Cataluña

El 'acuerdo' entre Torra y ERC colapsa el Parlament

El Pleno estipulado para este jueves ha sido finalmente aplazado después de que el pacto sobre los diputados suspendidos fuese ratificado por la Mesa, pese a no contar con el aval de los letrados de la Cámara

Quim Torra
Quim Torra EFE

La estabilidad del Govern que preside Quim Torra ha pendido de un hilo. La incapacidad de las formaciones que configuran la mayoría parlamentaria independentista, ERC y Junts Per Catalunya,para ponerse de acuerdo sobre las condiciones del voto de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo ha desatado un maratónico cónclave entre el presidente de la Mesa del Parlament, Roger Torrent (ERC), y representantes del grupo de Carles Puigdemont como el propio 'president' Torra que retrasó el pleno de debate de política general que estaba previsto para las 12:00 horas. Finalmente, el pleno ha sido suspendido 'sine die'. Los portavoces de ambas formaciones, Sergi Sabrià (ERC) y Eduard Pujol (JxCat), confirmaron el acuerdo 'in extremis' en una rueda de prensa conjunta a las 17:40.

"Ha habido cuestiones formales que cada uno ha entendido de forma diferente", ha explicado Sabrià."Vivimos una situación de excepcionalidad y eso se traduce al día a día del Parlament", afirmó por su parte Pujol, secundado también por su par de ERC. Ambos han defendido que el acuerdo final, por el que cada uno de los diputados suspendidos de JxCat solicitará la delegación de voto temporal - y no un diputado sustituto, como hicieron los de ERC - de forma individual, garantiza la continuidad de la mayoría parlamentaria independentista. El acuerdo, que ha sido ratificado posteriormente por la Mesa del Parlamentno cuenta con el aval de los letrados de la Cámara.

La disputa

La tensión ha sido tal que, según advertían esta mañana fuentes republicanas citadas por El Periódico, el de este jueves "podría ser el último día de la Legislatura". Sendos grupos de ERC y JxCat liderados por Torrent y el 'president' Torra tuvieron que reunirse de urgencia para salvar una disputa que pudo costarle al independentismo su mayoría parlamentaria

A principios de semana, la formación fundada por Puigdemont y ERC habrían acordado 'acatar' en parte al juez que investiga el procés, Pablo Llarena, y sustituir a los seis diputados procesados por 'rebelión' (cuatro de JxCat - el propio Puigdemont, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull - y dos de ERC).

El presidente del Parlament, Roger Torrent
El presidente del Parlament, Roger Torrent EFE

En la práctica, sin embargo, el acuerdo se esfumaría. A la hora de hacer efectiva la sustitución, Oriol Junqueras y Raül Romeva acabaron enviando un escrito al Parlament para confirmar que su voto lo efectuará como diputado sustituto Sergi Sabrià. JxCat, por el contrario, informó a través de un escrito firmado por el diputado Albert Batet que los diputados suspendidos continuarán votando al amparo de la delegación de voto que hicieron en el propio Batet el 31 de mayo - previa a la suspensión de funciones decidida en julio por Llarena -, sin designar por escrito de forma individual a ningún sustituto ya que no consideran que estén suspendidos como sentenció el juez del Supremo. "Somos diputados a todos los efectos", remarcó este jueves el propio Puigdemont.

La delegación planteada por JxCat, según los letrados del Parlament, dejó de ser válida tras la sentencia del Supremo, y desde ERC, según fuentes consultadas por Europa Press, consideraron que abriría la puerta a problemas judiciales para los integrantes de la Mesa del Parlament y a que sus decisiones puedan en el futuro ser impugnadas. 

Oriol Junqueras
Oriol Junqueras EUROPA PRESS

Esta diferencia en la respuesta a Llarena pudo ser la gota que colmara un vaso ya lleno de tensión por las públicas diferencias políticas entre las dos principales formaciones independentistas. El último capítulo de la 'interna secesionista' fue el rechazo de ERC al ultimátum que puso esta semana Torra al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Según las fuentes citadas por El Periódico, los republicanos estaban esta mañana "hartos" de la forma de proceder de JxCat.

La deriva final

El presidente del Pleno, Roger Torrent, convocó la reunión de este jueves con el objetivo de que JxCat acceda finalmente a reconocer que la postura que delineó en su último escrito forma parte de "un defecto de forma" y cada uno de los diputados suspendidos identifique "personalmente" y mediante un escrito remitido al Parlament al diputado en el que delegarán el voto.

Según informaba La Vanguardia a las 13, Torrent dio entonces un 'ultimátum' de una hora a la formación del 'president' para que cada uno de los diputados suspendidos den sus delegaciones de voto por escrito antes de que la Mesa tome la decisión final.  Fuentes de JxCat citadas también por La Vanguardia acusaron entonces al presidente del Parlament de querer afectar el derecho a voto de Puigdemont; en ERC replicaron que era JxCat quien buscaba poner a Torrent en una situación comprometida. 

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont EFE

Finalmente, tras varias horas de negociación, desde JxCat cedieron a la última exigencia de Torrent y cada uno de los diputados suspendidos ha accedido a pedir la delegación de voto de forma individual. Todas ellas recaerán igualmente en Batet. Desde la formación de Puigdemont han insistido en que el acuerdo no ha supuesto hacer llegar nuevos documentos sino 'ratificar' el escrito ya enviado en la mañana de este jueves por Batet. 

Los letrados de la Cámara, en todo caso, han advertido que el texto acordado por los diputados de JxCat no resuelve los posibles problemas jurídicos de los que ya ha alertado ERC. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba