Elecciones Generales 2019 El 23-F de Vox: Abascal toma el control total del partido con la vista en las elecciones

La formación celebra este sábado su Asamblea General en la que se debe ratificar la supresión de las primarias, revisar aspectos de los estatutos y ratificar las cuentas auditadas de 2018

El presidente de VOX, Santiago Abascal
El presidente de VOX, Santiago Abascal EFE

Vox abre una nueva etapa y deja atrás uno de sus principios fundacionales. Santiago Abascal y la actual cúpula dirigente ha tomado la decisión de eliminar de los estatutos el requisito de celebrar primarias para elegir a los candidatos a cargos públicos. Serán los afiliados quienes deban dar el visto bueno definitivo a este golpe de mano en la Asamblea General Ordinaria que celebra el partido este sábado 23 de febrero en el Teatro Bellas Artes de Madrid.

La actual dirección intenta reducir al máximo la posibilidad de que se 'cuelen' en las listas los denominados 'arribistas' y personas que puedan poner en riesgo el proyecto de cara a las generales del 28 de abril y a las locales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. También cierra la puerta a voces que cuestionen la hoja de ruta que se despliegue a partir del próximo ciclo electoral.

Las expectativas de los sondeos y el ritmo de afiliaciones llevan meses creciendo, pero la estructura territorial de Vox aún no es suficientemente robusta para hacer frente a este desarrollo con garantías. Si los afiliados aprueban la nueva hoja de ruta diseñada por la dirección, quedará un partido con una estructura vertical dirigida por el Comité Ejecutivo Nacional, de quien dependerán los comités provinciales. 

Esos órganos sí serán elegidos por los afiliados en primarias, aunque el nuevo diseño contempla la desaparición de los comités locales que existían hasta ahora; órganos de dirección que se podían constituir en municipios con al menos 50 afiliados al corriente de pago. A partir de ahora, serán los presidentes provinciales quienes puedan nombrar directamente a coordinadores en los diferentes municipios. 

Sin comités locales

En este sentido, Vox mantiene su máxima recentralizadora para hacer desaparecer las Comunidades Autónomas y devolver al Estado las competencias actualmente transferidas. Algo para lo que sería necesario una modificación de la Carta Magna. Sobre la elección de candidatos a las elecciones, las direcciones provinciales podrán proponer nombres que, en último término, deben ser avalados desde Madrid. La actual dirección, elegida en marzo de 2018, prorroga cuatro años más su mandato. 

En el cónclave de este sábado también se impulsará un nuevo Código de Conducta para los miembros de la formación. También se introducirán cambios del Reglamento interno de Procedimientos Electorales (RIPACG) y del Comité de Garantías (RIPE), si así lo avalan los afiliados.

Entre esos cambios, está la ampliación de seis a nueve meses del período de afiliación provisional, durante el que el nuevo afiliado no puede votar ni elegir a los miembros de la dirección o la presidencia del partido. Y, en último término, esta se reserva el derecho de denegar la afiliación definitiva.

Al evento -donde también se ratificarán las cuentas auditadas de 2018- sólo podrán acudir los actuales dirigentes provinciales y la cúpula estatal. El resto de los afiliados podrán seguirlo a través de Internet. Desde el pasado martes pueden votar telemáticamente los cambios todos aquellos inscritos antes del 31 de diciembre de 2018

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba