Elecciones en Andalucía

La irrupción de Vox acaba con la era del PSOE en Andalucía

La debacle de Susana Díaz, la subida de Ciudadanos y la entrada de Vox da al centro derecha la posibilidad de gobernar la comunidad andaluza por primera vez en democracia

Vuelco histórico en Andalucía. La debacle del PSOE, la subida de Ciudadanos, el resultado a la baja del PP y la irrupción de Vox en el Parlamento permitirán al centro derecha gobernar la comunidad andaluza por primera vez en democracia

Las elecciones andaluzas del 2-D han tenido una participación de poco más del 58,6%. El resultado supone un terremoto de cara al ciclo electoral que se avecina, con autonómicas, municipales, europeas y probablemente generales en 2019.

El batacazo de Susana Díaz deja al PSOE con pie y medio fuera del palacio de San Telmo, que ha ocupado ininterrumpidamente desde los 80. El socialismo ha obtenido 33 escaños, 15 menos que hace cuatro años. Díaz se ha dejado medio millón de votos.

La todavía presidenta no tira la toalla y ha mostrado su voluntad de liderar un gran acuerdo de fuerzas constitucionalistas para -ha dicho- frenar a la "extrema derecha" de Vox. Un mensaje que ha repetido la dirección nacional desde la sede de Ferraz en Madrid.

Mayoría de la derecha

El PP, con 26 diputados, y Ciudadanos, con 21, se disputarán la presidencia de la Junta de Andalucía. No será un acuerdo sencillo. Tanto el popular Juanma Moreno Bonilla como el portavoz naranja Juan Marín se han postulado para liderar ese cambio.

Necesitarán a Vox, que con 12 escaños ha superado sus expectativas más optimistas. El partido de Santiago Abascal, sin candidatos conocidos en Andalucía, tiene la llave para entregar el Gobierno a PP y Ciudadanos. Este bloque de tres partidos suma 59 diputados

El candidato de VOX a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano.
El candidato de VOX a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano. EFE

El hundimiento del PSOE Y el pinchazo de la coalición Adelante Andalucía (Podemos e IU), que pasa de los 20 escaños que sumaron por separado en 2015 a 17 diputados, deja a la izquierda en 50 escaños, muy lejos de los 55 que marcan la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

¿Quién gobernará Andalucía?

Moreno Bonilla ha resistido al partido naranja, a pesar de que el PP temió el sorpasso durante buena parte de la campaña. Se ha mantenido en segunda posición, pero ha perdido siete escaños y 300.000 votos con respecto al 2015. El PP ha logrado 26 diputados, igualando el peor resultado de su historia en Andalucía.

Sin embargo, el candidato Moreno Bonilla tiene en su mano la oportunidad de presidir la Junta. El líder del PP, Pablo Casado, ha dicho que les corresponde a ellos la iniciativa. El candidato popular ha anunciado su voluntad de presentarse a la investidura

"Han acabado cuarenta años de hegemonía socialista en Andalucía", ha dicho Moreno Bonilla. "Andalucía quiere un cambio y va a tener un cambio".

No opina lo mismo Ciudadanos, que ha duplicado el porcentaje de voto del 2015, pasando de 9 a 21 escaños. Es el único partido que crece junto a Vox.

"El cambio ha llegado a Andalucía y además lo ha hecho por la puerta grande", ha dicho Marín. "Sólo puede liderar un partido que crece, en el que los andaluces han depositado su confianza".

El líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido el apoyo de PP y PSOE- no Vox- para gobernar Andalucía.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba