Elecciones generales 2019 Casado ignora las disputas internas y cierra su 'lista del 155' al Senado

El presidente el Partido Popular apuesta por una gran renovación, pese al ruido de lamentos en la vieja guardia

Pablo Casado.
Pablo Casado. EFE

Pablo Casado cierra sus candidaturas al Senado, con la que dará la batalla por conservar la mayoría absoluta de la que ahora dispone el PP. Es la propuesta de la 'lista del 155' con la que Ciudadanos y Vox no resulta cómoda ni para Rivera ni para Abascal. Vox la rechaza abiertamente y el partido naranja ni siquiera la ha tomado en consideración. Casado, pese a todo, consuma estos días su equipo para dar la batalla a los golpistas del 'procés' en la Cámara Alta. 

La renovación de Pío García Escudero al frente de la lista por Madrid ha sido objeto de un intenso debate interno. El veterano presidente de la Cámara ha resistido finalmente las acometidas de una parte de la dirección, que consideraba necesario un cambio y optaba por Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid.

García Escudero, con dos décadas en el Senado, era cuestionado tanto por su 'exceso de veteranía', como por algunos asuntos del pasado. Su nombre aparecía circunstancialmente en los denominados 'papeles de Bárcenas', cuestión que quedó perfectamente aclarada. Escudero ha resistido. No lo tuvo fácil. Garrido ha salido muy fuerte tras doblarle el pulso a los taxistas. Casado le compensará, quizás, con un billete hacia el Parlamento Europeo. 

El actual portavoz de la bancada popular, Ignacio Cosidó, no aparece en las listas. Al ser miembro de la Cámara Alta por la cuota autonómica, seguirá en su puesto hasta que las Cortes de Castilla y León elijan a sus representantes. Es muy posible que no renueve dada su implicación en el denominado 'caso Kitchen', también con Bárcenas como telón de fondo. 

Ha querido Casado incluir algunos naúfragos del marianos. Como, Rafael Hernando. el exportavoz de la bancada popular en la Cámara Baja que, aunque aspiraba a ir a Europa, se queda como cabeza de cartel al Senado por Almería. Hernando, que se alineó con Soraya Sáenz Santamaría en las primarias del partido, está bien valorado en Génova por su entrega al equipo a lo largo de estos últimos años. Será pieza clave en la Cámara Alta cuando se dilucide el voto al 155. También la Cámara Alta acogerá a dos marianistas de primer nivel, como Fernando Martínez Maíllo, el 'número tres' de Génova en la anterior etapa, que encabezará Zamora, o el histórico Carlos Floriano, que hará lo propio por Cáceres. Y una novedad de último minuto: Vicente Azpitarte, joven periodista de 'Libertad Digital', será el cabeza de lista del Senado por Granada, su tierra. Una incorporación que produce sorpresa, muy bien recibida por el PP en Andalucía.

Baile en Baleares

Hay sensación de desconcierto en un sector del partido. Casado ha optado por ignorar interno, la tormenta intramuros, y ha redondeado su alineación con tan sólo algunas concesiones. "El sudoku del Senado ha resultado muy enrevesado", comentaba un veterano dirigente. Casado ha atendido con paciencia algunas reacciones muy críticas a los cambios en el Congreso. El 'marianismo' quedó sepultado y el 'sorayismo', que viene a ser lo mismo, también. EnGénova se han manejado ahora con pies de plomo, aunque Casado estaba decidido a redondear este profundo cambio en el Senado. El 155 está en juego.

Entre los episodios más chocantes cabe destacar lo ocurrido en Baleares, por ejemplo. María Salom pasó de ser la cabeza de cartel para el Congreso a ocupar el mismo lugar en la lista del Senado. Salom era la candidata de Génova, que tuvo que ceder ante el empeño del barón regional, Biel Company, que ha colocado a Marga Prohens. "Una muestra de debilidad de la dirección nacional", comentaban en fuentes del PP en aquella comunidad. En Cantabria y en Asturias también ha habido cambio de cartel para el Senado, con la designación de Javier Puente, militante provida que regresó al PP tras su abandono en tiempos de Rajoy, y José Ramón García Cañal

El relevo en León ha producido algunas suspicacias. Luis Aznar, el veterano senador,  portavoz del PP en la comisión de investigación sobre los dineros de los partidos, el hombre que le espetó a Pablo Iglesias su "usted aburre a las cabras", era desplazado al tercer puesto de la lista para dejar sitio a Javier Santiago, el joven alcalde de Almazán. Aznar ha optado por irse a casa. La combativa Esther León será de nuevo la número dos. La opción de Antonio Silván, alcalde de la provincia, quedó finalmente sepultada. 

En Valladolid sale en cabeza José Ángel Alonso, de 26 años, otra muestra más del vuelco que ha querido imprimir Casado en estas listas. El veterano Miguel Ángel Cortés, que fue secretario de Estado de Cultura, es posiblemente el ejemplo de supervivencia política más llamativo de la jornada. 

Las listas al Congreso produjeron un esperado terremoto, que Casado está sorteando poco a poco con habilidad. La batalla de la Cámara Alta es clave para el PP. Los sondeos anuncian una victoria del PSOE y un severo retroceso de los populares. La aplicación del 155 pende de este voto. Sólo Casado parece darse cuenta del riesgo porque nadie en la precampaña habla de la Cámara Alta. 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba