Política

Denuncian 'robos' de DNI en centros de mayores para amañar las primarias de Podemos

El cese de los abogados interrumpió una investigación interna sobre supuesta sustracción irregular de datos personales. La formación lo vinculaba a una recopilación de DNI para acceder al código de votación

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias EFE

Las sospechas de pucherazos en las primarias de Podemos llegan con fuerza a Cataluña. Después del caso de La Rioja, adelantado por este diario, que ha llevado a tres candidaturas de críticos a amotinarse contra los afines a Pablo Iglesias, otro incendio puede estallar en Cataluña.

En septiembre de 2019, Podemos recibió una denuncia sobre un posible caso de sustracción de datos personales a fines electorales. La denuncia provenía directamente desde un centro de mayores vinculado a la asociación vecinal Grupo Montserrat, donde dos personas relataban en una carta confidencial, a la que ha tenido acceso en exclusiva Vozpópuli, otro posible mecanismo de amaño en las votaciones internas.

Los denunciantes revelan que entre abril y mayo de 2018 (año de las primarias internas, y también de votaciones como la consulta sobre el chalet), un miembro de Podemos acudió a un centro de mayores de Terrassa pidiendo a los presentes si querían “hacer más fuerte Podemos”.

El delegado de Podemos señalado por los denunciantes es Miquel Benítez, quien figura en la anterior gestora de Podemos en la ciudad catalana, en las filas deXavi Domènech y que ahora forma parte del equipo de Conchi Aballán, la candidata pablista que ha ganado por sorpresa a su oponente, Noelia Bail, en las primarias para la dirección regional entre sospechas de “votos desaparecidos” y pucherazo.

"Son personas mayores"

“Yo y varias personas que coincidimos en la sala cedimos el DNI al señor Benítez, el cual procedió a utilizar el ordenador con nuestros datos sin saber nosotros exactamente la finalidad de dicha operación”. Así relata uno de los denunciantes de Terrasa la situación vivida en 2018. Posteriormente revela que pidió a los organismos del partido en la localidad “si sabían para qué querían nuestros DNI”. Lamentablemente no obtuvo una respuesta concreta, así que procedió a enviar una carta a la formación denunciando los hechos.

En la carta habla de "manipulación y utilización de nuestros datos". Señala “no haber realizado ninguna gestión telemática en Podemos ya que no me he inscrito personalmente como militante. No tengo clave para acceder a ninguno de mis datos, y ni siquiera tengo correo electrónico para hacer este tipo de gestiones”. “Otras personas cedieron sus DNI (…) Son personas mayores”, detalló, y pidió “que se tomen las medidas oportunas para que esto no vuelva a suceder y las personas mayores y más vulnerables estemos más seguras y amparadas frente a la manipulación y utilización de nuestros datos”.

Voto cautivo

El caso llegó al corazón del partido morado. Internamente se activó un procedimiento de investigación sobre el cual, sin embargo, de momento no se sabe nada más. Fuentes de la formación apuntan en conversación con este diario el llamado mecanismo del “voto cautivo”. Es decir, registrar a personas reales en el censo de Podemos para tener sus clave de acceso a la web. Con el DNI y un teléfono móvil, se puede acceder a su código de votación y votar en su nombre.

En las últimas primarias del pasado mes de junio, sectores de Podemos denunciaron supuestos amaños. En Cataluña, por ejemplo, algunos sostienen que la candidata oficialista ganó las primarias gracias a la “desaparición” de más de mil votos de su contrincante. "En un mes, desde las primarias para las listas electorales, la favorita ha perdido 1.500 votos. Es muy sospechoso", repiten desde Podemos en Cataluña.

Cabe destacar que, a lo largo del año pasado, varios dirigentes y militantes de Podemos han denunciado pucherazos e irregularidades en varias votaciones internas. Hermán Pinedo acusó al partido de haberle echado por criticar el proceso de primariasEn ese caso también entró en juego la purga política en un momento en el que varios dirigentes del partido fueron acusados por un supuesto acercamiento a Íñigo Errejón.   

Con la carta enviada en 2018 que Podemos ha mantenido bajo secreto, las sospechas y denuncias ganan peso en un momento además muy delicado para el secretario general. En Collado Villalba (Madrid), la justicia ya ha admitido a trámite una denuncia por supuesto pucherazo en las primarias municipales. En La Rioja muchos esperan otra judicialización de las primarias. Vozpópuli desveló un audio de una edil explicando el método para maquillar las votaciones. Todo eso a la espera del informe policial sobre el caso Dina, que podría llevar a Pablo Iglesias de perjudicado de las “cloacas” a imputado de un caso delictivo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba