Política

La Comisión de la Reconstrucción nace sentenciada por los grupos parlamentarios

Mientras socialistas, Unidas Podemos y Cs apuestan por un plan 'exprés' disponible a finales junio, PP y Vox recelan del ritmo y de un cupo de comparecencias reducido 

El exlehendakari Patxi López.
El exlehendakari Patxi López. Efe

El fantasma del pesimismo vuela sobre la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica constituida en el Congreso de los Diputados para consensuar medidas frente al coronavirus. La primera toma de contacto se ha producido este martes con la reunión de la Mesa y portavoces y, a tenor de las ruedas de prensa posteriores, ha estado caracterizada por el recelo entre los grupos parlamentarios.

Mientras socialistas, Unidas Podemos y Ciudadanos apuestan por un ritmo acelerado que dé lugar a un informe con conclusiones a finales de junio, PP y Vox no parecen comulgar con la idea de un plan 'exprés' y un cupo de comparecencias reducido.

Los grupos podrán presentar sus propuestas de trabajo antes de las doce del mediodía de este miércoles para que este mismo día, al concluir la sesión plenaria, se pueda comenzar a dibujar la hoja de ruta a seguir en este nuevo órgano.

La propuesta que PSOE y Unidas Podemos redactaron sobre esta comisión y que la Mesa del Congreso aprobó recientemente centra el debate en cuatro bloques: el refuerzo de la sanidad pública; la reactivación de la economía y la modernización del modelo productivo; el fortalecimiento de los sistemas de protección social, de los cuidados y la mejora del sistema fiscal; y la posición de España ante la Unión Europea. Los populares plantearon -sin éxito- otro eje referido a libertades públicas.

Vox: "Hay vigilancia y recelo"

"Acudimos con mucha precaución a esta comisión. No solo por los componentes de la Mesa. Quizá lo que se pretende con ella es encontrar una manera de abrazarse a la oposición para que nadie dude de la forma en la que el Gobierno está llevando a cabo la reconstrucción", ha valorado el portavoz de Vox Iván Espinosa de los Monteros.

"No parece que se nos haya requerido mucho. Aportaremos nuestra propuesta mañana a las 12.00 horas. Nos parece llamativo el escaso número de comparecencias que se deben mantener. Debería haber más", ha apuntado. Vox teme que el órgano que acaba de echar a andar esté diseñado "bajo el adaggio de 'si quieres que no pase nada, monta una comisión'. Hay "vigilancia y recelo" ante el desarrollo de esa comisión.

En contraste con Italia, dice, la comisión en España está impulsada por "políticos socialcomunistas con nulo conocimiento de cómo funciona la economía, la industria y la Sanidad". "En Italia la reconstrucción está en manos de un grupo de expertos con capacidad de gestión que no vienen de la política", ha comparado. "Nuestras esperanzas no son elevadas", ha zanjado.

A término de la reunión, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, tampoco ha tirado cohetes. "Apostamos por plazos cortos porque se necesita un plan cuanto antes. Para ser eficaz, el plan de reconstrucción tiene que llegar cuanto antes", considera.

El diputado espera que el PP deje de "seguir" a Vox y apueste por el "consenso". "No soy optimista, pero creo que tenemos que intentarlo. Ojalá intentándolo mi optimismo vuelva y lo recupere. Tengo la convicción de que hay que intentarlo", asegura.

El portavoz de la formación morada ha defendido una de las propuestas que su partido promueve es la creación de un impuesto a las grandes fortunas y ha recordado que "está incluida en el acuerdo con el PSOE".

Composición de la Comisión

La comisión para la reconstrucción nació envuelta en la polémica por la composición de su la Mesa. En total, la comisión estará con aproximadamente medio centenar de parlamentarios de los distintos grupos políticos, si bien también podrán participar expertos y miembros de la sociedad civil. Con 46 miembros, se ha convertido en la comisión más amplia de todas las creadas en el Congreso. 

El socialista Patxi López Álvarez será el encargado de presidir la mesa el órgano y fue nombrado por mayoría. El nombramiento de Enrique Fernando Santiago Romero (IU) como vicepresidente primero no ha gustado a los partidos de la oposición.

Santiago es secretario general del Partido Comunista de España, cargo que ocupa desde 2018, y ha desarrollado un papel de mediador como miembro del equipo jurídico de las FARC en las negociaciones de paz entre esta organización y el Gobierno de Colombia. Su cargo en la Comisión de reconstrucción ha sido rechazado por algunas fuerzas políticas como Vox.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba