Entrevista

Casado: "Con los 123 diputados de Sánchez estoy convencido de que formo gobierno"

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno explica a 'Vozpópuli' que si llega a La Moncloa tras el 10-N enviará a Torra el requerimiento previo a la aplicación del 155 en Cataluña

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado Europa Press

Ser invitado por un candidato a la Presidencia del Gobierno para acompañarle 850 kilómetros por carretera el mismo martes en que José Félix Tezanos anunciaba el famoso macrosondeo del CIS ya era garantía previa de que titulares no iban a faltar.

Pronto quedó claro que Pablo Casado lo llevaba puesto; en concreto, desde que salimos por carretera de la calle Génova rumbo a Murcia, 7.45 am. Que no era cuestión de soltarlo cuando los periodistas lo requerían, en el Congreso de Empresa familiar -"aquí he venido a hablar de cosas serias", confesaba en petit comité-, sino cuando a él le conviniera: dos horas más tarde, en la comida con 1.600 interventores y apoderados.

Y más que descalificar de arriba a abajo el CIS de Tezanos como una intoxicación, que era lo que el auditorio esperaba, sorprendió a los suyos resaltando lo que esconde en las tripas ese trabajo demoscópico: "Pedro Sánchez ha caído diez puntos desde abril"... están de los nervios para darle tanto pábulo a los 150 escaños, le faltó añadir.

Colocado el mensaje, besos, abrazos y selfies mediante, vuelta a la furgoneta, que hay que estar en Madrid antes de las 21.00 para otra entrevista televisiva en prime time. La enésima. Así lleva, dicen sus colaboradores, un día sí y otro también, no desde hace un mes, sino desde hace casi año y medio, tras ganar el congreso del PP a Soraya Sáenz de Santamaría.

Y cuando el periodista pone cara de circunstancias por el trasiego de ¡un día! de caravana, del "súbete", "no, espera, después de la comida, cuando volvamos"; del "ponte el cinturón, que no puedes salir en las fotos sin él", alguien te sonríe antes de llamarte con educación flojo: "Pues en Andalucía íbamos a cinco actos por día...".

Lo que sigue a continuación es media hora de conversación en la vida del candidato del PP a La Moncloa, exactamente la que transcurrió del centro de Murcia hasta pasado Cieza; un tiempo valioso para Vozpópuliporque compartió con nosotros su opinión sobre el momento que vivimos y su proyecto de país: 

Acaba de decir que si el 10-N Pedro Sánchez obtiene un escaño menos de los 123 de ahora, "tiene que dimitir esa misma noche". ¿Significa eso que, si se da la posibilidad de un acuerdo PSOE/PP, va a pedir su cabeza?

Ni me pongo en esa hipótesis. Nosotros salimos a ganar. Lo que intento explicar con esa frase es lo que ha pasado. Que las elecciones no eran inevitables, como alguno intenta hacer creer. Se podían haber evitado con cuatro posibles pactos: con Ciudadanos, con Podemos y los regionalistas, con Podemos y los independentistas, o con el PP. Y Pedro Sánchez va a repetir elecciones porque, supuestamente, quiere sacar 150 escaños el 10 de noviembre. A diferencia de lo que pasó en 2016 (con Rajoy), tenía opciones para formar gobierno. Tendrá que dar muchas explicaciones si saca un escaño menos... Si no ha llegado a un pacto en estos seis meses, ¿por qué va a hacerlo ahora? De ahí nuestra apelación a sacar un escaño más que el PSOE. Porque, incluso con la misma cifra de escaños que tuvo Sánchez, 123, estoy convencido de que llegaría a formar gobierno.

¿Cabe deducir de sus palabras que si saca un escaño más que Sánchez se postulará para ser investido presidente?                                                             

Sí, claro. Es responsabilidad del partido que gana.

Casado, en la entrevista concedida a Vozpópuli durante su viaje a Murcia
Casado, en la entrevista concedida a Vozpópuli durante su viaje a Murcia David Mudarra

Pero ningún sondeo da posibilidades de gobernar al bloque de la derecha.

Bueno, el PP ha sido capaz de llegar a acuerdos en autonomías y ayuntamientos, incluso hemos tendido la mano para pactos de Estado a la izquierda. El problema ahora mismo es Pedro Sánchez, una personalidad asociada al bloqueo y a la infiabilidad. España, con él, siempre ha estado bloqueada. Lo estuvo en 2015, en 2016, y lo está a partir de 2018. Es incapaz de llegar a sumas para desbloquear y para gobernar, solo ha sido capaz de llegar a alianzas destructivas para una moción de censura. Y luego está la infiabilidad... es que él traiciona a Susana Díaz y pone patas arriba al propio PSOE; traiciona a Mariano Rajoy, porque pocas semanas después de pactar el 155 en Cataluña le plantea una moción de censura y lo echa; traiciona a Albert Rivera, con el que no es capaz ni de reeditar su Pacto del abrazo; y traiciona a Pablo Iglesias, como relata con pelos y señales. Ya no es una cuestión solo de crisis económica o de la crisis en Cataluña, es de interlocución con otros actores políticos. No quiero entrar en el terreno personal, pero creo que un rasgo de la propia personalidad de Pedro Sánchez es que no puede llegar a acuerdos.

"Estas elecciones se han planteado desde un punto de vista plebiscitario: los españoles van a elegir el 10-N que continúe Pedro Sánchez o no

¿Está diciendo que ahora no pero con un PSOE sin Sánchez sí es posible llegar a acuerdos?

Sánchez es incapaz de llegar a acuerdos... y no lo estoy condicionando a ningún escenario. Insisto, me presento para liderar un gobierno y, por tanto, quiero ganar las elecciones. Salgo a ganar y puedo responder sobre lo que yo haría, que es desbloquear. Estas elecciones se han planteado desde un punto de vista plebiscitario: los españoles van a elegir el 10-N la continuidad de Pedro Sánchez o no. Y la única alternativa a Sánchez es el PP. No apelo al voto útil, apelo al voto alternativo. Porque todo lo demás va a caer en el bloque que apoya al PSOE. La alternativa es el PP, el resto será una especie de grietas por las que se van a ir esos votos, restos que van a ir a parar en escaños a Podemos y al PSOE. Y si tan urgente es desbloquear, creo que no es mucho pedir una reflexión de que optimicemos los esfuerzos en torno al PP. Lo hemos demostrado a través de España Sumano es una estrategia de última hora en campaña... Estamos a diez, quince escaños de Sánchez, dependiendo de la encuesta.

Veo que no se cree nada del macrosondeo del CIS, que le da al PSOE entre 133 y 150 escaños y a ustedes de 74 a 81...                                                      

Es que, incluso creyéndome a Tezanos, es tan pronunciada la bajada de Sánchez en dos meses que, si esa tendencia se mantiene dos semanas, probablemente entraríamos en las horquillas del propio Tezanos que, insisto, no doy por buenas porque ya no las da por buenas ni el propio gremio demoscópico.

Esas 18.000 entrevistas arrojan datos preocupantes; por ejemplo, que la mitad de los jóvenes no piensa votar el 10-N porque no confía en la política ¿Qué garantía da Pablo Casado a los españoles de que hará todo lo posible para que no vayamos a terceras elecciones? 

Me remito a los últimos meses. Nadie pensaba que en Murcia o en Castilla y León, en Madrid o Andalucía, fuera a haber gobierno. En Andalucía se hablaba de qué día se repetían elecciones... y lo logramos (evitar). Lo único que puedo decir es que el PP ha pactado con doce partidos desde abril y ha desbloqueado todas las autonomías y municipios. Insisto, somos la única alternativa al PSOE, ni nuestros adversarios lo niegan. Por tanto, para quien no quiera que gobierne Sánchez, su única opción es el PP.

Sánchez "retoma" la 'agenda Zapatero'

Si usted es presidente del Gobierno, ¿cuál será su primera medida? ¿Tiene que ver con Cataluña?

Con Cataluña y con economía. Hoy he presentado el Plan España, de competitividad económica en cinco bloques: reforma fiscal, flexibilidad laboral, formación de calidad en el empleo, menor burocracia y mejor unidad de mercado; un plan que aborda rebajas fiscales, mejora la FP dual, que aborda una autopista administrativa para el emprendimiento... Y, por otro lado, una batería de medidas para mejorar la convivencia en Cataluñaque presenté en La Moncloa después de la publicación de la sentencia del Supremo, unas a corto plazo, otras a medio y otras a largo. En el corto plazo estamos hablando de la actuación de la Fiscalía...

¿Habrá otro 155 en ese corto plazo?

Sí, sí. El envío del requerimiento a Torra para que cumpla sus obligaciones constitucionales y legales, que es el primer paso, y la seguridad ciudadana. Incluyendo esa actuación de la Fiscalía de velar que el cumplimiento de las penas de los condenados por el 1-O por el Tribunal Supremo sea efectivo. Hay otras medidas, más a medio plazo: introducir el delito de referéndum ilegal, para evitar una nueva Declaración Unilateral de Independencia (DUI); reforma de la Ley de Financiación de Partidos, para frenar a los que están planteando la sedición; una ley general audiovisual nueva, para evitar la propaganda independentista en los medios de comunicación públicos (TV3 y Catalunya Radio); una alta inspección educativa para evitar el adoctrinamiento; cerrar las mal llamadas embajadas agrupadas en Diplocat; y devolver al Estado la competencia en Instituciones Penitenciarias. Y, a largo plazo, tenemos que recuperar la sociedad civil catalana. Lo que hicimos en el País Vasco. Hay que poner presupuesto, medios y presencia del Estado para recuperar todo lo que se ha abandonado: presencia en la universidad...

¿Quiere que España vuelva a Cataluña?

Quiero que España vuelva a Cataluña porque no se puede querer lo que no se toca y no se ve. Tenemos que recuperar los símbolos, las competencias de las delegaciones del Gobierno, tenemos que volver a tener cultura no nacionalista, a tener academia no nacionalista en las universidades y espacio civil. En el País Vasco, donde parecía imposible que fuéramos alternativa al nacionalismo, lo hicimos. Y si no lo hubiera malogrado Patxi López, habría supuesto un punto de inflexión en la historia del País Vasco. Eso es lo que hay que hacer ahora en Cataluña y el PSOE no es solución porque Iceta ya está trazando un nuevo tripartito como el de Montilla y Maragall, con ERC y con Podemos.

¿Ese tripartito es solo para la Generalitat o también para una eventual investidura de Sánchez?

Un tripartito para Cataluña y para toda España.

Es decir, que Iceta actúa con la anuencia de Pedro Sánchez.

Bueno, lo mismo que hizo Zapatero. ¿Por qué aprueba el Estatuto de Maragall? Para que ERC e Iniciativa per Catalunya (IC) le apoyen tras las elecciones de 2008... Todo está en la agenda del independentismo, y Zapatero, por vez primera en la historia democrática cambia la dinámica de bloques constitucionalismo/nacionalismo, y solo acuerdos presupuestarios sin más transferencias competenciales que las transferidas en los años 80. Zapatero es el primero que se pasa al bloque del soberanismo creando, además, un efecto perverso: que CIU, para ser más que el PSC, se echa al monte. Esa agenda la está retomando Pedro Sánchez.    

El presidente del Gobierno está abandonando a los Mossos de Esquadra con un jefe instalado en la justificación de la Kale Borroka como Torra      

¿Cómo se puede parar la macroinvestigación sobre los Mossos anunciada por Torra y que denuncian los sindicatos por su efecto desmoralizador?            

Pues aplicando la Ley de Seguridad Nacional, como vengo reclamando hace semanas. Con esa ley Torra no tendría ningún mandato sobre los Mossos. Me parece algo vergonzoso que el ministro del Interior esté dejando abandonada a la Policía Nacional. Pero, que el presidente del Gobierno está abandonando a los Mossos de Esquadra con un jefe instalado en la justificación de la Kale Borroka como Torra... Yo me he plantado en la reunión con Sánchez en La Moncloa ¡hasta con los números de los artículos del Código Penal para que aplica la Fiscalía! 

¿Y qué le dijo Sánchez?

Que no, que lo que conviene es eso que él llama la firmeza de la moderación... Bueno, la firmeza de la moderación es que llevamos dos semanas con Barcelona incendiada. Y luego... eso de que no va a romper en las instituciones con ERC y Junts per Cat porque eso divide a los independentistas. ¡Oiga, no! Aquí quienes están divididos son los catalanes, que no entienden cómo la Diputación de Barcelona, gobernada por el PSC, está dando fondos a los espías durante el recreo de los niños en los colegios catalanes; ni entienden que los concejales del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona estén diciendo que la Jefatura Superior de Policía se traslade de Via Laietana. No entiendo como el presidente del Gobierno no actúa ya contra Puigdemont, cuando la Audiencia Nacional está ya con pruebas de que los CDR le informaron (al expresident huido en Bélgica) de toda la vía violenta. Lo cual no es sorprendente porque Puigdemont es el jefe de Torra y Torra es el que decía que quiere la 'vía eslovena' en España.

¿Le preocupa Vox?

La verdad es que no. Me preocupan los independentistas. Al final, Vox y Ciudadanos tienen sus aspiraciones y lo único que les puedo echar en cara es no haber velado por el interés general de los españoles sino por el suyo propio como partido y, por tanto, fragmentar un espacio electoral cuando, supuestamente, estamos los tres de acuerdo en que Pedro Sánchez no puede seguir un día más en la Presidencia del Gobierno.

Pero ustedes han denunciado una coalición de intereses mutuos entre el PSOE y Vox para perjudicar al PP.

No creo que haya un concierto, una estrategia común. Lo que sí creo es que a los dos les beneficia y que el PSOE es el que está desarrollando esa estrategia. No creo que se hayan sentado; lo que está claro es que al PSOE le beneficia que Vox no devuelva votantes al PP como sí está devolviendo Ciudadanos respecto al 28 de abril. Y a los dos les beneficia mantener una dinámica de fragmentación electoral aunque la suma de las alternativas a Pedro Sánchez tenga mucho coste en escaños, en mi opinión, irresponsable a estas alturas de fragmentación territorial y crisis económica. Con todo respeto a mis adversarios electorales.

Si Vox se hace con ese tercer puesto el 10-N como dicen algunos sondeos, ¿tiene un problema Pablo Casado o lo tiene España?

El problema de España son los independentistas. Yo no voy a calificar de problema a partidos que defienden la Constitución y la unidad nacional. Podría calificar el programa económico de Podemos, que pide subir impuestos y ha llegado a pedir hasta expropiaciones de vivienda. Problema es un partido que va contra la propiedad privada. El PP tiene sus diferencias con Vox y con Ciudadanos, pero no nos equivoquemos de adversario. Los adversarios son el PSOE y quienes se presentan a sí mismos como enemigos de España, los independentistas, y no he gastado un minuto en hablar de Ciudadanos ni de Vox.

"No voy a gastar un minuto en hablar de Franco (...) Quien no tuvo que tener una buena sensación al oír el discurso de Pedro Sánchez es Felipe González"

Tampoco ha gastado un minuto en hablar de la exhumación de Franco. ¿La hubiera hecho como el Gobierno de Sánchez?                                                 

No voy a gastar un minuto en hablar de ello. ya lo quisieron hacer en campaña electoral. Lo han conseguido y, por cierto, con mucho menos rédito electoral de lo que pensaron. Yo estoy preocupado por lo que va a pasar en la España de mis hijos dentro de cincuenta años, no en lo que dividió a la España de mis abuelos hace cincuenta que, afortunadamente, ellos mismos superaron con un pacto ejemplar en la Transición.  

¿Entiende que haya gente en España que ese día se sintiera más aliviada que el día anterior?

Lo que no entiendo es por qué Pedro Sánchez hace una enmienda a la totalidad al PSOE. Quien no tuvo que tener una buena sensación al oír el discurso de Pedro Sánchez es Felipe González porque, más o menos, lo que vino a decir es que en los últimos cuarenta años el PSOE no había hecho ese ese imperativo moral e histórico requerido. Por tanto, creo que ese discurso a quien peor le vino no es al PP, que no entra en las estrategias partidistas del PSOE.

En la reunión del 26 de junio en La Moncloa, usted le dijo al presidente en funciones: "No puedo apoyar tu investidura pero daré estabilidad a la legislatura, si la logras, apoyando presupuestos. ¿Apoyará los recortes que exige Bruselas para los presupuestos de 2020 y 2021?

Espero que ellos apoyen la política que va a desarrollar el PP en el Gobierno.

...Que incluirá esos recortes.

Que será bajar impuestos y racionalizar el gasto público, no en los servicios esenciales de pensiones, sanidad, educación o prestaciones por dependencia, sino en las cuestiones superfluas como hicimos con la CORA, 30.000 millones ahorrados en la supresión de organismos que nadie echa de menos. Por tanto, lo que hay que hacer es evitar las tres palabras que acompañan al PSOE desde hace tres décadas: paro, despilfarro y subida de impuestos. Es el trío del PSOE. Lo hicieron en los años 90, en la primera década de este siglo, y lo están haciendo ahora. Esperemos que no haya tantos estragos como con Zapatero.

¿Es exportable al resto de España la política de reducción de impuestos que quiere implantar Díaz Ayuso en Madrid?

Desde luego, es mucho más beneficiosa que la que plantea la ministra Montero, que es "armonizar" al alza todos los impuestos. Si es que todo sería una broma si no fuera a costa de nuestro bolsillo. Es que lo que está pasando con Pedro Sánchez no se ha visto jamás; nunca un presidente había hecho una instrumentalización tan soez, electoralista y partidista de los recursos públicos... Nunca he visto un CIS como éste, esta RTVE, nunca he visto mítines en los Consejos de Ministros, nunca se han anunciado reales decretos de subida de las pensiones, del sueldo de los funcionarios en plena campaña electoral. Esto es algo tercermundista. Yo puedo hablar de mis propuestas y, sobre todo, de las que el PSOE vende como suyas siendo nuestras. Ahora, dice, va a revalorizar las pensiones un 0,9%; bienvenidos al club, nosotros lo hicimos un 1,6%. Ahora dice que va a subir el sueldo a los funcionarios; bienvenidos, ustedes dejaron recortado su sueldo un 10% y nosotros lo recuperamos. Ahora van a intentar que las becas y el sistema sanitario tengan fondos... y lo dejaron quebrado en 2011 con 18.000 millones de deuda... Sinceramente, que el PSOE dé lecciones de política económica y social es un chiste de mal gusto. Y el PP hace bien en plantear realismo. Cuando pintan bastos y hay desaceleración hay que competir y se compite flexibilizando, bajando impuestos, eliminando trabas, fomentando el emprendimiento y la creación de empleo. Y ahí está la EPA, un drama, la peor en seis años y ya llevamos un millón de hogares con todos sus miembros en paro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba