ENTREVISTA

Alejandro Fernández: "El 'procés' ha mutado y se va a trasladar al Congreso de Diputados"

El líder del PP en Cataluña cree que el separatismo, con la "complicidad de Podemos", intentará colar la autodeterminación como "figura legal"

Alejandro Fernández, líder del PP en Cataluña.
Alejandro Fernández, líder del PP en Cataluña.

Alejandro Fernández (Tarragona, 1976) es el presidente del PP en Cataluña y el futuro candidato del partido a la Generalitat en las próximas elecciones catalanas, que se prevé que se celebren el próximo 14 de febrero.

En esta entrevista conVozpópuli asegura que el independentismo ha renunciado a aplicar la "unilateralidad" en el Parlamento autonómico, pero no muestra dudas de que "buscarán degradar y erosionar" las instituciones españolas, como la monarquía, en el Congreso.

Pregunta: Ya hay fecha para las elecciones catalanas. Todo apunta a que el independentismo superará el 50% de los votos por primera vez... 

Respuesta: Podría ocurrir que el constitucionalismo se desmovilice porque ahora mismo el miedo a la independencia ha bajado. Todo el mundo sabe que hay una situación muy grave en Cataluña, pero como dicen los propios datos del CEO solo un 14% de los catalanes consideran viable la independencia. Incluso entre los propios independentistas. Aunque la deseen, no la ven viable. 

En segundo lugar, ocurre también que hay un blanqueamiento de ERC por parte del PSOE. Y eso provoca que mucha gente pierda el temor si ve que el propio PSOE pacta con ellos. Pero hay otra cosa que a mí me gusta recordar y es que no cambia nada la situación si llegan al 50%. Al separatismo les da igual ser el 30%, el 41% o el 85%, porque su vocación es autoritaria. Que nadie caiga en la trampa de que si superan el 50% eso les habilita para el derecho a la secesión, porque este derecho no existe.

P: Ahora ERC dice que el 50% tampoco es suficiente. ¿Eso es volver al autonomismo aunque sea temporalmente?

R: Tanto Junts como ERC hacen trampas buscando un rédito electoral. No existe el derecho de autodeterminación. Solo se aplica a las colonias, según el derecho internacional y la ONU. Por lo tanto, en unas elecciones autonómicas se elige un Parlamento y un gobierno. Que no se caiga en la trampa de pensar que esto es un referéndum o unas elecciones plebiscitarias porque no va haber referéndum de autodeterminación en España, como tampoco lo habría en Italia o Francia.

P: ¿Ve la posibilidad de un tripartito en Cataluña con ERC, PSC y Comunes?

R: No sé si lo habrá, pero los tres partidos lo desean. Nosotros trabajaremos para que haya una alternativa donde el separatismo no esté presente en el gobierno. El tripartito me parece una fórmula nociva. Lo que necesita Cataluña es tener un gobierno que por primera vez no tenga presencia nacionalista o separatista. 

El PSC quiere, aunque lo nieguen, un tripartito con ERC y Comunes"

P: ¿Ha hecho autocrítica el PP sobre por qué su apoyo decrece en comunidades como el País Vasco o Cataluña?

R: Nosotros hemos hecho una autocrítica en un acto público en las elecciones generales. Y en unos términos que no he oído nunca en ningún otro partido. Después de eso volvimos a crecer tras años perdiendo votos de manera masiva. Y estas próximas elecciones en Cataluña señalan que el PP vuelve a crecer. Después de la autocrítica volvemos a crecer. 

P: Al final no ha habido acuerdo entre PP, Cs y PSC para buscar un candidato alternativo tras el vacío dejado por Torra. ¿Es una ocasión de visibilidad perdida?

R: Eso no es lo que ha ocurrido, sino que el presidente del Parlament, Roger Torrent, se ha comprometido a activar el reloj electoral, con lo cual esa candidatura que se barajó ya no tenía sentido porque su objetivo era hacer correr el reloj para evitar la parálisis institucional. Pero Torrent ya se ha comprometido a activar el reloj. No es que no hayamos llegado a un acuerdo sino que el acuerdo ya no era necesario.

P: ¿Tampoco estuvo sobre la mesa buscar un candidato para evitar elecciones? 

R: No hay mayoría para proceder a una investidura de ese estilo. Hoy en día los únicos que tienen una mayoría así son los independentistas. La posibilidad de pactar a un candidato era para activar el reloj, pero en ningún caso se consideraba posible lograr los 68 diputados para investir un nuevo presidente de la Generalitat.

P: Algunas informaciones apuntaban a Ramon Espadaler (antiguo dirigente de Unió) como figura de consenso... 

R: A mí no se me ha informado sobre el señor Espadaler ni sobre nadie. No puedo comentar hipótesis que no están encima de la mesa. Si alguien lanza esta propuesta la valoraríamos, pero nadie la ha hecho. Tampoco el propio Ramon Espadaler se ha dirigido a nosotros para explorar esta vía.

P: De cara a las elecciones, ¿ve la posibilidad de una candidatura conjunta con Ciudadanos?

R: La realidad es que hay varias cosas que ahora mismo ponen en cuarentena esta posibilidad. La primera es el excesivo acercamiento de Cs al PSOE. El hecho de que Cs insista en pactarlo todo con Pedro Sánchez es evidente que no ayuda. Pero también hay que mirar y analizar muy fríamente si la coalición suma. Yo creo mucho en la cooperación entre distintas formaciones, pero la coalición es otra cosa. En 2015 lo hicieron los independentistas con Junts pel Sí y se arrepintieron. A veces en política dos y dos no son cuatro. Pero en todo caso queda bastante tiempo para las elecciones y no podemos descartar ningún escenario.

Que Cs insista en pactarlo todo con Sánchez no ayuda a una lista conjunta en Cataluña"

P: Ha hablado de cooperación. ¿Cree que el PSC es un obstáculo para la cooperación entre formaciones constitucionalistas?

R: El PSC ha hecho un cambio estratégico evidente y, como siempre digo, en las últimas fases del procés independentista, sobre todo los días 6 y 7 de septiembre de 2017, el PSC estuvo a la altura. Pero luego decidió romper la unidad de acción con los partidos constitucionalistas. La primera prueba la tuvimos en las elecciones municipales, donde no tuvieron ningún inconveniente en pactar no solo con ERC sino incluso con la CUP para evitar que el PP tuviera alcaldías. Su estrategia pasa ahora, aunque lo nieguen, en intentar otro tripartito de izquierdas con ERC y Comunes.

P: ¿Cómo ve la irrupción de Vox en Cataluña? Distintos sondeos le dan representación parlamentaria...

R: La verdad es que no me dedico a valorar las posibilidades electorales de mis adversarios. Intento trasladar a los ciudadanos el proyecto político del PP para Cataluña y a partir de ahí que los ciudadanos sean los que decidan la fuerza que dan a cada partido. 

P: ¿Y en qué ejes basará el PP su campaña ahora que parece que el procés ha quedado relegado a la gestión de la crisis sanitaria?

R: En primer lugar, concordia. Y en segundo lugar, buen gobierno. Concordia es nuestra manera de decidir que el camino no es ni el apaciguamiento con el nacionalismo, que es lo que proponen algunos cuando buscan fórmulas que no caben en la Constitución, ni tampoco la confrontación o el guerracivilismo. Apostamos por la concordia que es el espíritu de la Transición y hay que recuperarlo en Cataluña. 

En segundo lugar, el buen gobierno. La agenda económica y social que ha sido capaz de situar a España como líderes de crecimiento y de empleo en Europa durante dos etapas, la de Aznar y la de Rajoy, ha sido valorada en Cataluña. En Cataluña solo el PP valora la propiedad privada y los impuestos bajos. Eso es lo que llamamos buen gobierno. 

P: Habla mucho de gestión. ¿Y la batalla cultural, hay que darla?

R: Claro que hay que darla, pero tiene muchísimas variables. No se trata solo de los temas más candentes, como el feminismo, etc. Durante muchos años el PP ha sido capaz de ganar batallas culturales como fue la idea de que España debía abrir una puerta hacia el Atlántico o la de modernizar y liberalizar la economía… Esas fueron ideas que triunfaron y que en la España de los años 80 no eran mayoritarias. Luego hay otros asuntos en los que la izquierda ha sido especialmente incisiva, como su visión de la igualdad entre hombres y mujeres, en el que por supuesto el centroderecha debe estar en la vanguardia. De la batalla cultural hay que hablar menos y hacerla, librarla.

Quieren llevar al Congreso la forma de Estado: buscarán degradar y erosionar la monarquía española (...) Intentarán colar el referéndum de autodeterminación como una figura legal"

P: ¿Cómo ve España? Usted dice que el procés ha mutado y ahora afecta a nivel nacional.

R: La primera vez que lo dije me tomaron por loco, pero es así. Hace tiempo que sostengo que el procés ha mutado y que ya no se va a desarrollar dentro de Cataluña. Ya no va a haber unilateralidad en el Parlamento de Cataluña. De hecho, no son capaces ni de publicar resoluciones que aprueban sobre la Monarquía… Han trasladado el procés en el Congreso de los Diputados con la complicidad de Podemos y con una cierta ambigüedad -y en algunos casos también complicidad- del PSOE y Pedro Sánchez.  

Quieren llevar al Congreso la forma de Estado: buscarán degradar y erosionar a la monarquía española. Y buscarán también, de manera ilegal, a través de algún atajo de lo que llamamos la mutación constitucional, intentar colar un referéndum de autodeterminación como una figura legal en España. Aunque requeriría de una mayoría parlamentaria para una reforma constitucional que ahora mismo no tienen, lo intentarán colar de otra forma. Por lo tanto, esa conflictividad al margen de la ley que vivimos en el Parlamento de Cataluña se va a trasladar al Congreso de los Diputados. Y Pedro Sánchez parece estar encantado con este escenario.

P: ¿Con qué escenario en concreto dice que Sánchez está encantado?

R: Con el de polarizar la sociedad y romper la concordia constitucional a la que me refería. Sánchez ha llegado a la conclusión, que es muy arriesgada porque afecta a la propia convivencia de los españoles, de que lo que hay que hacer es fomentar el espíritu de las dos Españas porque es lo que le permite luego pactar con los separatistas para mantenerse en el Gobierno. Esto es algo que Felipe González jamás hizo. Tampoco Rubalcaba, pese a haber hecho otras cosas malas… Es algo que empezó a hacer Zapatero y no fue capaz de completarlo. Y Sánchez está en esa tesis, que polarizando es la manera de seguir gobernando.

P: ¿Cree que el futuro de la monarquía está en riesgo?

R: No sé si está en riesgo, pero sí que creo que hay una estrategia de clara vocación republicana en España dirigida por los independentistas que no le perdonan al rey que frenara con su discurso el golpe de Estado. Y ahí tienen la complicidad de Podemos y la gran incógnita es lo que hará el PSOE.

En el PP jamás se nos pasaría por la cabeza lanzar un ataque a un juez como el de Podemos"

P: Sánchez también ha cerrado filas con Pablo Iglesias por el caso Dina...

R: A Sánchez esto le va a permitir tener más atado a Iglesias. Para sus propios intereses. Tanto que se habían llenado la boca de máxima autoexigencia cuando se habla de problemas con la justicia, cuando les ha tocado a ellos es evidente que no están respetando esos niveles de autoexigencia. Aunque también da la sensación de que Sánchez se puede sentir cómodo en este escenario.

P: ¿Le puede favorecer seguir con Iglesias en el Gobierno?

R: A nadie le puede favorecer tener a Iglesias en el Gobierno. Pero lo mantiene porque sabe perfectamente que no tiene otra opción. Sánchez se ha entregado a la extrema izquierda y al separatismo porque es la mayoría que le impulsó en la moción de censura.

P: ¿Qué le parecen las críticas al juez del Supremo, Manuel García Castellón, por el caso Dina? El mismo juez lleva también el caso Kitchen contra el PP. 

R: Siempre hemos trasladado nuestro respeto al trabajo y decisiones del poder judicial. Jamás se nos pasaría por la cabeza lanzar un ataque a un juez de esa naturaleza. Esa es la diferencia entre los que somos demócratas y los que son autoritarios que solo respetan la justicia cuando les da la razón.

P: Hablando un poco de Madrid. Algunos comparan a Ayuso con Torra por su enfrentamiento con el Ejecutivo central...

R: Me parece una comparación absurda. Lo que dijo Torra no fue un enfrentamiento con el Gobierno central. Lo que dijo fue ‘España nos mata’. Yo no he oído a Ayuso decir algo así. Me sorprende que Sánchez haya dado muchos más mimitos al que dice que España nos mata y haga una operación de acoso y derribo vergonzante a una presidenta de una comunidad autónoma que es leal a la Constitución y a la ley.

P: La exportavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, defendió a Ayuso de los “cañones” de Sánchez en una reciente entrevista en RTVE. ¿Qué opina de su cese como portavoz?

R: Ella y yo tenemos una relación no solo de amistad y de aprecio sino de mucho respeto intelectual. Fue un momento difícil y en cualquier caso estas cosas ocurren en política. Cada uno tiene el derecho de organizar los equipos como considere oportuno. Pero es evidente que los que tenemos mucha relación con ella pues no fue un momento agradable.

P: ¿Pero cree que fue un error?

R: Yo tengo mi opinión. La trasladé a quién me la pidió dentro del partido. Y una vez dada, lo que debo hacer es respetar cómo Pablo Casado quiere organizar los equipos en el Congreso.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba