Juicio del 'procés' Un guardia civil detalla la estrategia violenta que tenía Puigdemont para forzar la independencia

El 'número dos' de la investigación policial del 1-O ha asegurado que la cúpula del Govern planteó "el conflicto como término de negociación" de cara al referéndum ilegal 

El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada a la delegación de la Generalitat en Berlín.
El expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada a la delegación de la Generalitat en Berlín. EFE

"Si la negociación iba en la dirección que quería la parte nacionalista, la movilización disminuía". ¿Y si no? El 'número dos' de la investigación policial del 1-O ha explicado este lunes -ante el tribunal que juzga la causa del procés- la estrategia de Carles Puigdemont para forzar la independencia y conseguir 'su' república catalana. Según ha asegurado, la cúpula del Govern planteó "el conflicto como término de negociación" de cara al referéndum ilegal y estableció la "presión al Estado" como un "vector de influencia en todo el desarrollo estratégico".

El informe técnico policial del 20 de diciembre de 2017 -en el que participó el testigo- ya reflejaba la intención de Puigdemont y del resto de líderes independentistas de "generar una situación de conflicto máximo con el Estado" que hiciera "inevitable su actuación". 

"El Estado solo se podría ver forzado a intervenir al final del proceso y solo si la decisión fuese proclamar la independencia inmediatamente", se lee en el atestado que hace referencia a documentos incautados en el domicilio de Josep Maria Jové -el que fuera la mano derecha de Oriol Junqueras-.

El exsecretario general de Economía del Gobierno catalán, Josep Maria Jové Lladó (i)
El exsecretario general de Economía del Gobierno catalán, Josep Maria Jové Lladó (i) TONI ALBIR

Durante su declaración como testigo, el comandante de la Guardia Civil ha hecho especial hincapié en la agenda Moleskine, que recoge una "trazabilidad completa" de los hechos ocurridos hasta la celebración de la consulta ilegal. También ha mencionado el informe 'Enfocats', la denominada "hoja de ruta" del 'procés' de la que ningún acusado ha oído hablar; y las actas de las reuniones de la cúpula independentista.

Entre las anotaciones, Jové dejó constancia de que había que "avanzar hacia la ruptura social y nacional porque es la herramienta imprescindible para construir la República". En uno de los informes de la Guardia Civil, con fecha del 28 de noviembre de 2017, se relata cómo -según la información incautada- en una reunión en marzo de 2016 se reflejó que "para conseguir que la gente saliese a la calle y avanzar en el proceso constituyente era necesario generar más micro rupturas".

"Guerra y guerrilla"

El agente se ha esforzado en describir los contenidos de la documentación pese a la negativa de las defensas, quienes han criticado duramente el informe y han puesto en duda la imparcialidad de la investigación.

"Enfocats y la agenda tienen una línea en la que se habla de una doble legislación, un conflicto económico, social y jurídico; la estrategia de desobediencia civil; el desarrollo de las estructuras de Estado; el referéndum y la creación de la república", ha señalado ante las preguntas del fiscal Fidel Cadena.

Protestas en Cataluña.
Protestas en Cataluña. EFE

Según ha mencionado, en dichos documentos se analizaban los posibles escenarios que se modularían "en función de la respuesta del Estado" ante la organización del 1-O. Incluso ha hecho referencia a circunstancias de "guerra y guerrilla" encontrados en el "despacho profesional" de Jové.

Altercados = independencia

Entre los 147 folios intervenidos por el Instituto Armado se leen anotaciones acerca del referéndum; en varios, se hace una clara referencia a lo relatado este lunes por el comandante. "La clave es la movilización (obvio). Tanto por el éxito ante el Estado como porque los comunes y otros actores no se pueden descolgar. La movilización pasa por descentralizar en la sociedad civil parte de la ejecución de los preparativos", recoge el informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Josep Lluís Trapero a su llegada al Tribunal Supremo.
Josep Lluís Trapero a su llegada al Tribunal Supremo. EFE

En una sesión anterior en el Supremo, Ferran López, el que fuera mando de confianza del major de los Mossos d'Esquadra en el 1-O, José Luis Trapero, confirmó a preguntas del fiscal Javier Zaragoza, que tres días antes de la consulta el Cuerpo policial advirtió a los responsables de la Generalitat del riesgo de mantener la votación y pidió desconvocar la consulta.

Ante tal advertencia, lo que respondieron desde el Govern fue que tenían un mandato político y que el expresidente Puigdemont llegó a decir que, de haber altercados ese día, declararía la independencia "en ese momento". Posteriormente, el comisario Joan Carles Molinero confirmó esta versión ante el mismo tribunal. 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba