Política

Casado afronta dos brotes de corrupción en su primera Ejecutiva

Dos episodios de presunta corrupción salpica a la nueva ejecutiva de Pablo Casado. Silván e Echániz, ambos en la cúpula del PP, aparecen en los casos "Enredadera" y "Lezo"

Casado afronta dos brotes de corrupción en su primera Ejecutiva
Casado afronta dos brotes de corrupción en su primera Ejecutiva efe

Antonio Silván, alcalde de León, aparece como informante del empresario José Luis Ulibarri sobre el desarrollo de una mesa dse Contratación. Un asunto espinoso por el que la oposición municipal reclama ya explicaciones y dimisiones. Silván entró en la Ejecutiva de Pablo Casado amparado por Juan Vicente Herrera, su fiel valedor. Enfrentado al sorayista Fernández Mañueco, presidente regional del partido, se alineó con el 'pablismo' en el último minuto. Su decisión fue recompensada.

Silván es el primer episodio relacionado con asuntos de corrupción que salpican al equipo de dirección del nuevo Partido Popular. El asunto que aparece en estas grabaciones está vinculado con el 'caso Enredadera", una red de adjudicaciones y gestión de semáforos que se extiende por ayuntamientos de toda España y de todos los colores políticos. 

El alcalde de León ya estuvo en la Ejecutiva de Mariano Rajoy y Casado ha optado por mantenerlo, pese a que Silván no había mostrado una particular querencia por la lista del actual presidente. En Génova se sigue con atención el desarrollo de este episodio que ha emborronado los primeros pasos de la nueva directiva. "Ahora que hemos dejado atrás el máster, nos llegan estas historietas", comenta un miembro del nuevo equipo directivo. 

Las réplicas del caso Lezo

Otro miembro de la directiva, Juan José Echániz, también atraviesa por un momento de turbulencias. El juez García Castellón ha citado a declarar en condición de investigados a todo el equipo de Gobierno de Alberto Ruiz Gallardón, del que Echániz formó parte. Se trata del caso Lezo y la compra de Inassa por el Canal de Isabel II con un beneficio de más de 70 millones. Dada su condición de diputado, el exconsejero de Sanidad es el único miembro del ejecutivo de Gallardón que no deberá comparecer ante la Audiencia. Llegado el  caso, debería hacerlo ante el Supremo al ser aforado. 

Echániz es hombre de confianza de Dolores Cospedal, fue consejero de Sanidad en su ejecutivo en Castilla la Mancha. Sorprendió que no se sumara a su candidatura y apostara desde un principio por Casado, quien le recompensó con el nombramiento de secretario general del Comité de Derechos y Garantías, presidido por Rafael Hernando.

No hay nada, comentan en Génova con relación a ambos episodios. En el caso del alcalde leonés ni siquiera hay citación ante el juez. Tampoco Echániz debe comparecer ante el tribunal, aunque el caso Lezo, que salpica al menos a dos expresidentes de la Comunidad madrileña, se encuentra aún en fase de instrucción. La aparición de estas dos noticias le pilló a Casado en Algeciras y Ceuta para seguir sobre el terreno los problemas de la immigración, uno de sus actuales caballos de batalla. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba