Generalitat Valenciana

De Naseiro al blanqueo: los cinco escándalos que envuelven a Zaplana

Naseiro, Ivex, Terra Mítica, Lezo... El exministro de Trabajo en la era de Aznar y exportavoz de los populares ha conseguido escapar del cepo de las corruptelas que le han salpicado desde que ascendiese a la Presidencia de la Generalitat Valenciana tras el llamado 'Pacto del pollo'. Hasta este martes, cuando ha sido detenido

Eduardo Zaplana saluda al también 'popular' Francisco Camps en una imagen de archivo.
Eduardo Zaplana saluda al también 'popular' Francisco Camps en una imagen de archivo. Efe

Eduardo Zaplana (Cartagena, 1956) irrumpió en el Ayuntamiento de Benidorm en 1991 gracias al voto de Maruja Sánchez, una concejal trásfuga del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Desde entonces, su carrera en el PP fue en ascenso y no son pocos los escándalos en los que se ha visto salpicado a lo largo de su trayectoria.

Hace tiempo que en los mentideros políticos atribuyen al ex ministro de Trabajo una gran capacidad para salir airoso de los casos de corrupción que planean sobre el cielo de la Comunidad Valenciana. Mientras que la mayoría de sus colaboradores, incluso brazos derechos, han terminado imputados, procesados o condenados y encarcelados, Zaplana ha logrado sortear la corruptela. Hasta este martes, cuando el también ex portavoz del PP ha sido detenido.

Los 90: caso Naseiro

Poco después de su elección como presidente del Partido Popular, José María Aznar se viosacudido por un escándalo con nombre de extesorero: Rosendo Naseiro.Un juez instructor de Valencia dictó un auto de procesamiento contra el entonces guardián de las cuentas 'populares' y otros miembros del PP como el diputado por Valencia Ángel Sanchis Perales tras haberse realizado escuchas telefónicas a otro integrante del partido, el concejal de Valencia, Salvador Palop, cuyo hermano estaba siendo investigado por narcotráfico.

Aznar, teniendo un precedente de las corruptelas socialistas en la comunidad, realizó una investigación dentro de su partido y solicitó que se abriera una comisión de investigación en el Congreso, que fue rechazada por el PSOE. La crisis hizo que varios miembros del PP fueran expulsados. Menos Zaplana. Si bien se llegó a exigir su dimisión, el político murciano escapó del cepo hasta el punto de convertirse posteriormente en presidente de la Generalidad Valenciana tras el conocido como 'pacto del pollo' y ministro del último gobierno de Aznar.

Caso Ivex y Julio Iglesias

Lleva casi 20 años investigándose en Valencia. El caso arrancó al descubrirse que dos empresas extranjeras que estaban inactivas, la belga Graficom y la tunecina Sonotube, del grupo Lagier, habían sido las beneficiarias de los 1.049 millones de pesetas en letras de cambio avaladas por el ex director general del Instituto Valenciano de la Exportación de la Generalitat (Ivex) José María Tabares, sin conocimiento de la entidad. El grupo extranjero habría cobrado estas letras por un negocio ficticio, encargándose el Ivex de afrontar el descubierto frente a los bancos.

Según reconoció Julio Iglesias ante un juez dominicano cobró 5,95 millones de euros a raíz de dos contratos con el Ivex, una cifra que supone 3,7 más de lo que Zaplana aseguró haber pagado

La operación fue destapada días después de que Tabares fuera relevado de su cargo y creó un agujero al Ivex de 1.049 millones de pesetas, cuando su presupuesto anual apenas rozaba los 1.700 millones. El caso saltó en 1999, cuando Zaplana consiguió la mayoría absoluta y renovó como presidente de la Generalitat Valenciana y en la causa abierta contra Tabares se investigan también posibles indicios de malversación de fondos públicos en la forma en la que el IVEX pagó al artista Julio Iglesias por desarrollar una labor de representación de la Comunidad Valenciana.

Según reconoció el autor de Soy un truhán, soy un señor ante un juez dominicano, cobró 990 millones de pesetas (5,95 millones de euros) a raíz de dos contratos firmados en diciembre de 1997 con el instituto, una cifra que supone 3,7 millones de euros más de lo que el entonces presidente de la Generalitat aseguró haber pagado.

Año 2000: Terra Mítica

El parque temático Terra Mítica fue uno de los proyectos más polémicos de la etapa de Zaplana al frente de la Generalitat valenciana. El político cartagenero se empeñó en levantar este parque en Benidorm en un tiempo récord con cargo al erario público, las cajas de ahorros ahora extintas Bancaja y CAM y un grupo de empresarios locales. Terra Mítica se creó como sociedad en 1996 y en 1999, Luis Esteban fue nombrado presidente del consejo de administración.

Esteban dimitió en 2002, y tres años más tarde, Hacienda detectó que varios contratistas del recinto habían manipulado facturas para defraudar al fisco. El procedimiento empleado fue el de facturar por trabajos no realizados, por un lado, o bien hinchar facturas por otras tareas que sí se habían llevado a cabo, pero que habían costado mucho menos. Se crearon empresas pantalla, algunas con testaferros al frente. De esta forma, los procesados defraudaron hasta dos millones de euros (inicialmente se habían calculado 4,4 millones) a través del Impuesto de Sociedades y las devoluciones del IVA.

2017: se 'suma' al Caso Lezo

El año pasado trascendió que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, instructor del caso Lezo de corrupción, estaba investigando en esta causa al ex ministro de Trabajo del PP Eduardo Zaplana por sus tratos con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que ya estaba encarcelado. González había mantenido conversaciones con el exministro de José María Aznar acerca de sus intenciones de entrar en negocios de manera opaca y, de este modo, blanquear fondos ocultos en el extranjero, según el auto del magistrado.

Aunque Zaplana desmintió a través de un comunicado cualquier relación mercantil con González y aseguró no haber "participado ni auxiliado a nadie en la comisión de hecho delictivo alguno", uno de los pinchazos al teléfono del expresidente de la Comunidad de Madrid recoge cómo este propuso al valenciano "montar una estructura financiera" a través del abogado uruguayo Fernando Belhot porque trabaja en países de legislaciones laxas como Holanda, EEUU o Uruguay "para canalizar algún tipo de operación a medio o largo plazo". Junto a Zaplana, González habría pretendido adquirir el 50% de una sociedad y controlar así "los derechos de patente de un producto de desinfección del agua".

Fin de la era: blanqueo

Tras estar siempre bajo sospecha, el histórico del PP Eduardo Zaplana ha sido detenido este martes en Valencia por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, según han confirmado fuentes de la operación a Vozpópuli que completan que se le acusa de blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos.

Zaplana ha sido arrestado por un presunto delito de blanqueo de capitales por sus inversiones en el extranjero, operaciones que en principio no estarían directamente relacionadas con los casos 'Púnica' y 'Lezo'. Además hay otros cinco detenidos en la Comunidad Valenciana, donde el fiscal de Anticorrupción Pablo Ponce y la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, Isabel Rodríguez, investigan los presuntos amaños de Zaplana durante su etapa de presidente de la Generalitat Valenciana, cuyos delitos, excepto el del blanqueo de capitales, habrían prescrito.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba