Elecciones generales 2019 La macroencuesta del 'CIS de Tezanos' echará una mano... a Podemos

La decisión de reintroducir la polémica cocina para volver a dar estimación de voto bajará a un PSOE disparado y subirá a la formación morada; Ferraz cruza los dedos para que Iglesias logre la remontada

El presidente del CIS, José Féliz Tezanos
El presidente del CIS, José Féliz Tezanos

El mundo al revés. Resulta que ahora al PSOE no le interesa salir tan disparado en los sondeos, para no desmovilizar a la izquierda y para que su socio, Podemos, se recupere del hundimiento que le pronostican las encuestas en las elecciones generales del 28 de abril tras el desencanto provocado por las peleas internas y la consiguiente huida del voto joven.

Y eso es precisamente lo que va a lograr el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y ex miembro de la Ejecutiva socialista José Félix Tezanos, con su decisión de volver a dar estimación de voto, admiten a Vozpópuli tanto fuentes socialistas como de la oposición.

No es casualidad, se malician en PP y Ciudadanos, que la cocina vaya a regresar a ese organismo con ocasión de la macroencuesta preelectoral de 16.000 entrevistas, el sondeo más determinante de todos, públicos y privados, por la magnitud del trabajo de campo y porque asigna escaños en cada una de las 52 provincias; en un momento, además, en el cual Podemos empieza a salir del hoyo.

El barómetro de enero causó malestar y alarma tanto en La Moncloa como en Ferraz al otorgar al PSOE una intención de voto récord del 33,3%, casi doblando a un PP segundo con un escuálido 16,7%; tercero Ciudadanos, 15,3%, perdía 2,4 puntos respecto a diciembre; y cuarto, Unidos Podemos, también perdía un punto para situarse en el 14,5%... Todo ello dejando a Vox en un muy cuestionable último lugar con tan solo el 5,9% de voto, en contra de lo que dicen los demás estudios. 

Con el panorama que dibujaba, PSOE (84 en la pasada legislatura) y Podemos (71) no volverían ni de lejos los 155 diputados de la pasada legislatura. Por eso, ambas partes necesitan que Pablo Iglesias triunfe en el intento de remontada que inicia este sábado con un maratón en el que ha incluido un acto en el Círculo de Bellas Artes, un macromitin en la explanada del Centro de arte Reina Sofía y una entrevista en La Sexta Noche, la primera que concede después de dos meses en silencio por su baja de paternidad. 

A los socialistas, que se ven ganadores, les interesa que Iglesias se acerque al 18,41% de voto que logró en 2016 con IU, Compromis, En Comú y las Mareas porque, si no, no suman para investir a Sánchez

¿Para qué usan todos los sociólogos la cocina? Pues para ponderar la intención de voto directa de los que sí responden con otros factores que contestan quienes dicen que no van a votar, o sí votarán pero no dicen a quien. Ahí entran en juego otros indicadores como qué voto el encuestado en las anteriores elecciones, la simpatía por una sigla, si está en el paro, la situacióneconómica, la nota a los líderes, el recuerdo de voto.

Se trata, llegados a este punto de "fomentar la participación" de la izquierda, no solo la socialista, también la morada; de no dar nada por ganado porque la suma para gobernar puede estar en un puño, coinciden todas las fuentes consultadas. A los socialistas, que se ven ganadores, les interesa que Iglesias se acerque al 18,41% de voto que logró en las elecciones del 26 de junio de 2016 con IU, Compromis, En Comú y las Mareas porque, si no, no suman para investir a Pedro Sánchez en junio.

[El CIS de las elecciones generales: ¿cuánto se han equivocado las últimas encuestas?]

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba