La Asamblea extraordinaria de Ciudadanos para elegir a la nueva dirección del partido, prevista para los días 14 y 15 de marzo, podría retrasarse debido a la convocatoria este lunes de elecciones en Galicia y Euskadi el 5 de abril en cumplimiento de los estatutos de la formación.

Según los estatutos, no puede celebrarse una asamblea general ordinaria o extraordinaria en los cuatro meses anteriores o posteriores a cualquier proceso electoral al que Ciudadanos concurra.

Fuentes de la gestora de Cs han explicado a EFE que realizarán de manera inmediata una consulta jurídica para determinar qué decisión adoptar ante este imprevisto electoral.

En caso de tener que retrasar el proceso, Inés Arrimadas seguiría ejerciendo de portavoz de Cs en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados.

Cuatro meses desde el 10-N

Precisamente, el proceso se retrasó hasta marzo y no se hizo poco después de la dimisión de Albert Rivera para respetar ese plazo que marcan los estatutos.

Se fijó entonces la fecha del fin de semana del 14 y 15 de marzo, que es cuando se cumple ese periodo de cuatro meses a contar desde las elecciones del 10 de noviembre.