Elecciones generales 2019

Sánchez humilla a Rosa María Mateo y cede a debatir también en Atresmedia

El presidente de Gobierno y candidato socialista cede a las presiones y fuerza que el debate en la televisión pública se adelante al día 22 para no obstaculizar el de la cadena privada el día 23. Cs pide la dimisión de la administradora única de RTVE

Sánchez, de campaña este viernes en Logroño
Sánchez, de campaña este viernes en Logroño EFE

El presidente de Gobierno y candidato socialista a las próximas generales Pedro Sánchez ha cedido finalmente ante las quejas y ha aceptado participar de dos debates presidenciales, uno en RTVE el día 22 de abril y el otro, el día 23 en Atresmedia. Así, ha obligado a la corporación que dirige Rosa María Mateo a dar marcha atrás en su propuesta de fijar su debate el mismo día que el de la cadena privada.

A través de un comunicado titulado "Sánchez mantendrá dos debates, el 22 en RTVE y el 23 en Atresmedia", el candidato socialista decía a primera hora de este viernes haber "trasladado al Comité Electoral del PSOE la petición de que "reconsidere" su posición respecto a los debates electorales previstos para la semana próxima. Considera (Sánchez) que los españoles tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate ha solicitado a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación a asistir a los debates propuestos tanto por RTVE y Atresmedia". Pocas horas después, RTVE emitía un comunicando confirmando el cambio de fecha en su debate al día 22. 

Sánchez ha respondido así a la polémica que estalló este jueves, después de que RTVE propusiera como fecha para su debate presidencial el día 23, la misma que el de Atresmedia. Esto fue rechazado por los propios trabajadores de la televisión pública - incluido el periodista Xabier Fortes, moderador del eventual debate - y por PP, Cs, y Podemos.Todos ellos coincidieron en tachar la decisión de la corporación pública como un claro ejemplo de su "instrumentalización" por parte del presidente de Gobierno.

Hasta este jueves, el candidato socialista abogaba por debatir en la televisión pública por su "alcance y difusión". Una decisión que ya suponía un retroceso del presidente de Gobierno respecto a su actitud inicial de ir únicamente al debate de Atresmedia por ser el único que incluía la participación de Vox, frenada finalmente por la Junta Electoral.

El argumentario de Sánchez

A la hora de justificar sus idas y vueltas, el equipo de Sánchez ha cargado no solo contra la propia Junta Electoral sino también, entre otras cosas, contra la "imposibilidad de los distintos partidos y de los operadores públicos y privados de alcanzar un acuerdo en la organización de una única emisión televisiva, tal y como es la norma internacional repetida en todas las democracias avanzadas del mundo".

Así, el presidente asegura que "hubiera preferido realizar un único debate entre las principales formaciones estatales que concurren a las elecciones", y que su postura final está "basada en el acuerdo público de los tres partidos de oposición respecto a su participación en los debates".

"Si mantienen una opinión coincidente, no será por parte del PSOE que no se llegue a una solución de consenso", señala el comunicado de los socialistas, que incide en que es parte de sus "principios políticos" el "primar el acuerdo entre mayorías". En él, el titular del Ejecutivo insiste igualmente en la "anomalía" de celebrar "dos debates presidenciales en dos días consecutivos" y recuerda que "no hay precedente alguno en la historia de las democracias occidentales de un planteamiento semejante desde la invención de la televisión".

"Qué remedio", ha zanjado el propio Sánchez ante los periodistas este mismo viernes.

"Recula por sus intereses"

Las reacciones al último 'cambio' del actual jefe del Ejecutivo no tardaron en llegar. Desde el PP han acusado al socialista de "recular por sus intereses, no los de España", y han espetado que su decisión final "una vez más deja en evidencia el uso partidista que hace de las instituciones públicas, cuando vemos que RTVE se pliega a sus exigencias de cambio de fecha".

"En Génova tienen claro que la maniobra de Sánchez persigue no chocar frontalmente con su comité electoral, que había mostrado su rechazo a mover de fecha el debate de RTVE, para no soliviantar a los sindicatos televisivos, y también para no quedar mal con Atresmedia", dicen desde el PP, que aún así aseguran que Pablo Casado asistirá a los dos debates, algo que ya habían suscrito también desde Cs y Podemos.

"Lo de este jueves fue un espectáculo terrible. La decisión era incomprensible, respondía al uso instrumental e inaceptable de RTVE por parte del Gobierno", ha esgrimido igualmente Pablo Iglesias.

Cs pide la dimisión de Mateo

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha ido más y ha pedido la dimisión de Mateo como administradora única de RTVE.

En declaraciones a los medios a la entrada de la propia sede de la corporación pública, Villegas ha afirmado que "ha habido llamadas de Moncloa a la cúpula de RTVE".

Así, el secretario 'naranja' ha criticado al presidente del Gobierno por, en su opinión, "haber intentando utilizar RTVE para su interés personal".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba