Congreso PSOE

Congreso del PSOE: qué es, cuándo empieza y cómo funciona

Más de 1.000 delegados, tres comisiones de debate y una Ejecutiva pendiente de aprobación. Los socialistas se preparan para el cónclave que votará la dirección y el proyecto del ganador de las primarias, el ya secretario general Pedro Sánchez.

La diputada del PSOE Adriana Lastra
La diputada del PSOE Adriana Lastra Emilio Naranjo

El PSOE celebrará este fin de semana su 39 Congreso, el primero ordinario desde febrero de 2012, cuando Alfredo Pérez Rubalcaba se impuso por 22 votos a Carme Chacón. Y el segundo al que llega Pedro Sánchez como líder del partido. Ya lo hizo en julio de 2014, pero entonces fue ratificado en un cónclave extraordinario, que Rubalcaba convocó después de la derrota de los socialistas en las europeas de ese año.

En esta ocasión, Pedro Sánchez no tendrá que ser ratificado. Su elección en las urnas del pasado 21 de mayo fue vinculante, porque las primarias para elegir al secretario general ya forman parte de los Estatutos del partido desde aquel 27 de julio de 2014. En este 39 Congreso lo que tendrán que votar los delegados acreditados es el proyecto del líder y la composición de la Ejecutiva y el Comité Federal.

1. El reparto de los delegados

En total, son 1.035 los delegados que participarán en este Congreso, para el que Pedro Sánchez ha elegido el lema de 'Somos la izquierda'. En ese millar, hay representantes de todas las federaciones del partido, en un número que se determina en función del número de militantes en cada territorio. Por eso, la delegación más numerosa, como ocurre siempre, será la del PSOE andaluz, con 255 miembros y más del doble de la siguiente en tamaño de la lista. Detrás, esta la valenciana (95) y le siguen la madrileña (80) y la catalana (77).

Los integrantes de esta lista fueron elegidos en los denominados 'congresillos' provinciales, después de las primarias, a finales de mayo. Después de su victoria, Sánchez logró que casi todos los territorios respetaran su petición y la inmensa mayoría aprobó listas pactadas con una representación similar a la que arrojaron las urnas el 21 de mayo.

Pese a las tensiones, y alguna provincia que se resistió al acuerdo, el resultado de esas votaciones afianzó el poder del secretario general: tiene la mayoría de los delegados suficiente para garantizarse que tanto su proyecto político como su Ejecutiva –ante la que no puede haber un voto en contra, sino sólo a favor o abstención-- salen adelante.

Además de los delegados por federaciones, las Juventudes Socialistas tienen derecho al 2% del total, lo que le ha otorgado el derecho de enviar a 20 de sus miembros. También habrá dieciséis representantes de las seis organizaciones sectoriales del PSOE (Educación, Medio Ambiente, Participación Ciudadana, Sanidad, Sociedad de la Información y Emprendedores, Ecocomía Social y Trabajadores Autónomos) que, como los 15 de la corriente interna de Izquierda Socialista tienen derecho a voz, pero no a voto.

El PSOE ha cursado invitaciones también para un millar de personas ajenas al partido, como miembros de sindicatos y de organizaciones de la sociedad civil, que acudirán al Congreso, junto a 518 observadores, también sin derecho a votar con los delegados.

2. El programa

El cónclave comenzará formalmente el sábado a las 10.00, en el recinto del Palacio Municipal de Congresos, con la elección de la mesa del Congreso, que estará presidida por el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, que tendrá a la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, como segunda.  

Hace tres años, la presidenta del Congreso fue la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que fue la encargada de anunciar la proclamación de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE.

Una vez elegida la mesa, y después de que Tudanca pronuncie unas palabras, la inauguración correrá a cargo de invitados al cónclave. Dado que el presidente de la Gestora, Javier Fernández, ha decidido no intervenir en el Congreso, Sánchez ha querido que el saludo inicial lo hagan los líderes de UGT, Pepe Álvarez, y CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, representantes de ONG y el presidente del Grupo de Socialistas y Socialdemócratas en el Parlamento europeo, Gianni Pittella.

Asimismo, habrá un mensaje grabado por el expresidente Felipe González, que no asiste al Congreso, ya que se encuentra estos días en Colombia. Sí estarán en la inauguración José Luis Rodríguez Zapatero, que el domingo viaja a Bolivia, y el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba. 

Antes de que comiencen los trabajos del congreso, a las 12.00 horas, también se elegirá la comisión electora, encargada de recibir las candidaturas a la Ejecutiva y el Comité Federal. Después, empezarán los debates de las enmiendas a la ponencia marco, organizados en torno a tres comisiones, y cuyo resultado final será el proyecto del PSOE. 

En total, se presentaron 15.846 enmiendas, que se han agrupado en 6.743. Entre ellas están las 84 que ha presentado el equipo de Pedro Sánchez para introducir los cambios que garantizan que lo que sale de este cónclave es su proyecto.

3. Tres comisiones de debate

Los debates se organizarán en torno a tres comisiones: marco estratégico, ponencia política y social; economía, empleo y sostenibilidad ecológica y modelo de partido. Eso sí, todo lo que tenga que ver con la organización interna del PSOE se debatirá a fondo y se aprobará en una conferencia posterior, que la dirección de Pedro Sánchez preparará para más adelante. Cada comisión, a su vez, tendrá tareas repartidas. Así, en la primera estarán moderando debates Cristina Narbona y Josep Borrell; en la segunda, Consuelo Rumí y Nuria Parlón, y en la tercera, José Félix Tezanos. 

A puerta cerrada, y repartidos en números similares, los delegados discutirán y votarán las enmiendas a la ponencia, las de Pedro Sánchez y las del resto. En la comisión política, se discutirá sobre todo el relato político de dónde está y cómo ha llegado hasta aquí, y se volverán a tocar los temas recurrentes en los congresos socialistas: Estado laico, monarquía o república o eutanasia. Además, en esta ocasión se espera un debate profundo en torno a la maternidad subrogada, que defienden muchas enmiendas, entre ellas de Juventudes Socialistas, pero a lo que se opone tanto la ponencia de la Gestora, como el secretario general. 

Las enmiendas, entre las que puede haber transacciones como si de un debate parlamentario se tratara, se votarán en las comisiones y el plenario del Congreso se pronunciará sobre el proyecto resultante, de manera global. Pero también podrán llegar vivas las enmiendas que, pese a ser rechazadas, tengan más del 20% de votos favorables en las comisiones.

En los congresos socialistas, lo habitual es que la votación en el plenario tenga lugar en la segunda jornada. Sin embargo, en esta ocasión la aprobación del proyecto político será el sábado y para el domingo se reservan sólo las votaciones de los órganos federales: la Ejecutiva que acompañará a Sánchez en la dirección del partido y el Comité Federal, que es el máximo órgano de poder del partido entre congresos. 

En ambos casos, los delegados sólo podrán votar sí o abstenerse. A falta de conocer la estructura completa de la Ejecutiva, tanto la perdedora de las primarias, Susana Díaz, como otros 'barones' críticos, han garantizado ya que apoyarán la dirección que Pedro Sánchez quiera nombrar y de la que ya se han conocido sus cargos más importantes: el secretario general situará a los dos coordinadores de su campaña en los dos puestos más relevantes. Adriana Lastra será la vicesecretaria general y José Luis Ábalos, el secretario de Organización.

4. Importancia de los militantes

Y hasta aquí llega la celebración de este cónclave en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, porque la clausura, por primera vez, no se hará en el mismo recinto donde tendrán lugar todos los debates y sólo ante los delegados e invitados al cierre. En esta ocasión, el secretario general del PSOE ha querido que el Congreso termine en un acto con militantes.

Por eso, y para dar cabida a muchos de los que, según su equipo, les han hecho llegar su voluntad de asistir al fin de un proceso en el que han tenido mucho que decir, se ha alquilado un pabellón en el vecino recinto de Ifema (a menos de 500 metros del palacio) con capacidad para más de 8.000 personas. En un principio, se reservó el mismo pabellón en el que el pasado 26 de marzo Susana Díaz lanzó su candidatura a las primarias, acompañada de todo el poder del PSOE, de hoy y de ayer, pero finalmente este acto se ha trasladado a otro de mayor capacidad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba