Política

La desigualdad de los libros de texto en España: de los 6 euros de ayuda en Cataluña a los 100 de Andalucía

Las familias gastan unos cien euros de media por alumno y curso escolar en libros de texto. Un 54% de los alumnos de Primaria y Secundaria reciben algún tipo de ayudas, según el último informe de Anele

Un 54% de alumnos recibe algún tipo de ayudas para la adquisición de libros de texto.
Un 54% de alumnos recibe algún tipo de ayudas para la adquisición de libros de texto.

La falta de acuerdo político continúa agravando el problema de la brecha educativa entre los alumnos españoles. El acceso de estos a libros de texto actualizados, innovadores y de calidad, así como las normas por las que se rigen y las ayudas a las que pueden optar, dependerán en gran medida de la comunidad autónoma donde los estudiantes estén matriculados. Las competencias educativas están transferidas.

Tal es la desigualdad, que cada región dispone de su propio modelo de ayudas a las familias para la adquisición de libros y material escolar. Así,la inversión por alumno varía de los 5,74 euros que invierte Cataluña por alumno en situación de vulnerabilidad a los 108,3 euros que destina Andalucía a través de su sistema de préstamo universal.

En España, las familias gastan unos 100 euros de media por alumno y curso escolar en libros de texto. Un 54% de los alumnos de Primaria y Secundaria reciben algún tipo de ayudas para adquirirlos, es decir, más de dos millones y medio de estudiantes se benefician de ellas.

Las familias gastan unos cien euros de media por alumno y curso escolar en libros de texto. Un 54% de los alumnos de Primaria y Secundaria reciben algún tipo de ayuda

El 46% restante carece de apoyo económico. Así aparece reflejado en el informe El libro educativo en España - Curso 2019-2020, presentado por la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material Educativo (Anele) y que se basa en los datos aportados por las distintas comunidades autónomas.

Pero no todos los que disfrutan de ayudas para adquirir material reciben las mismas cuantías. Algunos tienen los libros de texto gratis al participar en programas de gratuidad como los que existen en Andalucía, Navarra, Comunidad Valenciana o, desde este curso, en la Comunidad de Madrid. En otros sitios como Extremadura se promueven los bancos de libros y en otros, como País Vasco, los alumnos participantes en el programa hacen una aportación parcial de los costes de los ejemplares.

Ayuda dispar para libros

Según los cálculos de los editores, la inversión media por alumno en los sistemas de ayudas a las familias de las distintas CCAA en el curso 2010/2020 se sitúa en 51,94 euros.

Mientras que Andalucía la dobla al destinar más de 100 millones de euros de presupuesto para la gratuidad de los libros de su casi millón de estudiantes en la etapa obligatoria (962.192), en Cataluña no llegan ni a los 6 euros. Estos son los que la región ofrece directamente a familias en situación de vulnerabilidad.

Por encima de la media también se sitúa La Rioja (102,15 euros); Ceuta (101,9) y Melilla (101,9), cuyas ayudas parten directamente del Ministerio de Educación; Valencia, donde se invierten 81,11 euros por alumno mediante el préstamo del programa Xarxa Llibre; Extremadura (53,27 euros) y Galicia (53,27 euros), con sus respectivos sistemas.

Por debajo de los 50 euros de media de ayuda para libros que se invirtieron en España el curso pasado está Murcia (49,69 euros), Castilla La-Mancha (47,70), Cantabria (39,46), Madrid (37,59), Canarias (33,25), Castilla y León (28,35), Aragón (26,99), Navarra (24,30), País Vasco (22,26) y Cataluña (5,74).

Obsolescencia de los libros

El informe de Anele explica que la diferencia de recursos destinados a la financiación de las ayudas a las familias para los libros de texto entre las Comunidades Autónomas está generando la desigualdad entre los alumnos, ya que no todos tienen las mismas posibilidades de acceder a los mismos recursos.

"Derivado de ello, la tasa de obsolescencia de los libros y del resto de los recursos didácticos se está acentuando. La renovación de los libros, considerada normal cada cuatro, años se está haciendo cada cinco, cada seis e incluso más años", recoge el documento.

Además, los editores denuncian que los programas de gratuidad o de ayudas para la adquisición de los libros de texto "cambian cada año" o se hacen "nuevos planteamientos peculiares en cada Comunidad Autónoma". En muchos casos, advierten, se hacen de espaldas a la comunidad escolar, lo que genera contestación en padres, profesores y, además, ponen en riesgo al sector del libro.

Ejemplo de ello son algunas "situaciones paradójicas" que, según los editores, han ocurrido en determinadas comunidades como el programa RELEO PLUS en Castilla y León, cuya normativa ha sido llevada en tres ocasiones a los Tribunales y en las tres ha sido declarada nula.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba