ENTREVISTA

Luis Tudanca: "El agujero negro de Madrid es hoy más preocupante que el nacionalismo"

El líder del PSOE en Castilla y León asegura en una entrevista con 'Vozpópuli' que el debate entre monarquía y república no existe "ni dentro ni fuera del partido"

Luis Tudanca, en las Cortes de Castilla y León.
Luis Tudanca, en las Cortes de Castilla y León. PSOE

Luis Tudanca (Burgos, 1978) es el líder del PSOE en Castilla y León. El candidato logró la primera victoria socialista en esta comunidad en más de 30 años. Pero un acuerdo del PP y Ciudadanos dejó al PSOE en la oposición.  

Sin embargo, Tudanca ha sido uno de los dirigentes territoriales del PSOE que más medidas ha respaldado de sus rivales políticos en la Junta durante la pandemia del coronavirus. El PSOE firmó un pacto de reconstrucción, que le costó algunas críticas internas como la del alcalde de Valladolid, Óscar Puente. En una entrevista con Vozpópuli, asegura que no ha sido fácil, pero su único objetivo es alejarse del ruido y ayudar a sus ciudadanos en este momento tan dramático.

Tudanca se muestra preocupado por las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Y denuncia que la coalición que lideran el presidente Alfonso Fernández Mañueco (PP) y el vicepresidente Francisco Igea (Cs) ha incumplido los acuerdos. En su opinión, el Gobierno de la Junta ha sido desleal con el PSOE.

También advierte de una brecha territorial cada vez mayor entre la España rural y el centralismo de Madrid, que en su opinión funciona como agujero negro que arrasa con todo. El líder de los socialistas castellanoleoneses defiende el diálogo con el separatismo catalán, pero se muestra contrario a cesiones bilaterales, cree que el debate entre monarquía y república no existe "ni dentro ni fuera del PSOE" y confía en que el Gobierno de Pedro Sánchez hará lo posible por sumar a Ciudadanos al acuerdo de Presupuestos Generales del Estado

Es muy grave el desequilibrio territorial entre la España rural y Madrid, que funciona como agujero negro que todo lo absorbe en términos económicos, fiscales y de malas políticas"

- ¿Cómo valora la gestión de la crisis sanitaria que se está haciendo en Castilla y León?

Hemos hecho todo lo posible desde que empezó esta desgraciada pandemia por echar una mano y evitar la dinámica de enfrentamiento a la que nos ha llevado sobre todo Pablo Casado en el ámbito nacional. En lo que se refiere a las medidas adoptadas como los confinamientos, las restricciones, siempre hemos estado del lado del Gobierno. Son decisiones muy complejas y difíciles. En Castilla y León creo que hemos sido ejemplares, primando la salud en la adopción de las medidas.

Me preocupa más la respuesta frente a las consecuencias desde el punto de vista social, económico y laboral. En siete meses no ha llegado un euro de ayudas a nadie. No hay un trabajador, un autónomo, una empresa que haya recibido ayudas por parte de la Junta. Han dinamitado los acuerdos del diálogo social para ayudar a los trabajadores en ERTE y lamentablemente no han cumplido, no están cumpliendo el pacto por la reconstrucción y la recuperación que firmamos todos los partidos con la Junta de Castilla y León. Y eso es malo para la credibilidad de las instituciones y es malo para la gente que lo está pasando muy mal.

Nosotros queríamos ayudar al Gobierno de Mañueco e Igea porque eso era tanto como querer ayudar a los castellanos y leoneses, pero no han devuelto la lealtad que hemos tenido con ellos en este tiempo"

- Pero ustedes firmaron un acuerdo de reconstrucción con PP y Ciudadanos. ¿Se ha incumplido?

Dos ejemplos. En esta comunidad fuimos los primeros en firmar un acuerdo en el marco del diálogo social con empresarios y con sindicatos. No tiene más que repasar las declaraciones de ambos acusando al gobierno de dinamitar y no cumplir esos acuerdos. De hecho, limitaron las ayudas incumpliendo lo pactado. En el pacto por la recuperación, por ejemplo, pactamos una bajada de las tasas universitarias, una convocatoria específica de becas o una línea de ayudas para combatir la brecha digital que no se ha puesto en marcha. Acordamos la reapertura de los consultorios médicos en el medio rural y la inmensa mayoría de los pueblos del mundo rural de Castilla y Léon llevan seis meses sin ver a un médico. Hemos conocido dos casos, pero lamentablemente habrá muchos más, dos mujeres que han fallecido de un cáncer tras cuatro meses sin haber sido atendidas presencialmente por un médico, solo telefónicamente. Esto es dramático. No se trataba de hacernos una foto y quedar bien. Nosotros queríamos ayudar al Gobierno porque eso era tanto como querer ayudar a los castellanos y leoneses, pero honestamente creemos que no han devuelto la lealtad que hemos tenido con ellos en este tiempo.

- El vicepresidente Igea sostiene que el 94% de las medidas del pacto están funcionando o se han puesto en marcha.

Si esto que le digo yo de la falta de palabra de la Junta en el cumplimiento de las medidas lo dice la UGT, CCOO, lo dice CECADE, que son los representantes de los empresarios, lo dicen todos los grupos políticos firmantes del acuerdo, lo dicen los sindicatos profesionales del ámbito de la sanidad, lo dicen las asociaciones de padres y alumnos. Parece que el que está intentado hacer una maniobra de propaganda es el Gobierno. Hay cosas que son indiscutibles. La rebaja de las tasas universitarias está incumplida porque se sacó la normativa sin modificación alguna. Es la misma del año pasado. No hay discusión. Es un hecho objetivo que no se ha cumplido. Y así tantas y tantas.

Me parece una muy buena noticia que Ciudadanos esté en una posición mucho más constructiva"

- El equilibrio entre oposición y mano tendida le ha costado algún reproche interno. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, dijo que se estaba equivocando. ¿Se ha equivocado?

Entiendo lo que decía Óscar Puente. Es parte de la frustración con la que se ha vivido esta pandemia por parte de muchos alcaldes y alcaldesas socialistas, que han visto como la Junta les abandonaba a su suerte, como la Junta no devolvía la lealtad que hemos tenido con ella. No fue fácil sentarnos a negociar con el PP y Ciudadanos después de lo que había pasado aquí. El PSOE ganó las elecciones 30 años después y ellos incumpliendo todos los compromisos adquiridos, hicieron el pacto de la rapiña, se repartieron todos los cargos, el Gobierno y además nombraron a Javier Maroto senador autonómico y a Ignacio Cosidó de la Kitchen, como asesor del presidente. Claro que no fue fácil. Pero no se trata de ayudar al PP y a Ciudadanos o al Gobierno de la Junta. Estamos en un momento dramático en el que la gente nos pide que hagamos todo lo posible por generar confianza, por ayudar, por que se reduzca el sufrimiento de esta pandemia. Lo voy a seguir haciendo a pesar del PP y Ciudadanos; no gracias a ellos.

- ¿Por qué hay una crispación generalizada en la política española?

Es indiscutible que estamos en unos niveles demasiado altos de crispación. Y creo el discurso de Pablo Casado está contaminado al verse rodeado por la extrema derecha y por Vox. Me molesta especialmente la equidistancia y la indiferencia. No me vale el todos los políticos son iguales. Eso es beneficiar precisamente a los populistas y a quienes se sienten cómodos con el descrédito de la política. Ahí siempre ganan los mismos. El presidente del Gobierno y todos sus ministros han sido ejemplares, y nunca han entrado en el enfrentamiento. Hemos visto al ministro de Sanidad y al propio Fernando Simón aguantar estoicamente todas las provocaciones de la señora Ayuso y el señor Casado mientras hacen todo lo posible por ayudar a la Comunidad de Madrid y al resto de España. Por eso me molesta que se nos equipare a todos.

Es muy dañino para la democracia que la derecha se arrogue la capacidad para dar legitimidad a los representantes de los ciudadanos. Ya basta de utilizarlo todo para intentar debilitar a un Gobierno legítimo"

- ¿Usted se siente cómodo como líder del PSOE de Castilla y León con los indultos a los presos del proceso separatista o las reuniones con EH Bildu?

No se ha anunciado el indulto a los presos del procés. Se ha anunciado una tramitación legal que si el ministro no la hace estaría prevaricando. Es muy dañino para la democracia que la derecha se arrogue la capacidad para dar legitimidad a los representantes de los ciudadanos. Los representantes de los ciudadanos en el Parlamento y en el Gobierno tienen legitimidad, porque se la da la Constitución y los votos. Hace apenas dos semanas, el PP se mostraba eufórico por haber tumbado el decreto (de los ayuntamientos) que hubiera permitido gastar 5.000 millones de euros de los remanentes. Y tumbó ese decreto juntando los votos del PP y Ciudadanos a los de Bildu y ERC. No parece molestarles cuando se trata de intentar debilitar al Gobierno juntarse con quien sea. Ya basta de esa utilización del terrorismo, que afortunadamente no existe porque la sociedad española acabó con él. Ya vale de utilizarlo todo para tratar de debilitar a un Gobierno legítimo.

- ¿La mesa con el separatismo catalán es la solución al desafío independentista?

¿Qué solución hay si no es el diálogo? La otra vía ya la conocemos. Con el PP y Mariano Rajoy en el Gobierno vimos como el independentismo crecía, vimos como se celebraban dos referéndums ilegales, vimos como crecía una fractura en el resto de España. Claro que defiendo el diálogo, siempre. Lo que defenderé también es la igualdad de todos los españoles. Lo que defenderé siempre es que eso no signifique cesiones bilaterales a ninguna comunidad autónoma. Pero no las ha habido y estoy convencido de que no las habrá. ¿Necesitamos diálogo para reducir la brecha territorial en nuestro país? Sin duda. También le diré que hoy por hoy es más grave el desequilibrio territorial entre la España vacía y la España urbana, entre esa España rural y Madrid, que funciona como agujero negro que todo lo absorbe en términos económicos, fiscales y de contagiar, como vemos ahora, malas políticas sanitarias a todo el país. Ese drama territorial me parece hoy por hoy más preocupante que el nacionalismo en todo el país.

No me parece que monarquía o república sea hoy un debate ni dentro ni fuera del PSOE"

- El Gobierno de Sánchez tiene ahora mismo dos vías para aprobar los Presupuestos. Una es con el separatismo catalán y la mayoría de la investidura. La otra es Ciudadanos. ¿Cuál de las dos prefiere usted?

Me parece que tiene que haber presupuestos, porque es imprescindible para el país. No vale cualquier presupuesto. Ojalá todo el mundo sea responsable. Hay una primera responsabilidad que es la del PP. Ya está bien que solo sean patriotas cuando están en el gobierno. Podían demostrar un poco de lealtad y responsabilidad con el Estado en el peor momento de nuestra historia reciente apoyando los presupuestos. Se acabaría cualquier debate. Pero ellos están más cómodos en el no, obstaculizando la labor de Gobierno y luego culpándole de buscar apoyos como es su obligación para los Presupuestos. Me parece una muy buena noticia que Ciudadanos esté en una posición mucho más constructiva. Ojalá dure hasta el final.

- ¿Cree entonces que la vía de Ciudadanos es preferible a la de ERC y Bildu?

Ojalá supiera si va durar hasta el final o son juegos florales. La obligación y la responsabilidad, el deber con España del Gobierno es aprobar unos presupuestos. Me preocupa más qué presupuestos que con quién se aprueben. Necesitamos unos presupuestos de país, unos presupuestos modernos, unos presupuestos que luchen contra la despoblación. Y hay que buscar los apoyos para tener esos presupuestos. Si Ciudadanos quiere, estoy convencido de que hará todo lo posible para que Ciudadanos esté (en el acuerdo), pero tiene que querer.

- ¿Le parece razonable que el Gobierno vete la presencia del Rey en Cataluña?

Aznar lo hizo en el año 98 con una visita del Rey a Cuba. La monarquía es neutral. Y el deber del Gobierno es protegerla. ¿Qué hubiera pasado si esa visita hubiera coincidido con una sentencia sobre la inhabilitación de Torra? No se trata de un veto, ni mucho menos. La utilización repugnante que se hace de la monarquía por parte de la derecha es el caldo de cultivo perfecto para el crecimiento de la extrema derecha. Mientras el PP y Ciudadanos presentan iniciativas en las Cortes de Castilla y León, en el Senado el que recoge los votos es Vox.

Estoy convencido de que el Gobierno de Sánchez hará todo lo posible para que Ciudadanos esté en el acuerdo de Presupuestos"

- ¿Cree que el republicanismo está ganando terreno dentro del PSOE?

Me parece que este discurso del PP, Ciudadanos y Vox, del trío de Colón, le hace un favor a la extrema derecha y probablemente también a la causa republicana. Me parece inoportuno. Hoy por hoy con la emergencia sanitaria, con las residencias de personas mayores en riesgo, con una crisis económica y social que enfrentar lo que necesitamos es unidad. No me parece que ése sea hoy un debate ni dentro ni fuera del PSOE. No lo es. El PSOE desde el principio ha sido defensor del pacto constitucional, de todo el pacto constitucional, incluido la monarquía. Y no nos supone esto ningún esfuerzo, ni ningún pudor, porque siempre hemos apostado por el orden constitucional y por la concordia en España. Quien pone en riesgo a la monarquía hoy es quienes lo utilizan de forma espuria como PP y Ciudadanos.

- El 2021 será año de congresos en el PSOE. ¿Le gustaría seguir al frente del partido en Castilla y León?

Hasta que no empiece el proceso congresual no voy a perder un minuto en ello. Pero sí. Yo no tengo otra idea que seguir trabajando por Castilla y Léon desde el PSOE. Llegué en un momento más complicado para el PSOE y para el proyecto autonómico del PSOE en esta tierra. Y me gustaría si los compañeros quieren seguir trabajando en él. Pero todavía es pronto. Cada cosa tiene su tiempo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba