Elecciones generales 2019 PP y Ciudadanos ultiman en Navarra el primer gran pacto electoral para las generales

PP y Ciudadanos ultiman el primer gran acuerdo en Navarra para que, junto a UPN, el centroderecha concurra unido en un bloque electoral antinacionalista

Pablo Casado y Albert Rivera
Pablo Casado y Albert Rivera EFE

PP y Ciudadanos ensayan en Navarra un acuerdo electoral que significará un paso sin precedentes en el panorama político del centroderecha nacional. Unión del Pueblo Navarro (UPN) sería el gozne de este pacto, ya prácticamente ultimado, por el que las tres formaciones se comprometen a concurrir en una lista conjunta para las elecciones de Congreso y Senado. El pacto sería ampliable asimismo a la cita electoral de autonómicas y municipales del 26-M. Podría incluso ser el principio de otros acuerdos similares, aunque de momento tal posibilidad se adivina algo lejana.

Pablo Casado dio el empujón necesario para concretar este marco en su visita de la semana última en Pamplona, en la que anunció la voluntad de competir junto a UPN en los próximos comicios. El acuerdo será no sólo para las generales, sino también para las autonómicas y municipales, subrayó el líder del PP, quien dejó al puerta abierta a la incorporación de otras fuerzas. Así va a ser. Esta misma semana, Ciudadanos cerrará con UPN un acuerdo con el mismo objetivo: concurrir en una misma plataforma junto a las otras dos fuerzas del centroderecha. El comité ejecutivo de la formación navarra dará el visto bueno a esta entente, que será suscrito por Albert Rivera, quien se traslada este jueves a Pamplona. 

Unidos frente a los independentistas

El motor de este acercamiento sin precedentes, ya que en Andalucía PP y Cs concurrieron por separado, es ahormar un bloque constitucionalista en una región amenazada por el bloque independentista que pretende consagrar la incorporación de la región al País Vasco. "Unidos por el antinacionalismo y por el esfuerzo de superar el grave horizonte que se cierne sobre Navarra, PP y Ciudadanos han decidido superar los litigios y diferencias que tanto les distancia en otras regiones.

"No puede repetirse un gobierno de Uxue Barcos de la mano de los filoetarras de Bildu, de Podemos y de los comunistas", señalan en el PP, donde se confía también en que en las municipales, las fuerzas constitucionalistas se hagan con también con el control del Ayuntamiento de Pamplona, ahora gobernado por Bildu pese a que UPN fue el partido más votado en 2015.

Quedan por despejar ciertas dudas sobre algunos aspectos del convenio entre las tres formaciones. Se conoce ya que la nueva fuerza concurrirá bajo el nombre de Navarra suma, un asunto que debe ser aprobado por PP  y Cs, que prescindirán presumiblemente de sus siglas y  concurrirán a las forales y locales con esa marca. "No habrá problemas, llegaremos aun entendimiento", aseguran fuentes del PP. El mecanismo del pacto es muy sencillo. También parece claro que los tres partidos se unirán bajo un mismo nombre en las papeletas para el Senado. Tres candidatos, cada uno de uno de los partidos firmantes, encabezarán conjuntamente la lista a la Cámara Alta con enormes visos de que la fórmula resulte exitosa.

UPN respaldará en el Congreso al líder del centroderecha más votado. Es decir, que votará a Casado o a Rivera, según quién sea el que reúna más escaños. En Navarra, serán los populares y los naranja quienes respalden al cabeza de cartel de UPN, en recíproca compensación."Vamos juntos para echar a este gobierno secesionista de Navarra", declaraba días atrás José Cruz Pérez Lapazarán, diputado del PP. 

El reparto de espacios en las listas también está por concretar. UPN, en coalición con el PP, logró en 2016 dos diputados. Ciudadanos se quedó a cero. Algunos sondeos apuntan a que esta coalición antinacionalista podría duplicar sus resultados porque UPN agrupará a todo el voto del centroderecha. Vox todavía no ha confirmado si concurre a los comicios. El hecho de que no aparezca Vox en este coalición es una de las razones por las que PP y Ciudadanos puedan superar los problemas que tuvieron en Andalucía, donde finalmente sólo se aceptó el respaldo del partido de Abascal para la investidura. 

La excepcionalidad fiscal

El secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas ha asegurado, en este sentido, que el acuerdo será ratificado el martes por la ejecutiva nacional de Ciudadanos. El compromiso, ha dicho Villegas, es que esa coalición apoyará a Albert Rivera si es candidato a una investidura a la presidencia del Gobierno. Y a cambio, el partido naranja votará a favor del UPN en el Parlamento Navarra.

“Los principios de este acuerdo son la defensa de la españolidad de Navarra, la defensa de la Constitución en todos los territorios de España y un gobierno constitucionalista para España”, ha dicho.

Sobre la foralidad y el concierto económico navarro, criticado por Ciudadanos en el pasado, fuentes de la dirección naranja han precisado que se ha llegado a punto de encuentro. La coalición defenderá esa excepcionalidad económica siempre y cuando no perjudique la solidaridad con el resto de territorios de España y que el cálculo que se aplique para determinadas transferencias sea transparente y no político.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba