Juicio al 'procés' Millo revela que Forn le avisó de que los Mossos garantizarían el 1-O

El ex delegado de Gobierno ha asegurado que desde el 8 de septiembre de 2017, tras la aprobación de las leyes de desconexión, se generó un clima de conflictividad que fue aumentando progresivamente y dio lugar al acoso: "Contabilicé más de 100 o 150 acciones"

El exdelegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo (d), se dirige a declarar al Tribunal Supremo
El exdelegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo (d), se dirige a declarar al Tribunal Supremo Europa Press

El ex delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo ha declarado este martes como testigo en el juicio del procés, donde ha desvelado que la Generalitat le advirtió meses antes del 1-O que los Mossos d’Esquadra garantizarían la consulta “con total normalidad”.

Millo ha recordado una reunión con el conseller de Interior Joaquim Forn, acusado por rebelión en este juicio, nada más tomar posesión de su cargo en la que le preguntó sobre su opinión respecto a lo que sucedería el 1-O. “Me contestó con una frase que puedo decir literal: ‘ese día nosotros vamos a garantizar que la jornada electoral se va a desarrollar con total normalidad. El día 1 habrá referéndum”, ha narrado Millo en el Tribunal Supremo.

El que fuera mano derecha de la exviceprensidenta Soraya Sáenz de Santamaría en Cataluña ha recordado también la actitud de Forn aquellos días. "Él era absolutamente partidario y defensor del referéndum. Yo soy independentista y lo he sido siempre, no tengo nada que demostrar. Otros en mi gobierno no lo habían sido nunca y lo tienen que demostrar más que yo", ha dicho sin desvelar nombres.

Joaquim Forn en el juicio del procés
Joaquim Forn en el juicio del procés EFE

El ex delegado del Gobierno en Cataluña aquellas fechas ha relatado que Forn llegó a ese cargo tras la dimisión de su antecesor Jordi Jané una vez que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont advirtiese a su gabinete de los riesgos que iban a emprender. "El presidente planteó que aquellos que no estuvieran dispuestos a seguir hasta el final con todas las consecuencias era que abandonaran el Gobierno y ahí hubo miembros de ese Gobierno que dimitieron, entre ellos Jordi Jané", ha declarado.

"Mas de 100 acciones" violentas

Millo ha asegurado que desde el 8 de septiembre, tras la aprobación de las leyes de desconexión, se generó un clima de conflictividad que fue aumentando progresivamente y dio lugar al acoso. Ha dicho haber contabilizado "más de 100 o 150 acciones" en municipios, edificios públicos y cuarteles de la Guardia Civil. Ha hecho referencia al lanzamiento de objetos incendiarios a comitivas judiciales y a hoteles donde había policías hospedados hubo que desalojar.

Para el ex delegado de La Moncloa, la situación en Cataluña era "preocupante". Ha subrayado la concentración del 20 de septiembre de 2017 frente a la Consejería de Economía, donde un grupo numeroso de personas reunió para "acosar, hostigar y amenazar" para "impedir las comisiones judiciales". "Era un clima de crispación que hacía prever que el 1-O podía haber un riesgo para la integridad física de las personas si no se atendía al mandato", ha resumido Millo.

Durante más de hora y media de declaración, ha hecho hincapié en el "clima de conflictividad" que tenía lugar en las calles catalanas. "Había grupos que actuaban con clara violencia. Arrojar objetos incendiarios no es pacífico. Pintar en una pared ‘Millo muerte’ no se si es violencia, pero muy pacífico no es", ha dicho.

En representación del Ministerio Público, Javier Zaragoza ha interrogado a Millo sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra durante la consulta del 1-O. "¿En la Junta de Seguridad le dijeron que los Mossos iban a cumplir con la orden judicial de impedir el referéndum?", ha preguntado. La respuesta de ha sido tajante: "Lo que no dijeron nunca es que no se iba a celebrar. Por parte de los miembros del Govern era muy claro: no iban a dar marcha atrás en la convocatoria del referéndum ilegal".

El exjefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero
El exjefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero EFE

En esta parte del interrogatorio, ha coincidido en varios puntos con la declaración que este lunes hizo el que fuera número dos de Interior durante el 1-O, José Antonio Nieto. Ha señalado que la "alineación" del major de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero con el Govern era "total". Y ha recordado la frase del mando de la policía autonómica sobre el uso de la fuerza en el referéndum: "Si hay niños y personas mayores, no".

"Interlocución permanente"

El que fuera delegado de Gobierno en Cataluña ha reforzado la versión del expresidente Mariano Rajoy de que se intentó llegar a un pacto hasta el último momento. "Hubo un último encuentro [con Puigdemont], menos formal, el 6 de junio. Insistí y le dije: mientras no convoques un referéndum debemos hacer lo posible por encontrar una salida a otros temas". Según Millo, aquel día el líder catalán le advirtió de que ya no había marcha atrás. 

Millo ha señalado que una de sus funciones era la "interlocución permanente" con la Generalitat. Ha asegurado que manifestó su voluntad de intentar que aquello "no acabara mal", que no terminara en una "confrontación con el Estado". "Siempre intenté mantener una relación correcta, de intercambio de información y de colaboración", ha dicho para luego admitir que la relación se "complicó" por la convocatoria de referéndum.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba