Política

El PNV mantiene en el aire su apoyo al nuevo decreto de alquileres del Gobierno

Los nacionalistas vascos estudian el borrador remitido por el Gobierno, que no aprobará en Consejo de Ministros sin tener garantizada su convalidación por el Congreso

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la sesión de control al Gobierno en el Senado.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la sesión de control al Gobierno en el Senado. EFE/ Kiko Huesca

El Gobierno aún no tiene cerrados todos los apoyos para el nuevo decreto de alquileres que tenía intención de aprobar este viernes en Consejo de Ministros y que la Diputación Permanente del Congreso deberá convalidar una vez que las Cortes estén ya disueltas.

El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, aseguró este miércoles que su partido está "examinando" el contenido del nuevo texto negociado por el Ministerio de Fomento con Unidos Podemos y que les fue remitido el pasado lunes. "Ya veremos qué es lo que sucede", zanjó sobre el apoyo de su grupo a la norma. El texto no incluye la limitación de los precios por parte de Comunidades o Ayuntamientos como reclamaban los morados pero contempla avances con respecto al decreto tumbado hace un mes por la Cámara Baja.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reprochó también tras reunirse con los diputados y senadores del partido vasco las "prisas" del Gobierno por aprobar decretos que no admiten debate ni modificaciones por parte de los grupos políticos. Dijo saber "más por la prensa que por textos oficiales" de los textos legislativos que prepara el Ejecutivo, al que a cambio pidió que "acelere" su compromiso respecto al traspaso de competencias del Estado al País Vasco antes de las elecciones generales del 28 de abril. "Si hay tiempo para hacer decretos ley, hay tiempo para hacer traspasos", concluyó. 

En la Diputación Permanente

Es la Diputación Permanente, el órgano de la Cámara que sigue activo entre legislaturas, quien debe convalidar los decretos en plena precampaña o incluso cuando esta haya comenzado. En el PNV no gustan las formas del Gobierno y la máxima de los jeltzales en la recta final antes de los comicios es que para dar su 'sí' a los eventuales decretos deben estar de acuerdo con la "integridad" de los textos propuestos.  "Presiones las justas porque si no acertamos al 100%, no nos va a temblar la mano para votar en contra", remata Esteban.

"Presiones las justas porque si no acertamos al 100%, no nos va a temblar la mano para votar en contra"

Aitor Esteban (PNV)

En la misma línea, los independentistas catalanes del PDeCAT también someten a examen en Barcelona los puntos que incluye el borrador elaborado por el Ejecutivo y proponen incluir incentivos fiscales. Su prioridad, al igual que la de los nacionalistas vascos, es que el nuevo texto no invada competencias autonómicas. Hay algunos puntos que les generan poco entusiasmo como la ampliación a cinco años de la duración mínima de los contratos para las personas físicas y de siete, en caso de personas jurídicas. Aunque si el Gobierno se compromete a incluir determinados beneficios fiscales, votarán a favor. 

Los republicanos catalanes, por su parte, son los que menos problemas deberían poner para convalidar el nuevo decreto en el Congreso. Según expuso el diputado Joan Margall en una interpelación parlamentaria este mismo miércoles sobre materia de vivienda, el decreto que ultima el Ejecutivo cumple con la mayoría de sus demandas. "Por lo que sabemos a día de hoy, las plataformas sociales y sindicatos están de acuerdo, y si están de acuerdo votaremos que sí", añadió el diputado Gabriel Rufián.

Pero los apoyos que necesita el Ejecutivo de Pedro Sánchez no se quedan ahí, sino que requiere también del respaldo de EH Bildu en la Diputación Permanente. Fuentes del grupo vasco explican que el Gobierno aún no ha contactado con ellos para sondear su apoyo ni han podido ver aún el borrador, que conocen parcialmente gracias a otros grupos. "Hasta conocer los detalles no determinaremos el sentido de nuestro voto", señalan las citadas fuentes. En base a eso "no podemos valorar si supone un avance suficiente con lo que antes rechazamos", añaden. 

¿Por qué ahora Podemos lo apoya?

El Congreso tumbó el pasado 22 de enero el decreto sobre vivienda y alquileres. Unidos Podemos justificó su voto en contra porque el texto aprobado por el Ejecutivo dejaba fuera la posibilidad de que Comunidades y Ayuntamientos fijasen topes máximos para el incremento de los precios en determinadas zonas 'tensionadas'. En el nuevo texto negociado entre los morados y representantes del Departamento que dirige José Luis Ábalos se incluyen avances respecto al anterior texto que, a priori, no deberían impedir el consenso entre los grupos parlamentarios.

Según fuentes conocedoras de las negociaciones, el borrador fija que las subidas entre un año y otro se limitarán obligatoriamente al incremento del IPC. Asimismo contempla la posibilidad de elaborar un sistema de índice de precios en el que pueden participar las Comunidades. También establece que, en caso de desahucio, los juzgados deberán avisar a los servicios sociales. En el anterior decreto contemplaba que el demandado podía informar a los servicios sociales y que, en caso de que estos apreciasen vulnerabilidad, debían advertirlo al juzgado.

El borrador fija que las subidas entre un año y otro se limitarán obligatoriamente al incremento del IPC

El nuevo texto acaba también con la fecha abierta para los desalojos y propone modificar la Ley de Enjuiciamiento Civilpara establecer el requisito de fijar una fecha y hora para los lanzamientos. En caso de la ampliación del plazo de los desahucios, se incrementa 1 meses más para el caso de personas jurídicas con respecto al anterior decreto. Asimismo, los contratos de 5 y 7 años deberán ser respetados también en el caso de no estar inscritos en el Registro de la Propiedad.

Por otro lado, se elevan los plazos de preaviso para la no renovación de contrato; de un mes para inquilinos y propietarios a 2 meses para inquilinos y 4 meses para propietarios. En caso de que el arrendador necesite recuperar el piso por necesidad antes del plazo mínimo, el nuevo borrador fija que esas causas deben estar recogidas en el contrato y deberá especificarse cuál de ellas es en el momento de la comunicación.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba