Elecciones autonómicas 2019 Iglesias se aferra al CIS para mantener vivo el pulso con Sánchez

La formación morada mantiene su papel clave para alianzas locales en seis comunidades. En Castilla-La Mancha y Extremadura mejoraría sus resultados con respecto a 2015, según el CIS

Pablo Iglesias en la Moncloa después de su encuentro con Pedro Sánchez
Pablo Iglesias en la Moncloa después de su encuentro con Pedro Sánchez Efe

Los números de la encuesta del CIS sonríen al partido de Pablo Iglesias. Si bien la formación morada caería en diez de las 12 comunidades en las que se celebrarán las elecciones autonómicas el 26 de mayo, Podemos podría sería clave para que el PSOE mantenga sus ejecutivos en Asturias, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura. Y en la Comunidad de Madrid la suma de las izquierdas podría permitir a Ángel Gabilondo ser el nuevo presidente después de 24 años de gobierno de los populares.

Después de las generales del 28 de abril, Iglesias explicó a Pedro Sánchez su intención de avanzar hacia un gran pacto de coalición nacional y regional. Podemos quiere hacer valer su fuerza relativa para exigir al socialista que incluya en el Ejecutivo figuras como Iglesias e Irene Montero.

En Madrid, la alianza de las izquierdas podría llevar a un cambio histórico de gobierno. El macrobarómetro del CIS dibuja un posible ejecutivo rojo-morado-verde. La suma del PSOE, Más Madrid de Íñigo Errejón y Unidas Podemos podría superar el umbral de los 65 diputados, necesarios para llegar al poder.

Los datos sorprenden porque a pesar de la escisión de Errejón todos los tres partidos de izquierdas incrementarían sus escaños. El PSOE ascendería a primera fuerza, con entre 33 y 38 diputados (26,1% de votos), Podemos aguantaría con entre 17 y 19 escaños (13%) y Más Madrid entraría con entre 16 y 18 escaños (12,8%). Cabe señalar que la macroencuesta del CIS se realizó una semana antes de los comicios generales del 28 de abril.

Por su parte, el PP bajaría en Madrid del 33% al 22,9% (29-33 escaños), Ciudadanos quedaría como cuarta fuerza con un 16% de estimación de votos y Vox estaría a punto de quedarse fuera de la Asamblea. El partido de Santiago Abascal alcanzaría un arriesgado 5,7%, y entre seis y ocho diputados, cuando no alcanzar el umbral del 5% significa no elegir a ningún representante.

Repunte en Castilla-La Mancha y Extremadura

La batalla madrileña es esencial para saber si el PP logra recuperarse del batacazo de las generales. Pero en la izquierda también Podemos se juega mucho de su futuro. Actualmente solo gobierna con el PSOE en Castilla-La Mancha, y en esta región los morados pueden ser otra vez clave.

Podemos podría decidir el futuro del presidente Emiliano García-Page: con el 10% de estimación de votos (en 2015 logró el 9,7%), el CIS le asigna dos y tres diputados autonómicos que podrían resultar determinantes para el socialista. Aun así, García-Page podría incluso gobernar en solitario si se cumplen las mejores expectativas del CIS.

En Extremadura el escenario es parecido. El CIS vaticina que el PSOE se mantendrá como primera fuerza, con entre 30 y 32 diputados autonómicos. Pero también recoge una mejora para Podemos. El partido de Iglesias pasaría del 7,9% al 12,3%, con entre siete y ocho escaño. También aquí Podemos superaría a Ciudadanos y permitiría al socialista Guillermo Fernández Vara retener el poder. El PP perdería hasta siete escaños y Vox no entraría en la asamblea.

En el resto de Comunidades, Podemos bajaría de media entre dos o tres puntos porcentajes. Pero evitaría la debacle. Se quedaría tercera fuerza en Aragón, con 11 escaños (15% de votos) clave para el presidente socialista Francisco Javier Lambán. Aquí, el PSOE no sumaría con Ciudadanos.

En Asturias, con el 17% de sufragios, Podemos sería otra vez esencial (entre siete y nueve diputados) para que el PSOE siga gobernando. Aunque aquí la suma de PSOE (horquilla entre 15-18 escaños) y Ciudadanos (4-5) le permitiría alcanzar los 23 escaños necesarios para formar un ejecutivo. IU lograría tres diputados y el PP pasaría de 11 a 10 escaños. Vox lograría un diputado.

Castilla y León y La Rioja

Otra plaza clave es Castilla y León. Aquí el PSOE aspira a sustituir al PP en uno de sus centros de poder más tradicionales, pero debería contar con el apoyo de Ciudadanos. Aquí los ocho diputados de Podemos no le servirían para llegar al Ejecutivo. En La Rioja, según la parte alta de la horquilla, PSOE y Podemos podrían llegar a gobernar, aunque los regionalistas del Partido Riojano tendría la llave de la gobernabilidad.

En definitiva, si PSOE y Podemos confirman en las urnas las previsiones del CIS podrían gobernar en hasta seis Comunidades. Sobre todo, ganarían la presidencia de la Comunidad de Madrid y Podemos podría hacer valer sus votos en la mesa de negociaciones para construir una coalición nacional con Sánchez.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba