Política

Primera víctima en el Gobierno por el escándalo del espionaje a Podemos: dimite el director general de Información

El excomisario Villarejo aseguró que fue Alberto Pozas, exdirector de 'Interviú', quien le entregó el contenido del móvil de una ayudante de Pablo Iglesias

Dimite el director general de Información Nacional de Moncloa, Alberto Pozas, por el 'caso Villarejo'
Dimite el director general de Información Nacional de Moncloa, Alberto Pozas, por el 'caso Villarejo'

El director general de Información Nacional del Gobierno, Alberto Pozas, presentó este jueves su dimisión, que ha sido aceptada este viernes por el Consejo de Ministros. Pozas ha dimitido tras haberse visto envuelto en el presunto espionaje a Podemos por parte de un sector de la policía durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

Pozas, que hasta enero de 2018 fue director de la revista Interviú, fue quien presuntamente le dio al excomisario José Manuel Villarejo, que se encuentra en prisión provisional, un pendrive con el contenido de un teléfono móvil sustraído a una ayudante del líder de Podemos, Pablo Iglesias, cuando este era eurodiputado, según la versión de Villarejo publicada por OkDiario

El hasta ahora director general del Ejecutivo ha sido llamado a declarar el lunes por el juez Manuel García Castellón en el curso de una investigación abierta para aclarar si la policía espió a Podemos por indicación del entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Quien ha declarado esta semana en la Audiencia Nacional ha sido el que fuera jefe de Pozas en el Grupo Zeta, Antonio Asensio.

Asensio explicó ante el juez que a la revista Interviú llegó un pendrive con información irrelevante que fue desechada para su publicación, y que se pusieron en contacto con Pablo Iglesias para ponerla en su conocimiento, pero no con Villarejo. Iglesias también ha ratificado ante el juez esta versión.

Utilizado para atacar al Gobierno

En cualquier caso, todo hace indicar que la peripecia del pendrive no guarda relación con las investigaciones que supuestamente llevaron a cabo algunos policías para conseguir información negativa relacionada con Podemos, especialmente sobre su financiación por parte de Venezuela.

En el texto con el que Pozas se despide asegura que está "siendo utilizado para atacar al Gobierno y al presidente", y que eso no lo puede permitir. "Aunque hubo muy poco tiempo para aceptar el puesto que me ofrecían, hicimos un breve repaso de las cosas pendientes que heredaba de la dirección de Interviú, y en ningún momento fui capaz de valorar que un asunto que en otras circunstancias podría ser menor, fuera a convertirse en una especie de bomba informativa en plena campaña electoral", escribe Pozas.

"Quienes han creído que podían mezclar mi nombre con la conocida como policía 'patriótica', verán que estaban muy equivocados", termina el ya exdirector general del Gobierno.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba