Política

Errejón arranca el curso político agotado y más alejado que nunca de Carmena

El pésimo resultado electoral ha afectado al líder de Más País y algunas fuentes sostienen que ha barajado incluso dejar la política

Íñigo Errejón en el Congreso de los Diputados
Íñigo Errejón en el Congreso de los Diputados Efe

Íñigo Errejón se encuentra en sus horas más bajas. El pésimo resultado electoral del 10 de noviembre (solo tres diputados, cuando aspiraba a 15), ha afectado al líder de Más País. El ex número dos de Podemos no podrá tener un grupo parlamentario propio y Manuela Carmena, que fue su principal aliada en el lanzamiento de la plataforma, se ha desvinculado de él. La exalcaldesa busca un cargo con Pedro Sánchez y sus relaciones con Errejón son de máxima frialdad.

La luna de miel duró poco. Empezó en enero, cuando Errejón y Carmena decidieron independizarse de Podemos. Dieron un golpe que todavía muchos recuerdan en la casa morada. Pero después de las elecciones municipales y autonómicas, el tándem cedió. “Desde verano Carmena y Errejón casi no se hablan”, comentan fuentes internas de Más País y Más Madrid, el primer artefacto político que servía de lanzadora de la plataforma nacional.

Rechazo de Carmena a la candidatura

El alejamiento de Carmena se ha visto en toda la campaña electoral. La exjuez solo acudió a los mítines en los que se presentaban personas de su área política (la corriente carmenista). En el cierre de campaña llegó incluso a elogiar a Irene Montero. Más País ya se veía a la baja, y Podemos que aguantaría, así que pensó que para obtener un alto cargo era más útil no romper todos los puentes con los morados.

La clave de este alejamiento reside en que Carmena no quería que el ex número dos de Podemos concurriera a las generales

Según algunas fuentes consultadas la clave de este alejamiento reside en que Carmena no quería que el ex número dos de Podemos concurriera a las generales. “Él tampoco lo tenía claro, pero tuvo muchas presiones internas. Apostaba por un proyecto de largo alcance y contemplaba presentar una lista nacional solo si Carmena le hubiese dicho que sí”, explican desde las entrañas de Más País.

Luego llegó el verano. El fracaso de la investidura de Sánchez acercó la repetición electoral. Errejón estudió su discurso político. Lo enfocó todo a la idea del “desbloqueo”. Una apuesta válida tal vez para el arranque de la campaña, pero débil frente a los disturbios en Barcelona y la desaceleración económica.

Después de agosto, la regidora empezó a contactar con los socialistas para obtener un cargo de prestigio. Ya había descartado (esta vez de verdad) ser la candidata de Más País. Deseaba, como publicó en exclusiva Vozpópuli, ser Defensora del Pueblo. Sánchez había prometido a Ángel Gabilondo esa posición, aunque ahora está más cerca de él la exregidora de Madrid. Gabilondo lograría a cambio un cargo diplomático de visibilidad.

Clara Serra con Rita Maestre
Clara Serra con Rita Maestre Twitter

La semana trágica de Errejón

La campaña electoral de Errejón fue in crescendo hasta el fatídico 8 de octubre. En aquella semana empezó el declive. Dos acontecimientos lo determinaron: la salida de Clara Serra con una dura carta contra el líder de Más País y la promesa de Ada Colau de seguir al lado de Pablo Iglesias. “Esa semana fue clave, y el movimiento de Ada, determinante. Ada dinamitó las esperanzas de Errejón de romper Podemos en Madrid y Cataluña. Ella tiene un plan nacional, que ahora ha aparcado porque Iglesias ha sobrevivido, pero volverá al ataque”, explican desde los Comunes, la marca catalana de Podemos.

Detrás del movimiento de Clara Serra muchos saben que se encuentra la mano negra de importantes dirigentes de Podemos. La salida de la dirigente madrileña fue relevante porque aisló a Errejón. Y lo hizo, además, en un momento en el que Tania Sánchez, la persona a su lado con más talento político, pidió más tranquilidad por razones personales.

Malos consejeros y salida de la política

“La campaña electoral fue un desastre. El problema es que Íñigo es bueno en el pensamiento y menos bueno en la acción”, resumen algunos viejos compañeros. Otros añaden: “La gente que rodea a Íñigo es demasiado intelectual. No han hecho política en su vida”. En definitiva, demasiada teoría y poca práctica como explicación del segundo mayor fracaso electoral después del de Ciudadanos.

“La campaña electoral fue un desastre. El problema es que Íñigo es bueno en el pensamiento y menos bueno en la acción”, resumen algunos viejos compañeros

Ahora Errejón se encuentra en una travesía en el desierto. Busca una salida política y humana. “Está agotado”, reconocen algunos. En su primera votación en el Congreso ha apoyado a un excompañero de Podemos para la Mesa del Congreso. “Es uno de sus peores enemigos”, se sorprenden en el partido de Iglesias, donde asisten con estupor a cierta hiperactividad en las redes sociales de su ex portavoz en el Parlamento.

Se ha hablado en los círculos más cercanos a Errejón de una salida de la política y del desembarco en la docencia. Él, que todos veían como el político más profesional en Podemos. Esa vía de momento ha decaído. Aunque todos coinciden: “No está pasando por un buen momento”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba