Podemos El terremoto de Cifuentes precipita el plan 'a fuego lento' de Errejón para Madrid

La dirección estatal apuesta por acelerar las primarias en Madrid para formalizar la candidatura de Errejón como su candidato a la presidencia en 2019, en contra del criterio del actual diputado en el Congreso

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Irene Montero e Íñigo Errejón.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Irene Montero e Íñigo Errejón. FERNANDO VILLAR

El terremoto del máster de la presidenta madrileña Cristina Cifuentes no ha agitado sólo las filas del PP sino que también ha sacudido a Podemos en clave interna. El ex número dos del partido, Íñigo Errejón, ha visto cómo sus planes para construir de forma pausada un perfil propio con el que disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019 se han acelerado ante la envergadura alcanzada por el caso de quien estaba llamada a ser su principal rival en las urnas.

La designación de Errejón para Madrid nació fruto del acuerdo alcanzado con el secretario general, Pablo Iglesias, tras la Asamblea de Vistalegre II, donde este último se hizo con el control orgánico del partido. Desde entonces y hasta hace pocos meses Errejón se mantenía en una discreta segunda fila aunque volcado en construir poco a poco un proyecto sólido que le permita presentarse como cabeza de cartel en las próximas autonómicas.

La aparente calma con la que forjaba su perfil para Madrid se empezó a ver quebrantada a comienzos del mes de enero, cuando Iglesias le apremió de forma pública y ante el Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano entre asambleas- para que trabajase "ya" como si fuera el candidato oficial, a pesar de que aún debía superar el proceso de primarias. Errejón reforzó entonces su presencia pública en el Congreso centrándose en los asuntos madrileños y fue el encargado de interrogar incluso a la propia Cifuentes en la comisión que investiga la financiación del PP sólo un día antes de que se destapase el escándalo. 

Este mismo sábado, en el encuentro En Marcha 2019 que el partido celebró con la militancia en Madrid, Iglesias repitió la misma consigna pero con más intensidad si cabe. Tras la reunión de la Ejecutiva del partido morado este lunes, era el secretario de Organización, Pablo Echenique, quien no sólo volvía a apremiar a Errejón para dar un paso al frente sino que puso sobre la mesa la posibilidad de que el secretario regional Ramón Espinar adelantase el proceso interno con el que los inscritos deberán ratificar la candidatura de Errejón. 

Adelanto de primarias

El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid maneja las riendas del partido desde noviembre de 2016, cuando se impuso a la lista 'errejonista' de Rita Maestre. Este miércoles ha convocado una reunión de la dirección autonómica que controla con mayoría absoluta a la que ha invitado de forma informal a Errejón. Allí estará, presumiblemente, la actual portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta (cercana a la corriente Anticapitalistas), que aspira también a presentarse a las primarias. Pero Errejón no ha querido confirmar su asistencia a este encuentro en el que podría empezar a discutirse el calendario de las primarias para celebrarlas antes de verano, al margen de otros territorios.

La presión pública por parte de la dirección estatal para que Errejón haga oficial lo que él mismo define como "un secreto a voces" ha generado cierto malestar en el entorno del actual diputado y secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político. No quieren que sea Iglesias o el propio Espinar quienes estén tratando de marcar los tiempos del que dicen es el mejor candidato. En este sentido, tampoco entienden la estrategia que, a su juicio, contribuye a desplazar el foco de la polémica de Cifuentes a los debates internos de la organización. Pero en la dirección hay prisa por definir un candidato que se equipare al del PSOE, Ángel Gabilondo y de Ciudadanos, Ignacio Aguado. Obviando, eso sí, el trabajo de Ruiz-Huerta.

Queda por generar confianza y certezas de que hay posibilidades de generar un proyecto alternativo en Madrid"

Cuando el pasado martes Cifuentes debía comparecer ante el Pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid para dar explicaciones acerca de su máster en Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos, Errejón se encontraba de viaje en Bolivia, impartiendo una conferencia junto al vicepresidente del país latinoamericano. La rama oficialista mostró sus críticas por que el precandidato no hubiese cancelado su cita para asistir a una sesión parlamentaria de tal envergadura para su futura rival. Los roces volverán, en cualquier caso, a la hora de configurar la lista.

Frente al criterio de la dirección estatal, el sector de Errejón concluye que su papel actual no debe ser el de hacer oposición a Cifuentes como tal, sino seguir trabando para construir una alternativa sólida de Gobierno. "Siempre he insistido en que es más importante dar los pasos seguros, cocinar a fuego lento, que dejarnos llevar por los acontecimientos mediáticos. Pero en Madrid hay una crisis grave de gobierno y de credibilidad. Si esa crisis precipitara los acontecimientos (adelanto de primarias), no quepa duda que nosotros vamos a estar a la altura", zanjaba este lunes Errejón. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba