Máxima tensión en La Moncloa. El Gobierno y la Comunidad de Madrid negocian a contrarreloj una "orden consensuada" para cerrar la capital y evitar el estado de alarma. Las dos administraciones buscan fórmulas jurídicas para impedir una salida masiva de madrileños para el puente festivo del 12 de octubre. El Ministerio de Sanidad se ha quedado sin margen de maniobra tras la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha tumbado este jueves el confinamiento de Madrid y varios municipios de la región por vulnerar los derechos fundamentales.

Fuentes del Gobierno admiten a este diario que confían en alcanzar un consenso que evite una declaración exprés del estado de alarma para la región. La decisión del tribunal ha devuelto la libertad de circulación a toda la Comunidad en vísperas de varios días festivos. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha convocado de urgencia el grupo de coordinación con el Gobierno autonómico de Madrid para buscar soluciones. Y ha dicho que "adoptarán las decisiones jurídicas que mejor protejan la salud".

Una de ellas es la declaración exprés del estado de alarma para la región. Varias fuentes del Ejecutivo consultadas por Vozpópuli han pedido prudencia, sin descartar ningún escenario. "Estaremos a lo que recomiende la autoridad sanitaria", dicen estas fuentes. "Pero hay un puente y puede ser un problema".

Las dos administraciones negocian una orden que evite el estado de alarma y que entre en vigor en las próximas horas. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha retirado el recurso y las medidas cautelares solicitadas ante la Audiencia Nacional como gesto de buena voluntad en ese diálogo.

Las comunidades limítrofes de Castilla y León y Castilla-La Mancha están en alerta tras lo ocurrido este jueves. "No podemos restringir la movilidad dentro del territorio nacional", dicen desde uno de estos ejecutivos. "Según los tribunales, la única manera de atajar la movilidad en Madrid es la responsabilidad personal de cada uno".

Llamamiento a "evitar los desplazamientos"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha hecho un llamamiento a "evitar los desplazamientos" y ha pedido el cese de la "inseguridad jurídica". El tribunal ha tumbado las medidas de confinamiento que adoptó Madrid al amparo de la orden emitida por el Ministerio el 2 de octubre. 

En concreto, el tribunal toma esta decisión porque con estas medidas, dice, se ven "afectados los derechos y las libertades fundamentales".

Los magistrados no están de acuerdo con esta decisión del Gobierno. Y por ello, dan un tirón de orejas a Sanidad al asegurar, de forma literal: "Resulta llamativo que ante el escenario sanitario descrito no se abordara una reforma de nuestro marco normativo más acorde con las confesadas necesidades de combatir eficazmente la pandemia de la covid-19 y afrontar la grave crisis sanitaria que padece el país".