euros.

Ese dinero tenía que ser destinado a proyectos sociales, pero nadie en el partido --excluyendo a los de la Ejecutiva-- sabe cómo y cuándo se invirtieron los fondos. En la investigación del juez Escalonilla, a raíz de la denuncia del abogado José Manuel Calvente, se detectó una transferencia sospechosa de unos 50.000 euros a una sociedad que algunos vinculan a Rafa Mayoral.

El dirigente madrileño es el responsable de la Caja de Resistencia y el temor es que de manera directa o indirecta haya utilizado el dinero de manera inoportuna. Mayoral es también fundador de Kinema, otra empresa de la órbita de Podemos, que trabaja para el partido y sobre cuya actividad algunos sostienen que existe un conflicto de intereses.

"Que nos llamen a declarar"

Cabe señalar que aunque el juez Escalonilla, según fuentes judiciales, quiere investigar a fondo el caso Neurona, la Fiscalía de Madrid ha pedido ignorar las sospechas sobre la caja B y la reforma de la sede del partido. La pelota sigue, no obstante, en el tejado del juez. Mientras que el vicepresidente Iglesias ha desafiado a los denunciantes afirmando públicamente que "se investigue hasta el final" y que él está dispuesto a ir a "declarar si eso ayuda".

Si finalmente los exdiputados y cargos de Podemos se personan en la causa, tendrán acceso directo a información relevante del caso. A la vez, podrán aportar información en una investigación que amenaza con sacudir al partido que se fundó en 2014 prometiendo luchar contra la corrupción y la vieja política.

Nadie duda, además, que puedan sumarse algunas de las corrientes críticas del partido, e incluso ex miembros de Podemos interesados en promover un liderazgo alternativo al de Iglesias, y por el otro a lanzar nuevas siglas en ese mismo espacio político. La evolución de la situación judicial determinará sin duda el presente y futuro de Podemos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba