Las 40 maletas que salieron de la bodega del avión privado de Delcy Rodríguez y que la embajada venezolana se llevó en la madrugada del 20 de enero del aeropuerto de Madrid en un vehículo con matrícula diplomática no regresaron al día siguiente a Barajas, según fuentes consultadas por Vozpópuli

El equipaje se cargó a pie de pista en un vehículo propiedad de Venezuela y salió del aeropuerto sin pasar ningún control de seguridad. Una vez que Rodríguez y sus acompañantes se instalaron en la sala VIP de la terminal ejecutiva de Barajas, el vehículo enfiló hacia la zona de salida del aeropuerto y pasó la barrera sin ser revisado al ser un coche con protección diplomática. 

El abultado equipaje, que sorprendió a algunos de los testigos por su volumen, podría seguir en España todavía, ya que las bolsas no se embarcaron a la mañana siguiente en el vuelo comercial de Qatar Airways que salió a las 8.20 horas con la 'número dos' de Nicolás Maduro y dos de sus acompañantes.

Tampoco se introdujeron las maletas en el 'jet privado' de Sky Valet que contrató Caracas para llevar a Delcy Rodríguez a Madrid y que despegó a las 14.42 horas de ese lunes 20 de enero rumbo a Estambul (Turquía), una vez que la tripulación había cumplido con las horas reglamentarias de descanso.

Las fuentes consultadas no descartan que se hubieran subido al avión privado las bolsas vacías del equipaje descargado la noche anterior. En ese hipotético caso, habría habido tiempo de sobra para que el contenido del interior de las maletas se hubiera descargado en la embajada venezolana u otro sitio, ya que pasaron 14 horas entre el aterrizaje en la noche del 20 de enero al que acudió el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el posterior viaje Madrid-Estambul que hizo el Falcon 900 con sólo la tripulación a bordo.

Los otros pasajeros del vuelo

La vicepresidenta venezolana se subió al avión de Qatar Airways con dos de las cinco personas con las que vino desde su país. Una de ellas sería Carlos Eduardo Mantilla, al frente de la Dirección General de Seguridad Integral en el país sudamericano y que desempeña también las funciones de jefe de Gabinete de Delcy Rodríguez.

La 'número dos' de Maduro, tras su paso por Madrid, tuvo a los tres días en Ankara, capital de Turquía, una reunión con su homólogo turco para preparar el 75 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre el país otomano y Venezuela, de ahí que le acompañasen dos funcionarios.

Los otros tres pasajeros del polémico vuelo Caracas-Madrid que se quedaron en la capital española fueron el ministro de Transportes, Félix Plasencia, quien encabezó la delegación venezolana en Fitur, y dos asesores de su departamento, según las citadas fuentes.