Política

El exdirector del máster de Cifuentes reclama "responsabilidades disciplinarias" para la juez

La magistrada Carmen Rodríguez-Medel advierte al abogado de Enrique Álvarez Conde de que sus quejas no las debe remitir al Juzgado sino que debe dirigirse al Consejo General del Poder Judicial

Enrique Álvarez Conde, director del máster de Cristina Cifientes
Enrique Álvarez Conde, director del máster de Cristina Cifientes EFE

Enrique Álvarez Conde, el exdirector del máster de la Universidad Rey Juan Carlos por el que está imputada la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, ha anunciado su intención de reclamar la posible "responsabilidad disciplinaria" de la juez de Madrid que investiga el caso, Carmen Rodríguez-Medel, según consta en una providencia a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

La resolución judicial, dictada el pasado 28 de septiembre, el mismo día en el que se conoció la decisión de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de archivar la causa contra el presidente del PP, Pablo Casado, destaca que el representante legal de Álvarez Conde, el principal imputado de la causa, anuncia "la posible responsabilidad disciplinaria" de la magistrada.

Y la juez, que cuenta con el apoyo de la Audiencia Provincial de Madrid, que apoyó su decisión de iniciar las pesquisas sobre el 'caso Máster', informa a Álvarez Conde de qué tiene que hacer para reclamar la responsabilidad del juez. "Hágase saber al letrado que deberá hacer sus alegaciones de responsabilidad disciplinaria de esta instructora ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y no mediante escritos en esta causa", especifica la providencia.

Archivo de la causa

La intención de Álvarez Conde de atacar a la juez se conoce justo después de que la magistrada archivara los delitos de prevaricación administrativa y cohecho para todos los imputados, incluido el propio exdirector del Instituto de Derecho Público (IDP).

La instructora toma esta decisión al constatar que el Tribunal Supremo y el teniente fiscal del Alto Tribunal, Luis Navajas, elevaban "notablemente el estándar de indicios para abrir la investigación en la pieza C respecto al aforado Pablo Casado". Y hace extensible esta interpretación al resto de alumnos, pero también a los profesores.

Navajas aludía en su informe a la falta de "indicios incontestables" que llevasen a concluir que el líder del PP podría haber incurrido en un delito de prevaricación a la hora de obtener su máster en la URJC, algo que para la juez es muy difícil que se dé al inicio de cualquier investigación judicial.

Por eso, y antes de que la Fiscalía recurra la decisión, el 'caso Máster' se circunscribe a la falsificación de documento público imputado a Cifuentes. Además, siguen investigados por el mismo delito Álvarez Conde, dos profesoras de la expresidenta y la exasesora de la Comunidad de Madrid María Teresa Feito.

Auxilio a funcionarios

El 'carpetazo' al grueso del caso, limitando la instrucción a la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cifuentes, sirve de auxilio para un total de 19 imputados por prevaricación y cohecho. Es el caso de algunos profesores y funcionarios que cometieron prácticas de dudosa regularidad y cuyo futuro laboral depende ahora de lo que pueda determinar la URJC.

Entre quienes ya no serán investigados, destaca la funcionaria que modificó la calificación de la política dos años después de acabar el curso y el profesor que mandó el e-mail para que se cambiara la nota

Entre quienes ya no serán investigados, al menos judicialmente -pues las pesquisas en torno al máster de Cifuentes y las cuentas del IDP continúan a nivel interno desde la Inspección de Servicios de la URJC- destaca Amalia Calonge, la funcionaria que modificó la calificación de la política dos años después de acabar el curso y que acompañó a Cifuentes a recoger el título en Secretaría.

También se libra de la investigación de la jueza Pablo Chico de la Cámara, el profesor que mandó el e-mail para que se cambiara la nota de la expresidenta regional, así como el entonces rector Fernando Suárez. Laura Nuño, 'número 2' del Instituto de Derecho Público, profesora de Cifuentes y directora del máster de Montón, queda fuera del procedimiento penal en fase de instrucción, ya que, en su caso, no habría participado en la falsificación documental del acta.

Las críticas de la jueza

Aunque Rodríguez-Medel acata el informe de Navajas, emplea el tono crítico en algunas partes del auto por el que decide archivar la mayor parte del 'caso Máster'. "Mención especial merece la rectificación de notas por parte de doña Amalia Calonge en relación con el expediente de doña Cristina Cifuentes, rectificación hecha en 2014. Dice haber seguido instrucciones del profesor Chico de la Cámara", destaca en el escrito al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Álvarez Conde se ha negado a declarar ante la jueza varias veces tras afirmar que está siendo víctima de una investigación prospectiva

Las contradicciones entre ellos en sus respectivas declaraciones son notables, continúa, pero en lo sustancial el profesor coincide en que comprobó el mérito académico de doña Cristina y ordenó la rectificación de lo que no había sido "más que un error administrativo en el expediente" . "Que lo hiciera personal ajeno a esta función Calonge no supone un indicio suficiente. Tampoco que lo hiciera dos años después de supuestamente haber defendido el TFM [...]", remata.

Cabe destacar que Álvarez Conde -a quien ahora solo se investiga por falsificación documental- se ha negado a declarar ante la jueza varias veces, leyendo al menos en dos ocasiones un documento en el que afirmaba estar siendo víctima de una investigación prospectiva, argumento que coincide con el del Supremo para no investigar a Casado, aunque sí reconocen trato de favor.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba