El síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha apostado este jueves por la amnistía o el indulto para los dirigentes independentistas condenados en la sentencia del 1-O y poner en libertad a los que están en la cárcel, o hacer una reforma o derogación del delito de sedición, como "soluciones políticas" para el conflicto con Cataluña.

Ha resaltado que son instrumentos dentro del marco constitucional y que sus tres propuestas se basan en la premisa de que "esto es un conflicto político y, por lo tanto, tiene que estar en manos de los políticos", ha declarado en una rueda de prensa tras entregar al presidente del Parlament, Roger Torrent, el informe 'La sentencia 459/2019 del Tribunal Supremo y su repercusión en el ejercicio de los derechos fundamentales'.

Ribó también ha apostado por el diálogo y ha asegurado que tiene que ser "valiente y constructivo", incluyendo una consulta a la ciudadanía de Cataluña sobre su futuro político.