Política

Los críticos del PSOE se resignan al "cesarismo" de Sánchez hasta las elecciones

Creen que el Comité Federal se va a hacer el 'harakiri' aprobando el Reglamento de las primarias y aventuran que si el partido sigue sin remontar será muy complicada su sucesión porque se ha blindado  

El líder del PSOE, Pedro Sánchez
El líder del PSOE, Pedro Sánchez EFE

Pedro Sánchez no va a tener ningún problema este sábado para que el Comité Federal le apruebe la propuesta de reglamento de primarias por abrumadora mayoría o por unanimidad, como suele ser habitual en ese órgano. La Secretaría de Organización que dirige el valenciano José Luis Ábalos lleva semanas negociando con sus homólogos en las federaciones, incluidas las más críticas con Sánchez, y estas no van a presentar batalla.

Otra cosa es el sentir que recorre esas federaciones y cuadros no afines al ganador de las primarias el año pasado, en el sentido de que el reglamento es "un monumento al cesarismo"; "de hecho", señala un alto dirigente territorial a Vozpópuli, "se carga" el poder arbitral del Comité Federal y el de los Comités provinciales por la vía de que la Ejecutiva Federal tenga la última palabra "en las consultas y en todo". "No deja ningún margen de maniobra para que Susana Díaz, Ximo Puig, Emiliano (García-Page) y otros puedan celebrar consultas o no; pero él sí puede decidir qué hace en su ámbito".

"A partir de ahora, el voto de los militantes en las provinciales podrá ser corregido por el Comité Federal que él controla, por ejemplo, para los cabezas de lista en Elecciones Generales... Pedro ha perdido los congresos en muchas provincias. Esa es la madre del cordero", reflexionaba anoche un exdirigente socialista. 

Los críticos creen que el líder socialista nunca convocará primarias abiertas a simpatizantes porque puede poner en riesgo la mayoría que le dan los 60.000 militantes fieles que son su legitimación

Lo que sí ven bien algunos críticos en el reglamento es que "se carga" las primarias abiertas a simpatizantes que se habían instaurado en el 39 Congreso Federal, en la medida en que será Sánchez y su núcleo duro quienes decidirán si se celebran; pero, incluso, no dejan de avisar que es "un ejemplo más de que lo único que le interesa es cultivar el voto de los 60.000 militantes incondicionales que le apoyan y para eso no puede dejar su futuro como candidato a La Moncloa en manos de gente de fuera".

El problema, añaden, es que, si el sistema se consolida, aunque pierda las elecciones generales cuando éstas sean convocadas, "será muy difícil" removerle de la Secretaría General. Primero, no habrá una mayoría alternativa en el Comité Federal, como la hubo el 1 de octubre de 2016 en que él dimitió de la Secretaría General, que lo proponga a las bases. Y, segundo, sus 60.000 militantes fieles "han mostrado sobrada capacidad de resistencia" en las consultas.

"Todo va a quedar en manos de un clamor ciudadano y de los medios que, según como se produzca, puede ser el certificado de defunción de esta sigla", dice uno de los consultados, que piensa que el Comité Federal se va a hacer el "harakiri" (suicidarse) este sábado.

De hecho, entre los barones ha molestado especialmente que Ábalos señalara este lunes a las claras eso de "ahora el PSOE es de los militantes", como "si nunca lo hubiese sido antes en sus 140 años de historia", se queja una de las fuentes. 

Los críticos no se atreven a aventurar cómo sería la sucesión de Pedro Sánchez si el PSOE vuelve a salir derrotado porque creen que se ha 'blindado' a riesgo de llevarse la sigla por delante

 ¿Y si pedro Sánchez pierde otra vez las elecciones o no llega a gobernar? "Es difícil saber qué pasará, pero nada bueno", barrunta una diputada. "El PSOE ahora mismo está en encefalograma plano hacia dentro y hacia fuera: hacia dentro, porque todo lo que se hace es pensando en ganar la batalla orgánica. Ha habido una guerra civil interna y eso deja una fractura imposible. Y hacia fuera, porque todos los mensajes que damos es que estamos encerrados en nosotros mismos".

Mientras Albert Rivera está ocupado en cómo ampliar su base social, "toda nuestra preocupación es ver cómo nos restamos poder unos a otros en las agrupaciones". Un destacado presidente regional señala a modo de corolario a este periódico: "Cuando un país vive pendiente de sus partidos, y no sus partidos del país, mal vamos".  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba