Santiago Abascal ha subido a la tribuna pasadas las 14.00 horas. Tras beber unos sorbos de agua ha arrancado su intervención pidiendo de forma contundente la detención de Torra. "La JEC ha decidido destituirle y la respuesta de Torra es la de un rebelde y sedicioso, que permite que se retire la bandera, convoca un Pleno y no se da por destituido", ha lanzado. Pero en España, ha acusado, no hay ley por las necesidades de investidura de Sánchez.

El dirigente de Vox ha ido endureciendo su tono a medida que el candidato socialista tachaba a su formación de "ultraderecha". De hecho, en la primera parte del cuerpo a cuerpo, Sánchez le ha reconocido que "incluso me ha parecido más moderado que el señor Casado". Sin embargo, a medida que avanzaba la batalla, Abascal ha terminado estallando contra el socialista, al que ha acusado de "venir al Congreso a soltar porquería sobre Vox".

Ni credibilidad ni respeto. Abascal ha reiterado una y otra vez que Sánchez prometió que no pactaría con los comunistas porque, en palabras del propio líder del PSOE, "conducen a la pobreza y a las cartillas de racionamiento y a la Venezuela de Chávez".

"El señor Sánchez dijo que no tendría ministros comunistas en el Gobierno porque entonces no podría dormir, igual que la mayoría de los españoles. Nos dijo que aquello le quitaba el sueño y nos llevó a nuevas elecciones. Dijo que prohibiría en el Código Penal los referéndums ilegales, y que nunca pactaría con los independentistas.

Lo voy a decir aquí para que conste en acta, ha enfatizado Abascal parafraseando a Sánchez: "'Yo no voy a permitir que la gobernabilidad de España dependa de partidos independentistas como ERC'".

"Un villano de cómic"

"Y hoy depende de su abstención. Consta en acta, señorías. Como consta en los actos del señor Sánchez la traición. Así que, en buena lógica, ya sabemos lo que es el señor Pedro Sánchez para muchos
españoles, algunos de los cuales le habían votado: un fraude, un mentiroso, un estafador, un personaje sin escrúpulos que a caballo del apoyo mediático y sometiendo a las instituciones, es capaz de cualquier cosa por seguir viviendo en el palacio de la Moncloa", ha enumerado sin pestañear.

"Es un villano de cómic, es un Tirano banderas, que lo mismo se envuelve en la bandera nacional que en la estelada, en la europea o en la cubana, un político indigno que ha cometido el mayor fraude electoral de la democracia, pactando al día siguiente de las elecciones con quien había prometido no pactar. Al día siguiente exactamente", ha ironizado.

Para el líder de Vox, Sánchez representa un fraude, "desde su tesis doctoral, convertida en secreto de Estado, hasta el discurso que ha interpretado hoy, que es toda una estafa a sus propios votantes socialistas y una traición al conjunto de los españoles".

"Alimentar el Leviatán comunista"

Acto seguido, Abascal se ha dirigido a los posibles socios de Gobierno para asegurar: "Da igual porque, señores comunistas y separatistas, a su testaferro ya nada le quita el sueño, mientras siga durmiendo en la Moncloa. Por cierto ha dicho el señor Sánchez que no nos gusta un pelo. Y es verdad, ya se gusta bastante él solito".

"Ustedes ya saben que el señor Sánchez les va a traicionar. Eso es algo evidente, y por eso mismo le van a obligar ustedes a cumplir sus acuerdos a toda prisa, acuerdos infames que producirán daños en algunos casos irreversibles", ha advertido.

Usted, le ha dicho a Pablo Iglesias, le ha pedido en primer lugar, unos cuantos sillones en el Consejo de Ministros, desde donde manejar presupuestos con los que alimentar ese Leviatán comunista, que necesita de la subvención y del dinero público y de los impuestos brutales para desarrollarse.

"Aquí hemos oído a un charlatán cuyas palabras tienen el mismo valor que las de un timador profesional. A un actor con corbata morado que lo mismo podía haber venido aquí con el lazo amarillo", ha insistido.

Réplica de Sánchez

Con la pelota en su tejado, el líder del PSOE ha iniciado su réplica recordando a Blas Piñar como el último representante de extrema derecha que intervino en el Congreso. "Ustedes son fuertes con los débiles. Ustedes son crueles con las víctimas de la violencia de género pero son sumisos con los poderosos", ha afeado el presidente en funciones.

"Ustedes mienten más que hablan y mira que hablan", ha apostillado Sánchez. "Pretendo que sus falsedades no queden sin respuesta. Ustedes libran una batalla contra el tiempo porque las ideas que defienden: el machismo, el racismo... todas estas ideas son las ideas que tenía el PP", ha incidido.

Sánchez ha pedido hasta en tres ocasiones que Abascal le mirase y le prestase atención cuando estaba tratando de "rebatir" las supuestas mentiras de Vox. Este gesto ha sido aplaudido por los de Vox. "Ya hemos avanzado en algo. Cuando teníamos 24 diputados nos ninguneaba, ahora con 52 me pide que le mire, si hay terceras elecciones quizá quiera pactar con nosotros", ha ironizado Abascal.